Restaurante / 11 de Junio de 2013

resto

Comerse a besos

“Te Mataré Ramírez”. Gorriti 1651, Palermo. 4831-9156. Cocina afrodisíaca de autor. Martes a domingo desde las 20.30. Show a las 22. Reservas. Principales tarjetas. Precio promedio: $ 250.

Por

¿Existe la cocina afrodisíaca o es un mito? Todo depende del nivel de expectativas. Nada que uno coma hace el efecto de un Viagra, pero sí hay ciertos productos, como los pescados y mariscos; y ciertas preparaciones, como las agridulces, que invitan a expandir los sentidos. Ni hablar del champagne y de los tragos con frutas, que enseguida sintonizan, sobre todo a las mujeres, con la idea de la intimidad. Claro que la predisposición es fundamental, por eso un ambiente adecuado es casi tan importante como lo que se ingiera. A eso debe su éxito “Te Mataré Ramírez”, este restaurante-teatro que desde hace 18 años, es una previa infalible para el amor.

Cortinados rojos, mesas para dos, media luz. En “Te Mataré Ramírez” son todas parejas y a pesar de lo reducido del espacio, la intimidad se sostiene. Lo primero es ordenar un trago del Ramírez Open Mind Bar, como el “Sumisa y Perversa”, un frozen de Baccardi y frambuesas. Ya desde la lectura de la carta, empieza el show erótico. “Sudores de Niña Virgen” (ensalada de confit de ave, hojas verdes, mango, alcaparras y huevo poché), “Mi boca implora bajo su cielo femenino” (mollejas grilladas con puré de coliflor a la vainilla, chips de papas y crema de ajo) y “Húmeda y entregada, huele a gloria” (langostinos envueltos en panceta ahumada con compota de tomate cherry y frutilla); son algunas de las sugestivas entradas, siempre mejor compartidas. La cocina de “Te Mataré Ramírez”, a cargo del recientemente incorporado Nicolás Alarcón, sorprende por su calidad, preparación y presentación.

Los platos son elaborados, pero privilegian el sabor de las materias primas y encuentran un buen equilibrio con los ingredientes de sus preparaciones, sin empalagar. En los platos fuertes, se pasa a mayores. Sugerimos, para ella, “Me mira extasiada mientras pide penetración” (lomo de salmón al Tandoori con pack choi y vegetales baby grillados) y para él, “El goce de su tesoro y mi lengua encendida” (lomo de ternera, papines andinos y salteados en manteca y puré de maíz).
Cuando los sentidos ya se abrieron al sabor y el alcohol circula por las venas, se acortan las distancias: las parejas de sientan juntas para mirar el show. Los viernes está la sexy Dolly Kent, una excelente prestidigitadora, que nos transporta al mundo del cine de oro con su show de magia y erotismo. Los miércoles, jueves y domingos, los actores Fernanda Caride y Adrián Batista encienden la imaginación con los relatos eróticos de escritores famosos en “Rubor (Sexo al oído)”. Por último, los martes y sábados, se presenta “Pulsión Porteña”, un espectáculo coreográfico que fusiona danza y acrobacia. Cabe aclarar que los shows no son invasivos: duran el tiempo justo y sorprenden por su calidad.

Con los primeros besos, llegan los postres. Pruebe el volcán de chocolate, “Hasta gritar de placer y dolor”. El secreto del nombre del restaurante resérvelo para su visita. El carismático dueño de “Te Mataré Ramírez”, Carlos Di Cesare, lo vivió en carne propia y lo cuenta mejor que nadie.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *