Política / 30 de agosto de 2013

Juan Miceli, el silenciado

Intimidad de su conflicto en Canal 7. Una pelea en etapas con final abierto.

Por

Antecedente. Durante las inundaciones, Miceli hizo una pregunta que incomodó al diputado Andrés Larroque. Lo sacaron del horario central.

En esta situación, no hay peor cosa que un pacto de no-alineamiento. Hoy, Juan Miceli, conductor de Visión 7, roza el despido sin motivo aparente, sin una real falta profesional. Nadie le asegura una continuidad en la TV Pública. La Cámpora, al desembarcar en la gerencia de noticias del canal estatal con Carlos Figueroa, ex notero de “Duro de Domar”, y Víctor Taricco como jefes, no esperaba encontrar demasiada resistencia. Pero Miceli, en el canal desde el 2010, fue un problema.

Por ejemplo, el año pasado, en pleno hervor del caso Ciccone, Miceli recibió una orden de la Casa Rosada de defender al vice Amado Boudou y desmentir información publicada por Clarín. Se negó a hacerlo. “Vos tenés que plegarte políticamente”, escuchó luego a puertas cerradas. “Ni loco”, fue su respuesta.

En abril de este año, el conductor y periodista cometió algo impensando: atreverse a cuestionar, en vivo, al diputado Andrés Larroque, uno de los máximos jefes de La Cámpora. La agrupación juvenil K intervino en la asistencia a las víctimas de la inundación en La Plata, recibiendo y distribuyendo donaciones mientras vestía sus típicas pecheras. Miceli le preguntó a Larroque al respecto.

No era una pregunta descabellada: las donaciones estaban siendo entregadas por la gente de forma apartidaria, sin querer sacar un rédito político. Larroque explotó: “¡Te espero acá cuando termine el noticiero!”, le lanzó al aire. Por su atrevimiento, Miceli pasó al freezer televisivo: lo mudaron del noticiero central de las 20 al menos visto del mediodía y no cubrió las internas partidarias del 11 de agosto.

Desde adentro. En los últimos días, la finalización de su relación laboral con el canal pasó de un rumor a un hecho casi consumado que tomó estado público. Miceli mantuvo una discusión feroz con Figueroa a comienzos de esta semana por discrepancias en el programa. “Ya está. Me tienen en la mira”, deslizó el periodista entre su gente.

Con la tensión instalada, tras salir al aire el lunes 26 y el martes 27, los productores ejecutivos le dijeron a Miceli que no vaya al canal el miércoles 28: transmitirían la discusión por la Ley de Medios desde Plaza Lavalle en lugar del noticiero. Desde su casa, Miceli se encontró, en cambio, con el noticiero conducido desde Tribunales, sin su presencia, algo que lo enfureció. Al día siguiente, la cuenta oficial de Twitter de Canal 7 comunicó que Miceli “no se presentó a trabajar en el día de hoy”. La guerra ya no necesitaba de sutilezas.

Cuando entró a trabajar al canal, Miceli sostuvo: “No quiero hacerle el juego a la lógica de enfrentamiento”. Y lo cumplió. Tampoco les hizo el juego a sus jefes: discutía contenidos, exigía leer de antemano cualquier cosa que dijera al aire y hasta participaba de las asambleas de la comisión interna con sus compañeros.

Miceli no es el único que resiste a La Cámpora: los trabajadores decidieron por asamblea, dos meses atrás, neutralizar a un grupo de “asesores”, militantes de La Cámpora, que intentaban intervenir en los contenidos del noticiero. Pero, sobre Miceli, las altas esferas se callan la boca: Tristán Bauer, presidente de Radio y Televisión Argentina, no contactó al periodista ni una vez. De repente, el 2014 se le vuelve un poco más oscuro. Y, en la TV Pública, necesitan incondicionales.

Esta es una versión digital adaptada de la nota publicada en Revista Noticias edición 1914. Para adquirir la versión completa haga click aquí.

 

9 comentarios de “Juan Miceli, el silenciado”

  1. Linda foto con el logo de la camara ATC Antes Tenías Camara, son las vueltas de la vida….No todos los cambios de camiseta salen bien.-

  2. Jodete por bo lu do Juan!!!Te quisiste hacer el popular y democrático. Y terminaron hechandote como un perro! No te diste cuenta que a los montoneros se les acabo el verso? SON CHORROS!!! Igual que los de izquierda y derecha. Nada mas que le dieron unos mangos a las viejas de pañuelo y se olvidaron de las victimas de la Operacion Primicia en Formosa,Qom,Once,Lapa,Menen y Manzano en libertad y premiaron con un canal!!! Entraste como un papanatas no? o fue la guita?

  3. Se fue porque no podía conducir, habían quitado TN Internacional por falta de espacio en la programación y solo le ofrecieron hacer moviles. eso según declaro en una entrevista.

  4. Están tan contaminados los KK que en su pequeño y lavado cerebro no de dan cuenta que canal 7 es de todos los argentinos , pero ya pasarán y deberán responder por sus actos .

  5. LAS EMBAJADAS ARGENTINAS
    EN EL EXTERIOR
    SIRIA

    UNA TIERRA DE NADIE
    DETECTADA POR LA PRENSA LIBRE

    OPINIÓN:
    La sorpresiva detención en su momento de mi cliente Haisam Mohanna en Siria, y su celera liberación luego de que se hiciera conocer por intermedio de la prensa libre de todo el país la participación de la Cancillería argentina en este hecho fueron objeto de una muy interesante conversación a título de epílogo del caso con mi colega y amigo Marcos Aníbal Rougès, con quien habíamos encarado y seguiremos encarando conjuntamente este difícil tema. Y la riqueza e importancia de las moralejas que surgen de allí me mueven a escribir estas breves líneas.
    La circunstancia, relatada por nuestro cliente, de que fue encerrado en un subsuelo diciéndosele que si no firmaba algún papel no iba a salir de allí (pensaba que mi cliente había aceptado alguna imputación, pero él luego me aclaró que valientemente rechazó toda responsabilidad, y solamente se notificó de las acusaciones que negó expresamente) hace recordar sin esfuerzos al Ives Montand de la recordada película “Estado de Sitio”. Y la circunstancia posterior de que el Embajador le imposibilitaba otorgar un Poder en Argentina para efectuar planteos administrativos por su despido sin sumario (que era en ese momento la principal preocupación de Haisam Mohanna, que había quedado en la calle de la noche a la mañana, desconociendo que además se estaba gestando su arresto), unido a que la Cancillería Argentina considerase que quienes trabajan para ella fuera del país no son Empleados Públicos argentinos y carecen del Derecho a la Estabilidad y el Derecho de Defensa consagrados en la Constitución Nacional, y que por ende supuestamente pueden ser despedidos sin sumario y por la sola voluntad de un Embajador, es ya para tener miedo.
    Aparentemente los Embajadores, con el aval de la Cancillería, piensan que al estar lejos de nuestro país pasan a ser una suerte de mandamás con poderes omnímodos, y no humildes servidores de todos los argentinos que están en el exterior, incluyendo en primer lugar a sus propios empleados argentinos. Y así se llega a que se consideren habilitados para pedir la detención de sus propios connacionales. Que un Embajador -y más aún, de un país en estado de convulsión interna y amenazas inminente de intervención externa- haya solicitado sin un previo Sumario la detención por las autoridades sirias de su connacional, posiblemente con una previa venia de la propia Cancillería, hace dudar mucho sobre el equilibrio y autolimitación de nuestros representantes en el exterior. Y nada más y nada menos que en Siria, en donde el respeto a la vida humana es hoy por hoy tan endeble. Las crudas imágenes de la película “Expreso de Medianoche” de Alan Parker vienen inevitablemente a mi memoria…
    Como dijimos en nuestra presentación en la Cancillería, por la gestión de personal de miembros de aquélla, un ciudadano argentino fue detenido sin saber por qué, e incomunicado en Siria a poco de su vuelta a dicho país. El tema aludido no pasó a mayores, pero podría haber generado una responsabilidad, no solamente moral, sino también civil y penal, de miembros de la Cancillería como partícipes necesarios en un eventual homicidio o lesiones a un conciudadano. Homicidio no existió, pero en cuanto a las lesiones y demás daños que pudiere haber sufrido era ciertamente una posibilidad inminente.
    Y la última reflexión que me viene a la mente con la claridad de un sol, es la importancia VITAL -en el más estricto sentido de la palabra- para todos los argentinos, de que la Prensa sea totalmente independiente del Gobierno ¿Podría haberse conocido la situación, con una prensa controlada por el Estado, que “bajara línea” para acallar eventuales irregularidades de su Cancillería? ¿Cuál sería hoy el destino del tucumano Haisam Mohanna, si no fuera por la decidida y desinteresada campaña, a la que se sumaron sin partidismos no solamente Clarín (que según el Gobierno siempre miente), sino también La Nación, La Gaceta, Infobae, Contexto, LV7, Crónica y Análisis, El Tribuno y tantos otros medios de prensa? En estos momentos en que se habla tanto de la Ley de Medios, no puede uno menos que dar gracias por que existan redes de Medios de comunicación independientes del Gobierno. Grupos de periodistas que han conseguido a fuerza de decir lo que con sinceridad consideran la verdad, ser leídos, vistos y oídos por muchas personas en la Argentina.
    Hoy Haisam Mohanna con toda su familia en Siria y su Padre Alejando y un hermano llegado hace algunos meses, se encuentran en una situación desesperada. Sin poder comunicarse con su embajada – ARGENTINA -, ante la inminente intervención de las grandes potencias. Su estado es de absoluta indefensión. Tratamos de comunicarnos por todos los medios posibles sin tener posibilidad alguna de contacto.
    DR. JORGE B. LOBO ARAGÓN
    jorgeloboaragon@hotmail.com
    jorgeloboaragon@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *