Showbiz / 20 de junio de 2013

EL FENÓMENO BOLLYWOOD

Cien años de cine en la India

La industria que en el vasto mercado asiático mueve más millones que en Estados Unidos. Orígenes mafiosos, alto consumo interno
y crecimiento récord.

Por

Hitos de Bollywood. "Ra.One" de ciencia ficción, es la película más cara de la historia india.

La ciudad de Bangalore, el polo tecnológico de la India, ya no es solo el Silicon Valley de uno de los mercados más grandes del mundo, sino también el hogar de la industria cinematográfica del país. Bollywood, un juego de palabras donde Bombay, la ciudad origen del fenómeno, y Hollywood, acaba de cumplir un siglo de vida y vende 15 millones de entradas por día, con un crecimiento anual  de entre 7% y 10%.

En mayo de 1913 se estrenaba el primer largometraje –“Raja Harishchandra”– de una industria que crecería a un ritmo exponencial. Hoy produce entre 800 y 1.000 películas al año, contra las 500 de su par norteamericano. En un país con una población de más de 1.200 millones de habitantes, el grueso del mercado interno es más que suficiente como para que Bollywood haya facturado 2.200 millones de dólares en el 2012 sin necesidad de una política de exportación de sus largometrajes. La mayoría de las ganancias son producto del consumo local y de comunidades indias en el exterior.

Pero si los millones de tickets diarios que vende la India representan la mayor cantidad para un país, además el costo al público de cada una es de los más bajos del planeta: menos de tres dólares la unidad, contra los ocho que valen en Estados Unidos y los más de ocho que, al cambio oficial, se cobran en Argentina. Esta combinación explica en parte por qué la facturación de Hollywood, con casi la cuarta parte de “viewers”, es monstruosamente superior: 34.700 millones en 2012.

Todo un estilo. Tal vez la tradición más distintiva de las películas de Bollywood sean sus escenas musicales, que incluyen cantos y danzas típicas del país. La banda de sonido de cada largometraje es un eje fundamental para el éxito del producto y casi tan importante como el guión. Hasta un 15% de los ingresos de un filme están dados por la venta de sus canciones, en manos de discográficas tan importantes como Sony o las locales Saregama y Tips. Bollywood acapara un 45% de las ventas de la industria musical india. Es táctica habitual de lanzar los temas de la película al mercado varios meses antes que se estrene, para promocionarla y proyectar los réditos futuros. Si el tema vende, la película casi que seguro venderá.

Además, Bollywood marca tendencia. Cómo vestir, cómo bailar, qué música es la que hay que escuchar. Tiene un fuerte impacto en la moda tanto en India como en la región, e incluso ejerce influencia en África y Medio Oriente. En su libro “El negocio de Bollywood”, la periodista Manjeet Kripalani asegura: “El único rival de Bollywood en la disputa por los corazones indios es el juego del cricket”.

Para leer la nota completa, adquiera online la edición 1904 de la revista NOTICIAS.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *