Personajes / 16 de agosto de 2013

Paloma Herrera: “Me molesta la falta de pasión”

Bailarina principal del American Ballet Theatre, habla de su maestra Olga Ferri, la soltería recuperada y la relatividad del éxito.

Las nuevas generaciones están en la clase con el celular al lado, mirando mensajitos y chateando... ¡o estás en la clase o no, hay que comprometerse con lo que uno hace!

Tiene una estatura envidiable para cualquier mujer y, sin embargo, nunca usa sandalias, porque dejarían en evidencia las imperfecciones de sus pies de bailarina. Pero, claro, después de más de treinta años de andar en puntas de pie, los tacos no son un problema para Paloma Herrera, ‘principal dancer’ del American Ballet Theatre. Aun así, admira la seguridad de su amiga Mora Godoy cuando firuletea diez o doce centímetros más arriba de su estatura normal. Se conocieron en el estudio de Olga Ferri, y compartieron su paso por la escuela del Colón, cuando Paloma era la primera en llegar, tempranísimo, con ocho años, rodete impecable y bolsito al hombro. En uno de sus raudos vuelos de Nueva York –donde está radicada– a Buenos Aires, NOTICIAS dialogó con esta argentina antidiva, que afirma desconocer el secreto de su éxito.

Noticias: ¿Minivacaciones en Buenos Aires?

Paloma Herrera: Cada vez que tengo unos pocos días libres vengo a mi país a recargar energías. Amo a mi familia y a mis amigos, siento que vuelvo a casa. Pero no descanso de la danza, tomo clases con el Ballet del Colón, mis compañeros de años en el Instituto Superior de Arte, y aprovecho para ponerme al día.

Noticias: ¿No siente que necesita escaparse del trabajo?

Herrera: No, es lo que me apasiona, es mi vida. Siempre odié las vacaciones, desde que era chiquita y nos íbamos en enero a Pinamar, porque me apartaba de mis clases. Entonces bailaba en la playa… Me encanta lo que hago, y lo disfruto, para mí es lo más normal.

Noticias: ¿Qué le debe artísticamente a la Argentina?

Herrera: Yo soy un producto argentino, me formé en el estudio de Olga Ferri y en el Colón, y luego me fui, así que debo todo a mi país. Claro que hice toda mi experiencia artística en Nueva York y en el mundo, pero con la base que llevé de aquí.

Noticias: ¿Los bailarines tienen un mundo propio, que los aísla del resto?

Herrera: Yo tengo amigos dentro del mundo del ballet, y también afuera. Y mi relación con todos es intensa, sin importar que sean bailarines o no. Pero es cierto que la danza es mi ambiente, me siento protegida, es lo que amo hacer, es como un “capullo de contención”.

Noticias: ¿Hay rispideces en ese “capullo”?

Herrera: Hace 22 años que estoy en el American Ballet Theatre, es un poco mi familia, y no podría haber estado tanto tiempo si tuviera problemas. Por supuesto hay cosas con las que a veces no estoy de acuerdo, pero trato de solucionarlas, no de ver el vaso medio vacío. Soy bastante tranquila, me gusta hablar claro para no tener problemas.

Noticias: ¿Qué la exaspera?

Herrera: Por ejemplo, me molesta la falta de pasión que veo sobre todo en las generaciones nuevas, eso de estar haciendo la clase con el celular al lado, mirando los mensajitos y chateando. ¡O estás en la clase o no, hay que comprometerse con lo que uno hace! Creo que es una falta de respeto, yo soy la menos cibernética… ¡ni Facebook tengo! Cuando estudiaba en el Colón y me elegían como figurante en algún ballet, a veces llegaba al teatro antes que la primera bailarina para prepararme.

Para leer la nota completa, adquiera online la edición 1912 de la revista NOTICIAS.

 

3 comentarios de “Paloma Herrera: “Me molesta la falta de pasión””

  1. esta mujer es un amor, dueña de un talento hecho a pasión y voluntad; aspiro a poder desarrollar esa capacidad, es inspiradora.
    la atendí una vez en un restaurant y debo decir que destila frescura y sencillez.
    gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *