Libros / 18 de Octubre de 2013

libros

Los padres, los hijos, los bisabuelos

“Los crímenes de Moisés Ville”, de Javier Sinay. Tusquets, 300 págs. $ 142.

Por

★★★★ Avisado por su padre, el autor encuentra un artículo de su bisabuelo, sobre crímenes violentos en la época de la colonización judía en Santa Fe. Desde ese punto se va desplegando la investigación, cargada de datos, pero también de desarrollo personal propio, de cruces y carambolas de la cultura judía en una red de tejido denso. Los núcleos narrativos son múltiples y unen todo el tiempo el presente con el pasado. También transmiten cómo no solo la memoria, sino también los requerimientos del propio periodismo de cada período van modificando una realidad “objetiva” que se vuelve cada vez más discutible, a medida que el tiempo pasa.

Es escalofriante el modo en que salta por los aires la imagen tanto de los gauchos como de los “gauchos judíos” que impuso el narrador Alberto Gerchunoff. Cuando se llega al capítulo dedicado a él, el lector se entera de que su padre, Gershom Gerchunoff, fue asesinado, y que el hecho es difícil de tratar para el hijo, así como lo es para Sinay reconstruir a un bisabuelo periodista ejemplar.

El efecto es extraño. A medida que Sinay se interna en un laberinto de documentos encontrados o perdidos para siempre (en el atentado de la Amia, por ejemplo), para colmo escritos en idish, o de testigos que son o fueron (alguno muere durante la investigación) descendientes remotos (entre otros, el historiador Tulio Halperin Donghi), es como si la famosa lupa investigativa, en vez de agrandar, achicara la imagen de ese pasado donde el paso a degüello de una familia completa (con niños y bebés) no era excepcional. Tampoco el linchamiento inmediato de un gaucho borracho por la población, después de su crimen.

Una gran virtud es la apertura permanente de puertas inesperadas. Otra, que el temor de la dispersión definitiva (que invade algunas páginas) se controla, pero para seguir moviéndose. Un asesinato actual y masivo de perros resulta tan opaco y difícil de acceder a su núcleo como los asesinatos del pasado.

Hasta la última página, el último párrafo, la violencia invade no solo a la emblemática colonia de Moisés Ville del pasado, sino también la Historia presente (o eterna) en países como Israel. El libro es un aporte crucial al dinámico campo de la crónica contemporánea.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *