Personajes / 11 de Octubre de 2013

Andrea Campbell: “En ninguna área soy una paracaidista”

Conductora y periodista, hace radio y se comprometió a crear una fundación para mujeres golpeadas. Política e hijos independientes.

Evolución. De la ficción televisiva pasó al periodismo radial. Y admite ser una "teleadicta" de los noticieros.

Fue un instante. Una frase llevó a la otra y, cuando quiso darse cuenta, había develado un secreto de años. “Pensé que un ex novio me iba a matar”, fue el textual con el que la revista “Pronto” tituló una nota con Andrea Campbell. Y tras la publicación, devino el estallido. Que primero fue mediático, sí, pero luego derivó en un alud de llamados de mujeres que se sentían identificadas. Y así, en un giro imprevisto, Andrea sumó un nuevo rol a su vida: crear una fundación de ayuda a mujeres víctimas de violencia doméstica.

Noticias: ¿Por qué decidió contar esto ahora?
Andrea Campbell: No fue planeado, surgió. Me puse a hablar del rol de las mujeres en los medios, diciendo que la comunicación tiene mucho de compromiso social, y eso me llevó a contar mi historia. Sé que relaté algo fuerte, pero tenerlo ya elaborado y poder compartirlo desde el lugar de alguien que hoy está bien, ayuda. Y a partir de ver la reacción de la gente, me sentí comprometida a dar otro tipo de respuesta. Juan Carr me dijo una vez que cuando accedés a un medio ya tenés la mitad del camino recorrido. Así que empecé a golpear puertas para buscar una infraestructura y poder hacer frente a una fundación para tratar esta problemática.

Noticias: ¿La movilizó revivir esa historia?
Campbell: No, al contrario. Reivindiqué mi postura de poder contarlo y dejar de solidarizarme con alguien que no actuó como correspondía. Desde el lado más psicológico, podríamos decir que teníamos una neurosis complementaria, él se comportó así porque yo se lo permitía…

Noticias: ¿Qué edad tenía usted?
Campbell: Preferiría no ser tan específica, porque al tener un perfil público, es fácil averiguar de quien hablo. En mi caso, la violencia nunca fue física. Pero justamente el problema de la agresión psicológica es que el golpe no está para acreditarte. Era mi palabra contra la de él. Por suerte al no tener hijos, ser independiente económicamente y teniendo toda la vida por delante, pude encontrar la fuerza para salir. Distinto es el caso de alguien que se ha pasado veintipico de años en pareja y no ve ninguna otra posibilidad. Porque casi nunca contás con ayuda del exterior; esta gente suele ser encantadora, y una queda como la loca.

Noticias: ¿Le costaron sus siguientes relaciones?
Campbell: Pasaron tantas cosas después, que es difícil pensar eso. Ya no es un dolor en el corazón. Me desvinculé porque realmente no quería estar más en ese infierno. Supongo que me habrá costado mucho cortar la relación, pero ya no es algo que recuerde como traumático en mi vida.

En efecto, mucha agua ha pasado bajo el puente. Los años siguientes encontraron a Andrea casada con el actor Pablo Novak, con quien tuvo a Marcos y Esmeralda. Tras casi 13 años de relación, se divorciaron en el 2010. En el mundo laboral los cambios y desafíos también fueron varios. Desde la recordada tira “Mi cuñado”, su carrera en tevé incluyó papeles en “Gasoleros”, “Campeones”, “Buenos vecinos” y el más cercano “Champs 12”, la conducción de “Televicio”, “Mamma mía” y “Desayuno”. En el ínterin, una amistad con Juan Alberto Badía la llevó a probar suerte en la radio, donde debutó con su entonces marido, y descubrió una afición que perdura hasta hoy: es la conductora y productora de “Casa Campbell”, el ciclo que ocupa las mañanas de la AM 1420.

Noticias: ¿Cómo es su relación con la radio?
Campbell: Siempre la vi con ojos de deseo. Empecé en la de Badía, en Pinamar. Juan me abrió las puertas, un poco inconsciente. El día que iba a arrancar me preguntó “¿y vos cuándo hiciste radio antes?” (ríe). De ahí pasé a una radio más chica, luego a la Pop, a Vale y a Latina. Y ahora acabo de arrancar en la 1420. Me encanta la versatilidad de pasar de hablar con un político a que me cuenten un chisme.

Noticias: ¿Siente que se afianzó en lo periodístico?
Campbell: Yo estudié periodismo, aunque ya de grande. Me encontré con chicos de 18 años como compañeros y me dio un poco de vértigo, pero fue muy bueno. Siempre fui muy estudiosa y buena alumna. No soy paracaidista en ningún aspecto de la vida. Desde luego tengo una producción detrás. Jamás me pasan preguntas, pero sí datos. Aunque no hago periodismo político. Me gusta más el aspecto social de lo político, la gestión. La ligazón que hay entre los distintos políticos la sé, pero no tengo la capacidad de ver y hacer lecturas de esas historias. Estando en esto, además, aprendés que el mundo de la polìtica es realmente atrapante, las cosas que evalúan y las estrategias implicadas son interesantísimas. Por eso entiendo que a veces alguno se pase de un partido al otro: quiere hacer su propia gestión o bien tiene otras ideas. Y a veces las ideologías de los partidos no están tan delineadas.

Noticias: ¿Este es el camino en el que se ve? ¿No extraña la tele?
Campbell: Yo me dediqué mucho a la radio cuando mis hijos eran más chicos. En un punto, la tele me agotó. Tiene una exposición permanente que hay que mantener, porque si no estás, no existís. Es una rueda que no para. Me gustó poder retirarme un poco, pero también extraño. En la tevé de hoy me interesa más la conducción y lo periodístico. Creo que con la ficción ya me saqué las ganas. Pero soy teleadicta: veo noticieros, y me quedo absorta con los programas de chismes. Y con mi hija vemos “Violetta”.

Esta es una versión digital adaptada. Para leer la entrevista completa, adquiera online la edición 1920 de la revista NOTICIAS, o en los principales quioscos del país.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *