Teatro / 3 de junio de 2013

teatro

Un clásico revisitado

“¡Barranca Abajo!” escrito y dirigido por Edgardo Dib, basado en el clásico homónimo de Florencio Sánchez. Con Oscar Mercado y elenco. Teatro Real, San Jerónimo 66, Córdoba.

Por

Hay que celebrar el bienvenido vínculo de dos organismos gubernamentales dedicados al arte escénico, como son el Teatro Real de Córdoba y el Teatro Nacional Cervantes, que dentro del Plan Federal de Co-participación de este último, aunaron fuerzas para concretar una interesante propuesta.

Considerada la obra maestra del uruguayo Florencio Sánchez (1875-1910) y el modelo de la tragedia rural rioplatense, “Barranca abajo” posee dimensiones míticas que la rescatan del localismo y la proyectan a lo universal. Lo que está en juego es la dignidad del hombre, criatura inconstante y contradictoria, y su eventual redención por una muerte estoica. Más allá del maniqueísmo básico de los roles (buenos y malos lo son hasta extenuarse) y un conflicto que, en la superficie, parece simplista en su planteo, casi un folletín demasiado conocido. Pero los atributos de un notable dramaturgo –su temprano deceso le impidió, tal vez, alcanzar plena madurez– se observan en la resolución dramática, la estructura en que los diálogos impulsan la acción y el perfil propio de cada personaje.

Para leer la nota completa, adquiera online la edición 1901 de la revista NOTICIAS.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *