Opinión / 26 de Julio de 2013

Chevron, Chevron, qué grande sos

Empetrolados. Los kirchneristas no pueden explicar la contradicción de haber expropiado YPF para terminar beneficiando a una compañía estadounidense.

Ilustración: Pablo Temes.

Dijo una vez el norteamericano Irving Kristol que un neoconservador es un progre que ha sido asaltado por la realidad; como el ex trotskista sabía muy bien, los miembros más destacados de la cofradía en que militaba habían iniciado su periplo ideológico como revolucionarios marxistas. Lo mismo podría decirse de aquellos kirchneristas que, en palabras de Axel Kicillof, pasaron “de chavistas a vendepatrias en un día” al colmar de privilegios a la petrolera yanqui Chevron para que celebrara un matrimonio de conveniencia con YPF. Por mucho que les cueste entenderlo, para que “el modelo” se mantenga a flote, la tripulación tendrá que echar por la borda los anticuados motores populistas que han dejado de funcionar y remplazarlos por otros más modernos, o sea, más “neoliberales”. Es lo que hicieron hace mucho los socialdemócratas en Europa y los comunistas en China; para indignación de los ingenuos, cuando el voluntarismo se estrella contra los hechos, estos suelen imponerse.

Como no pudo ser de otra manera, opositores de todos los pelajes, izquierdistas y derechistas, fanáticos del estatismo y defensores, por lo común vergonzantes, de la libre empresa, aprovecharon la oportunidad brindada por el convenio con Chevron para ensañarse con los kirchneristas. Mientras que algunos los acusaron de entregar la sacrosanta soberanía hidrocarburífera a una corporación imperialista para que se pusiera a destruir el medio ambiente patagónico, llenándolo de agujeros y contaminando el agua, otros se burlaron de la hipocresía de quienes habían tomado la expulsión de los españoles de Repsol por una gesta libertadora, además de quejarse por la falta de transparencia del acuerdo, ya que al gobierno de Cristina no se le ocurrió convocar a una licitación internacional, como corresponde en casos como este.

El pacto con Chevron que, según parece, contiene cláusulas que el Gobierno no quiere revelar y estará bajo jurisdicción francesa, se asemeja mucho a las privatizaciones de la década que fue ganada por el menemismo; es desprolijo, poco equitativo, puesto que para el socio extranjero es una ganga, y con toda seguridad motivará su cuota de escándalos en los años venideros. Con todo, tanto en los años noventa del siglo pasado como en la actualidad, un gobierno argentino deseoso de acceder a capitales y, si tiene suerte, a know-how extranjero, no tenía más alternativa que la de firmar acuerdos que en otras latitudes serían apenas concebibles.

Tan mala es la reputación del país, y tan ajena le es la noción de la seguridad jurídica –un concepto horrible, a juicio de Kicillof–, que para seducir a inversores foráneos que están en condiciones de hacer un aporte significante a la economía, el Gobierno tiene forzosamente que ofrecerles beneficios extraordinarios. De lo contrario, hasta los empresarios petroleros, personas que no temen operar en países como Afganistán que están convulsionados por guerras perpetuas, irán con sus dólares a lugares que les parecen más hospitalarios. En los Estados Unidos, algunos escépticos ya sospechan que Chevron ha sido víctima de una estafa pero, puesto que hasta ahora solo ha prometido invertir monedas, aun cuando terminara mal, la aventura no le costaría mucho.

 

12 comentarios de “Chevron, Chevron, qué grande sos”

  1. Yo se el porque de las clausulas secreta de Chevron / Cristina y el Yacimiento Vaca Muerta, en Neuquén; es igual a la Alumbrera y a Gold Barrikc en San Juan :
    P.P.P (PRIVATE PLACEMENT PROGRAM)
    io

  2. Quiénes se dan vuelta? Usted o quienes desde una empresa petrolera nacional con mayoría accionaria se asocia en la exploración y explotación de recursos a una empresa privada de orígen norteamericano. Solo el delirio odioso puede hacer pensar que el kirchnerismo es un gobierno con un modelo económico no capitalista. Que le queda bien el aislamiento o la incorporación a su mundo “civilizado”. Pare mano, defensor de la seguridad jurídica del zorro en el gallinero, usted es el contradictorio.

  3. Muy fácil dice Emilio. Que yo recuerde la empresa era gerenciada por los K con sus banqueros amigos. Ahora Van a invertir U$S 1500 millones, alcanza?
    Emilio si fuera tan fácil porque no lo hicieron antes?
    Porqué pese al congelamiento sigue subiendo el combustible?
    Emilio, querido los de Chevron son tan HDP como los gallegos o más porque tienen mas plata que ellos y mas experiencia por lo menos en petróleo.
    Que les pasó ? volvieron al pragmatismo neoliberal ? Bueno, son sus orígenes y es lógico que después de rifar recursos propios ahora busque apoyo de sus papitos norteamericanos.

    1. Al gobierno que acusan de chavista, ahora se lo critica x q se asocia con Chevron. Siempre la tonta frase “por qué no lo hicieron antes”. Si hubieran arreglado con PDVSA, que no tiene recursos ni tecnología para este tipo de explotación, estarían dando saltos por tratarse de un gobierno socialista pro-castrista. A Kicillof se lo acusa de cualquier barbaridad y esconden que su perfil ideológico cierra en la propuesta keynesiana. No marxista. Son tan caraduras, no son capaces de tolerar, siquiera, la presencia de un CAPITALISMO con DERRAME inducido. Y quien escribe la nota es un apologetista del capitalismo SALVAJE. Espero no saquen este comentario, yalo hicieron con uno que no está.

  4. Emilio,los gaitas,como decís lo que hicieron fue por obra y gracia de el nuevo procer.Por datos no seamos tan neófitos!!

  5. Muy facil? disculpa Emilio, pero me da la impresiòn que hubieses leido el contrato de Pe a Pa!
    soy de Cutral-cò, Pcia. del Neuquen, y aùn el gobierno Neuquino (MPN), no ha dado pistas o imformes, de que se acordo con Chevron, los dejaron totalmente afuera de toda discusiòn, Y VOS DECIS QUE VAN A INVERTIR? què, si el Yacimiento el Trapial, que tiene Chevron acà en la Pcia. està igual que cuando lo administraba YPF, el verdadero YPF, no estè que es un corso de tilingos e improvisados.

      1. Hola Osvaldo, el verdadero YPF, el que hicieron nuestros padres, los que somos oriundos del NQN, donde tambien tuve el previlegio de trabajar, NO lo que vino despues (REPSOL).
        El verdadero YPF fuè el que pariò pueblos como Cutral-co / Plaza Huincul / Rincon de los Sauces (NQN), C.Rivadavia (Chubut) / Las Heras, Pico Truncado, Cañadon Seco Las Heras (Sta. Cruz), Puesto Rojas / Malargue (Mendoza), Mosconi / Tartagal (Salta), Palmar Largo (Formosa), Fernandez Oro / Catriel (Rio Negro), etc, etc. Ese verdadero YPF (YACIMIENTOS PETROLIFEROS FISCALES), es el que regalo el Gobierno Peronista, el gobierno de Menem, en complicidad con el gremio petrolero estatal (SUPE) y el Partido Provincial el MPN, a ese YPF me refiero, el que ahora se ufanan que recuperaron, solo recuperaron los restos, esa es la verdad.

      2. Carrasco Héctor, esa fue la YPF promovida por Mosconi. La empresa más importante que aportaba recursos, riquezas y empleos. La que se vendió a cambio de cuentitas de vidrio. La la única petrolera del mundo que daba pérdidas, decian Neustad y Grondona. Esa mentira le vendieron a la gilada y la gilada compró. Se privatizo, se malvendió, la vaciaron, la destruyeron. Fue una de las tantas infamias cometidas por los liberales argentinos… y por los atorrantes que cobraban cometas de dos dígitos. De esa gran estafa, de esa fenomenal corrupción entre privados y funcionarios políticos nadie se acuerda. Los nuevos Neustad que hoy se rasgan las vestiduras nada dicen del huevo de la serpiente. Como sociedad nos debemos una crítica reflexiva, no hicimos nada por salvarla, no salimos a la calle a defender nuestro presente y futuro, como si no nos perteneciera…. (como los verdes en las cajas y debajo de los colchones), con nuestra omisión cometieron el escarnio…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *