Arte / 20 de junio de 2013

arte

Transmutaciones y variaciones

“Manuel Espinosa” en MACBA. “Geometrías: Desvíos y desmesuras” en OSDE.

Por

La abstracción geométrica sigue vigente en trabajos que crean mundos capaces de reavivar la mirada y liberar la mente, como los de la sólida muestra “Geometrías: Desvíos y desmesuras”, que inicia con el recuerdo de los 100 años de su aparición marcada por el suprematismo –movimiento basado en formas geométricas esenciales–, tras las ideas de Kazimir Malevich.

En el contexto cultural argentino, la abstracción surgió de la original asimilación y transmutación de las vanguardias europeas de principios del siglo XX y se manifestó alrededor de los años `20 con Emilio Pettoruti y Xul Solar, que frecuentaron escenarios cubistas y futuristas en Europa. Luego de las propuestas del arte concreto de los años `30 con Juan del Prete y Yente (Eugenia Crenovich), otros artistas constructivos crearon la Asociación Arte Concreto-Invención y Grupo Madí en los `40, deseosos de cortar con la representación de la realidad y con cualquier huella de subjetividad.

Uno fue el precursor Manuel Espinosa (Buenos Aires, 1912- 2006), celebrado en un magnífico libro publicado por Colección Espinosa (2013) y en “Manuel Espinosa. Geometría en movimiento”, exhibición curada por Ayelén Vázquez en el Museo de Arte Contemporáneo de Buenos Aires. “Un hombre puede demostrar que la geometría es un hecho deslumbrante, cuando se la manipula con tal delicadeza y tal estado de amor casi religioso. Un hombre es capaz de generar un cuadrado; y borrarlo; y superponerlo; y hacer con este elemento, tan simple, profesiones de fe, cumplir ritos secretos y calladas devociones. (…) Un hombre puede ser un cazador: un perseguidor de armonías escogiendo tonos y semitonos hasta que lo que dice se vuelva musicalmente audible”, escribió Marta Traba en 1974, a propósito del paso por Caracas del notable Espinosa. (Lunes a viernes, 12 a 19 –cerrado martes–; sábados y domingos 11 a 19.30. Entrada, 20 pesos, descuentos. Av. San Juan 328).

Para leer la nota completa, adquiera online la edición 1904 de la revista NOTICIAS.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *