Deportes / 14 de Junio de 2013

Chau lucha

Olimpíada peleada

El Comité Olímpico excluyó a la lucha libre, una de las disciplinas más antiguas. Internas, modernización y piquete grecorromano.

Por

ENREDADOS. Pese a que la lucha tiene muy buen rendimiento en venta de entradas y televisación, se queda afuera.

El Comité Olímpico Internacional (COI)decidió dejar afuera de los juegos 2020 a la Lucha Olímpica (lucha grecorromana y libre, o “wrestling”), una de las disciplinas más antiguas. Según Mark Adams, vocero del comité, la decisión se tomó con la intención de renovar el programa. “No se trata de que haya algo malo con la lucha, se trata de lo que queremos para los 25 deportes base” que aparecen en cada edición, más allá de los deportes “extra” que cada año pujan por entrar. Pero ser expulsado del núcleo olímpico no condena a la lucha de forma definitiva. Para volver a ser parte del programa, la disciplina deberá competir con squash, escalada, karate, wu-shu, béisbol, wakeboard y patines sobre ruedas.

Titanes. Mejor aclarar para que no oscurezca: la lucha grecorromana no es exactamente lo que hacía Martín Karadajian, aunque en algunos aspectos buscara imitar su estética. Es un deporte en el que los contrincantes se enfrentan en un colchón vistiendo mallas reglamentarias azul y roja y buscan derribarse con lances, barridas o tacles hasta que la espalda de uno de los dos haga contacto completo con la lona. Existen dos modalidades competitivas: la libre, donde se permiten los tacles a una y dos piernas, y la grecoromana, donde las piernas no se pueden tocar.

Los números no mienten, la lucha es más popular de lo que parece: de los 198 países del mundo, 178 tienen federaciones dedicadas a este estilo de combate. Además, es deporte nacional en Mongolia, India, Irán, Senegal, Turquía. En Estados Unidos se practica en casi todos los colegios secundarios y universidades, y durante los Juegos de Londres fue el deporte de combate con más entradas vendidas, mayor rating de televisación y diversidad de naciones a la hora de las medallas.
Entonces, ¿con qué argumentos excluirla? La información oficial dice que el COI basó su decisión en la escasa valoración que obtuvo la lucha en un detallado análisis de las 26 modalidades deportivas olímpicas utilizando un total de 39 criterios, entre ellos cuotas de televisión, cifra de asistencia, venta de entradas, distribución, número de deportistas y atracción hacia la juventud.

“Hubo problemas en cuanto a la inclusión de la mujer en la Federación Internacional de Luchas Asociadas”, explica a NOTICIAS Javier Broschini, entrenador Nacional, “El Comité pedía que por lo menos tres o cuatro miembros del bureau fueran mujeres y que modernicen el sistema de puntajes para que resulte visualmente más atractivo a los espectadores y la televisión”. Pero además está el rumor de un conflicto económico entre el presidente anterior y el COI”. Algo de cierto debe tener la conjetura: a días de conocerse la decisión, el presidente de la FILA Raphael Martinetti presentó su renuncia y comenzaron a hacerse cambios. “La Federación definitivamente entendió las razones por las que fueron expulsados”, dijo Jacques Rogge, presidente del COI, “Tendrán mujeres en la junta directiva, y cambiarán la duración de los episodios para que sea más claro para el público en el conteo de los puntos”.

Para leer la nota completa, adquiera online la edición 1903 de la revista NOTICIAS.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *