Televisión / 23 de agosto de 2013

televisión

La dueña

“Desayuno americano con Pamela”. Magazine de actualidad. Lunes a viernes a las 9.30, por América. Conducción: Pamela David. Panelistas: Luis Novaresio, Jonatan Viale, Adrián Pallares, Matías Alé, Vitto Saravia y, en móviles, Jimena Cyrulnik. Producción: Juan Cruz Ávila. Dirección: Pablo del Pozo.

Por

Es la tercera vez en dos años que este lugar es tomado por algún “Desayuno americano”: igual programa, nombre, producción, canal, horario. Igual pero no tanto. Porque la parte del león en ciclos donde todo está inventado, es el color y el compás de la conducción, un bastón de mando que transitó distintas manos: empezó con la dupla Pamela David y Diego Pérez; siguió con Ernestina País (y el interregno Toti Pasman); y ahora volvió “con Pamela” (agregado al título), pareja del empresario mendocino Daniel Vila, uno de los presidentes de América TV y radio La Red, y madre de su última hija, Lola.
La mención no es suspicaz porque la propia conductora lo destacó en una nota a “Semanario”, donde declaró tener en claro que le daban un programa por ser la mujer del dueño. Perfecto, porque el maridazgo no da derechos pero tampoco los resta. La cordobesa adquirió experiencia y soltura, hizo teatro, cine y mucha televisión desde sus primeras incursiones en el reality “El Bar”, en el 2001, cuando empezó a ganar popularidad gracias a su belleza estilo estrellas del cine italiano.

En este ciclo, todas las intenciones parecen dirigidas a posicionarla como diva o proyecto de diva, para ser más justos. Desde los anuncios, la introducción, la estética que la enmarca, todo va en ese camino. Además de algunos detalles, como plantar bandera en el living. En la tevé argentina, a la diva le puede faltar marido pero nunca el living propio donde se sienta a entrevistar a sus invitados. Por ahí ya pasaron Moria Casán, Enrique Pinti, Ricardo Fort y, entre otros, Arnaldo André que brindó una desopilante –y magistral– lección sobre aprender a besar con naranjas. Los panelistas (aunque no hay “panel” strictu sensu) observan sentados en banquetas fuera de campo hasta que la cámara los toma por alguna intervención, aunque a veces pueden pasar y sentarse ellos mismos en los sillones principales.

Para leer la nota completa, adquiera online la edición 1913 de la revista NOTICIAS.

 

Comentarios de “La dueña”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *