Deportes / 13 de septiembre de 2013

La maldición de la Copa Davis

Egos y dinero. Internas y líderes. El lado oscuro de la copa que nunca pudimos ganar.

Por

Ensaladera. Sevilla, lo más cerca que el equipo argentino estuvo de ganar. Los últimos campeones fueron los checos.

La historia de la Copa Davis es la historia de una maldición, esa que nos impidió quedarnos con la mismísma copa. Es una repetición de desgracias matizada con los grandes momentos en que el trofeo estuvo al alcance de la mano. Todo esto se refleja en mi último libro, “Maldita Davis”, una crónica que habla de doping, salidas nocturnas durante las previas a los partidos, gritos, saña y cizaña, dólares, premios y castigos, soberbia y vestuarios en llamas. Un escueto repaso del rol argentino por esa cronología maldita nos muestra las luces y sombras de los argentinos en la Davis.

De los pelos. En 1970, a los 17 años, debutó en la Copa Davis Guillermo Vilas, jugando ante Chile. Ganó un partido y perdió el otro. El equipo argentino fue derrotado por 3 a 2 en el Buenos Aires Lawn Tennis Club. La de 1980 es una temporada a la que no se la tiene demasiado en cuenta, aunque fue una chance gigante que tuvo la Argentina para alcanzar la ensaladera, como se llama al premio máximo de la competencia. Pero hubo un choque entre jugadores y dirigentes. No bien arribó a Ezeiza, Vilas pidió una tregua.

Pero un día antes de comenzar la acción por un lugar en la definición, el diario La Nación publicó una solicitada de 212 personajes ligados al tenis en defensa del presidente de la Asociación Argentina, Horacio Billoch Caride, quien había criticado a Vilas y Clerc por exigir un 41% de la recaudación bruta de aquella eliminatoria. El clima hostil fue el contexto en el que apareció un joven llamado Iván Lendl que explotó en Buenos Aires y ganó tres puntos: le ganó a Vilas, se quedó con el doble y cerró el triunfo con una victoria frete a José Luis Clerc.

La primera vez que la Argentina llegó a una final de Copa Davis, sus dos singlistas, Vilas y Clerc, los mismos que jugaban el dobles, no se hablaban. En el Riverfront Coliseum de Cincinnati, el equipo argentino cayó 3 a 1 frente a un Estados Unidos liderado por John McEnroe.

 

10 comentarios de “La maldición de la Copa Davis”

  1. No hay ninguna Maldición ,desde la época de Vilas_Clecr y ahora Nalbandian-Del Potro los Celos, el conventillo sabotearon la DAVIS ,buenos tenistas y como personas 0-6 y la Frutilla del Postre fue una pelea por la sede Nalbandian quería y tenia arreglado CORDOBA y el otro seguramente TANDIL

  2. EGOÍSMO:-nosotros, los “argentinitos”, somos sinónimo del ser humano egoísta, y el tenista en especial es un “extracto o elixir” del argentinito básico individualista; para formar un equipo hay que tener grandeza para ceder, siempre en beneficio del grupo, del conjunto. Manteniendo actitudes soberbias y altaneras jamás formaremos un “EQUIPO” con todas las letras, la única forma de ganar la copa DAVIS. Lo veo a ello muy difícil para nosotros……………, casi imposible.

  3. Livianita la nota. Nadie quiere comprometerse. Quédense tranquilos que, si Dios quiere, el que armó todo este kilombo no la juega más y quien te dice que el año que viene con Delpo podemos ganarla…

  4. esto pasa porque estamos en un pais de putas drogadas de ego, por mas talento que haya, las plumas tapan todo, nunca ganaremos ladavis a menos que cambie la educacion y la manera de ser aprendan de nadal ,de novak, de berdich tipos q nunca ledicen que no a su pais, por mas top ten que sean

  5. La culpa siempre la tuvieron los dirigentes, es historico en el tenis argentino…es una verguenza que habiendo tenido a uno de los mas grandes de la historia del tenis mundial, como Vilas, nunca haya sido capitan… siempre se privilegian los amiguismos, la coyuntura y el dinero…asi nunca la vamos a ganar…

  6. Mientras los jugadores sigan poniendo el carro delante del caballo (intereses personales),no habrà Copa que valga.Y creo que la gran oportunidad fue Mar del Plata,y no la supimos aprovechar.A llorar a la gruta.

  7. No es maldiciòn, es pelea interna que afecta a los jugadores nada màs. El dia que se entienda que debe haber respeto, convivencia deportiva y coordinaciòn entre los participantes, todo serà distinto y se lograrà el objetivo. En un pais dividido y desordenado no se puede pedir que las cosas funcionen a pleno y mientras no se cambie de actitud, todo seguirà igual. “Los argentinos nos matamos entre nosotros en el amplio sentido de la palabra” lo que muestra el resultado.

  8. Estuvimos muy cerca de ganarla, cuando se jugo aquella final en la Argentina. Pero se perdió la oportunidad por que la desastrosa Asociación Argentina de Tenis, privilegio un gran negocio económico, antes que la obtención de la copa. Ese año el espiritud del equipo se resintió, en vez de estar enfocado en el juego, en la elección de la cancha y con que superficie jugar. Se perdió tiempo, se eligió Bs. As. por mas capacidad de espectadores y por ende mayor recaudación. Los jugadores, preferían Córdoba, por que la cancha que ellos preferían, ya estaba y por lo tanto tenían mas tiempo en practicar el mejor juego que le convenía. Pero la AAT les dijo que no, por que les importaba la platita y así nos fue. Ustedes son los culpables de no haber logrado la preciada Copa Davis,las culpas son de ustedes ASOCIACIÓN ARGENTINA DE TENIS.

    1. Ham la final del 2008 no se jugo en Buenos Aires sino en Mar del Plata. Y hubo una interna politica entre los gobernadores de Cordoba y Buenos Aires, cuya cabeza tenistica era Nalbandian para el Orfeo de Cordoba y Del Potro para el estadio de Mar del Plata. Y se equivocaron cambiando de superficie para neutralizar a Nadal, que no jugo por lesion, y el que se lesiono al final tambien fue Del Potro que vino cansado del Master de Shangai, dejando al chucho Acassuso con el punto decisivo en una superficie que le era desfavorable. Nunca fue tan facil, y entre todos hicieron todo mal.

      1. Exactamente asi fue. Buena memoria y buen comentario. Una vez mas los del interior se dividieron, en vez de unirse contra el reinado de la capital, que todavia dura.
        Para colmo no hay tenistas en Sta Cruz ! Si no seguro que ya hubiesemos ganado la Copa Pajarillo de la Unasur, al menos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *