Radio / 4 de Octubre de 2013

RADIO

“La Revuelta”, cordero a la parrilla

Conducción: Antonio Laje. Con Verónica Méndez, Rodolfo Cingolani, Meri Fox, Guillermo Capuya y equipo. AM 710, Radio 10, lunes a viernes de 18 a 21 horas.

Por

Desparejo. Antonio Laje: conductor ligth para el anochecer de Radio 10.

Tenía que salir mal: un conductor en versión bajas calorías, cuatro bloques larguísimos, voces muy arriba, poca música y demasiadas misceláneas. Pero antes de ir al programa hay una pregunta cuya respuesta explica “La Revuelta” y también el título de esta nota: ¿por qué razón el empresario preferido del gobierno nacional compró una radio para llevarla a la decadencia? ¿Por qué causa Cristóbal López adquirió la 10 y la hizo más supérflua de lo que era?

La compró para vender borregos (se advierte al escuchar la propaganda de “Corderos patagónicos Indalo”). Y como tiene muchas notas livianas, los hace “a la parrilla” (en periodismo: notas atemporales, sin fondo).

Don Cristóbal compra medios para vender cordero, aceitunas, autopistas, etc. Pero con eso (y ahí está la madre del borrego en el caso Laje), hace plata y política a favor de su socio (el Gobierno). Y los que pagan el asado eligen a los invitados: salvo excepciones, hoy las radios argentinas funcionan así.

Laje sabe conducir y realiza una o dos entrevistas en cada bloque (punto a favor para la producción: Silvia Ferro, Lorena Franceschini, Yamila García, Mauro Gago y Alain Boulocq García). Y puede hacer buenos reportajes (como a Claudio Fantini, periodista y politólogo).

No obstante, tiene a Ricardo Echegaray y no le pregunta por el Audi. Pero es poco convincente la razón que argumenta para no hacerlo: “Porque ya se lo preguntaron todos”, dice. Está claro que la cuestión sería preguntar de una manera en que otros no lo hayan hecho (y además contestarle al oyente que dice que se pregona lo nacional y se compra importado). Y no es serio hacer un reportaje sobre un tema grave (la fuga de gas en Rosario) a un periodista que no tiene apellido: al empezar y terminar lo llama “Alberto”, a secas.

El conductor entrevista a la delegada del Normal 1 por la ocupación del colegio y antes de empezar, le aclara: “No quiero pelear, traigo ondas de amor y paz”. Y además, con el médico del programa (doctor Guillermo Capuya) anuncian una nota sobre el cigarrillo electrónico que luego no realizan.

Hacen una buena sobre la epidemia de piojos y, enseguida, cometen otra, efectista y hueca, sobre “las fracturas de pene cuando la mujer va arriba” (¿sólo tiene que ser una mujer o puede ser otro varón o qué?). Y para colmo, como si fuera un accidente habitual, dan todos los detalles quirúrgicos del pene en la mesa de operaciones.

Se esmeran en el humor Ignacio Bulián y Francisco Mues Camaña. Pero la 10 sufre el síndrome de la silla vacía: sin Rolo Villar está devaluada. Bien Rodolfo Cingolani en deportes. Y muy interesante su discusión con Laje sobre el sueldo de los árbitros: dialogaron, pero no se comunicaron.

Verónica Méndez es solvente en la locución y Meri Fox es mejor cuando habla de espectáculos que cuando dice que la PC se cuelga por la descarga energética del que la usa.

Laje ejerce con “La Revuelta” su derecho a la liviandad. Y queda en línea con una emisora que ha dejado sus históricas conminaciones represivas para incitar a la superficialidad.

 

4 comentarios de ““La Revuelta”, cordero a la parrilla”

  1. Liviano es sacar conclusiones respecto de un programa, tomando como referencia un sólo día de emisión. Y en general no lo noto alineado con el gobierno.

  2. No era liviano, sin ir más lejos, el anterior, en el mismo horario: “El puente” con Luis Novaresio. No lo es Maria ODonnell (Continental), ni Pepe Eliaschev (hasta 20 hs, Mitre).
    He cuestionado la liviandad de opositores, como el pase Longobardi-Lanata. A la misma radio también la cuestioné cuando era opositora al gobierno actual.Siento haberte molestado, en serio.

  3. La verdad que analizar un programa de la vuelta a casa como si se tratara de uno de horario central a la mañana es mala leche. Frontera, ¿ qué programa de los top no es superficial en el regreso ? No te pido 30 pases como el Barsa, decime uno que no tenga este estilo ! Lo que pasa es que si no le pegan al gobierno “son livianos”. Te molestan las líneas editoriales, entonces qué corno tiene que ver si pasa o no pasa música o si la fractura de pene es habitual o no. Las enfermedades catalogadas como “raras” llenan horas y páginas de medios sin embargo no por eso son menos interesantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *