Sociedad / 10 de Mayo de 2013

Los periodistas de América

Una pelea que da buen rating

Con Lanata como colega invitado, la interna ventilada al aire del canal de Palermo no se detiene y suma audiencia. Egos y enojos.

Por

“Vos sabías a quién estabas entrevistando”, justificó Graña cuando Majul se quejó de la actitud de Mónica Gutiérrez en “La Cornisa”.

En rating estamos bárbaro, lo que necesitamos ahora es un psicólogo”. El diagnóstico es de un hombre con alto rango en América TV. Es que el escándalo por la ruta del dinero K estalló en la pantalla de El Trece, pero fue en el canal de Palermo donde se sintieron las esquirlas: la audiencia crece a la par de los enfrentamientos entre sus periodistas, que se cruzan en vivo por diferencias políticas, conceptuales y hasta personales. La última disputa fue la que protagonizaron la conductora del noticiero, Mónica Gutiérrez y Luis Majul: ella se retiró intempestivamente de La Cornisa después de una discusión que comenzó en vivo y siguió en los cortes. No era la primera pelea para Gutiérrez ni tampoco para Majul. Él venía de lamentar su participación en un informe de Luis Ventura sobre Jorge Lanata y ella ya se había cruzado semanas antes con Rolando Graña por una entrevista a Federico Elaskar, el financista dos veces arrepentido del caso Báez-Fariña. “No me gusta que discutan entre ellos”, jura Daniel Vila, pero cuesta creerle. El rating acompaña.

América pelea el segundo lugar en la televisión gracias a su política de salir siempre en vivo: desde la mañana a la noche, no hay ficciones en la programación ni envíos pregrabados que permitan un mínimo control de lo que pasa en el aire. El vértigo permite explotar el rating minuto a minuto, pero supone sus riesgos: no se pueden editar los exabruptos y las peleas llegan sin intermediarios hasta el televidente. El morbo, agradecido.
Caso Majul. El morbo –precisamente– era el tema de “La Cornisa” el domingo 5. Majul abrió su programa con dardos para Luis Ventura, que el día anterior había dedicado un envío completo a ahondar en el pasado de Lanata. Majul, como su biógrafo, había concedido una entrevista con la condición de que emitieran también su condiciones: quería dejar claro que entendía un ataque a Lanata como una suerte de desvío de atención favorable al Gobierno.

El programa de Ventura había sido lo esperable: testimonios picantes, contradicciones en viejos tapes y hasta grafólogos que analizaron la firma de Lanata. La enfermedad de su madre, su historia con la droga, la fragilidad de su salud y hasta su relación de pareja quedaron bajo la lupa de Ventura, que ya le había dedicado al periodista la tapa de Paparazzi. Era un capítulo más de la batalla desatada después de la cámara oculta a Leonardo Fariña en “Periodismo Para Todos”. El marido de Karina Jelinek se sentó en el living de “Intrusos” y aseguró que todo había sido ficción. Ventura se mostró convencido y defendió a Fariña con un ahínco que muchos encontraron sospechoso. Por ejemplo, Lanata. Cuestionó a Rial y a Ventura y los acusó de responder a directivas de Casa Rosada y de Carlos “el Chino” Zannini, el secretario de Legal y Técnica. Con Rial el asunto se aclaró al aire, en dúplex radial entre Mitre –donde trabaja Lanata– y el ciclo del conductor de “Intrusos” en las mañanas de La Red. Pero Ventura quedó fuera de la reconciliación y Lanata tuvo su respuesta: la tapa de revista y el programa especial, ambos nutridos con la biografía escrita por Majul y publicada en diciembre del año pasado.

Para leer la nota completa, adquiera online la edición 1898 de la revista NOTICIAS.

 

5 comentarios de “Una pelea que da buen rating”

  1. Perdon , pero periodistas solo veo 3 lanata, majul y gutierrez despues tenes 3 burdos , poco sutiles operadores mercenarios nada artesanales como diria el turco asis y por ultimo un respetable conductor y presentador de noticias que de vez en cuando vende quesos y yogures en publicidad .

  2. Periodistas ? vemos cientos de canales de todo el mundo y sabemos como actuan los verdaderos periodistas. Estos de América tienen de todo, hasta rating, menos …verguenza… incluyo a la Sra Gutierrez que planea ser una anguila en un balde de moco , al decir del Dr. Matera..(viene bien recordar que dejamos morir amédicos como Matera y Favaloro, maltratados por el Estado en cada momento) quiere ser una…pero no le sale…porque el buen periodista jamás esta bien con Dios y con el Diablo… reflejan lo que somos…

  3. Qué lastima que el periodismo, a causa de la mala praxis de unos pocos, haya caído, como profesión, a los niveles más bajos de la historia de que se tenga memoria. De cualquier chisme o rumor, o de cualquier idea truculenta surgida de mentes enfermas de maldad, se arman noticias lo más torcidas posibles para tener atrapadas a una morbosa audiencia masiva, que en forma psicótica es proclive a consumir cualquier falso pasquin como noticia verdadera. Así es que cualquier chismorreo oido al pasar, cualquier rumor, suposición y conjeturas propias de mentes enfermas y aberradas, con la pretensión de ser de buena fuente, inciden y enturbulan a la sociedad, sobre todo a esos públicos que por no ser capaces de pensar por sí mismas como seres libres, toman como verdadero a cualquier noticia inventada y falsa. Mienten descaradamente sin ningún pudor ni vergüenza. Luego vienen las justificaciones y explicaciones cuando la mentira queda al descubierto.
    Son noticias armadas para crédulos y tontos, para enojarlos, implantarles odio y enojo, alterando sus vidas y sus estados emocionales. En otras palabras “enfermándolos” moral y espiritualmente y en consecuencia, tal vez también físicamente. Es conocido lo que los médicos dicen: “La mente influye en el cuerpo”. O sea, una mente enferma, enferma el cuerpo.
    Sin duda que estos son métodos que tienen fines muy bien definidos. Los principales son los fines económicos y políticos, que intentan lograr adhesión a favor y rechazo a otro. (No son prácticas de auténticos líderes políticos sino de fracasados como tales). Algunas de esas noticias que se difunden parecen surgidas como de las profundidades de las cloacas, donde haya andado buceando el individuo que con morbosa satisfacción la generó y le da elementos para armar un gran show mediático o para presentar el titular periodístico más escandaloso. Eso vende y es deshonesto.
    Sería el típico caso del periodismo que se ejerce de un modo parecido a un soldado mercenario, que no pelea la guerra en interés de su propia patria sino en la guerra de otro, que lo ha comprado por sus servicios. El deshonor de la profesión se hace patente cuando vemos la alevosa manipulación de mentes humanas y voluntades para llevarlas a voluntad, a una infame sujeción y dominio, control y dependencia , implantandoles ideas falsas e inventadas, para luego arriarlas como a manadas hacia cualquier lado. Esto equivale a influenciar negativamente sobre la salud mental de la sociedad y por eso, desde mi punto de vista, estas practicas deberían ser consideradas delitos. El odio y el enojo enferman.

    La alegría, la fe, las ilusiones y los sueños de futuro y la esperanza son el mejor signo de salud fisica, mental. moral y espiritual. Rostros grises, agrios y crispados hablan de por sí solos cual es su estado emocional y su salud. Unos y otros, contagian a quienes estén es sus cercanías. De nosotros depende de qué lado queremos estar.

    Lamentable que por la inmoralidad de unos pocos, la profesión de periodista, en gran parte, hoy sea considerada como una profesión “Indigna de Confianza#”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *