Cultura / 6 de Noviembre de 2013

Siempre recordarás a un hombre a través de su olor

La creación de una fragancia, desde la elección del aroma hasta el marketing, es compleja y apasionante. Mercado y consumidores.

Por

Inspiración. Las imágenes inspiran un perfume. La fragancia “Invictus” de Rabanne, cuenta la historia heroica de un deportista, el rugbier Nick Youngquest.

“El aroma tiene un poder de persuasión más potente que las palabras, las apariencias, las emociones o el deseo”, decía Patrick Süskind en su novela “El perfume”, una historia y un tratado sobre las fragancias, capaz de hacernos comprender, como ningún otro, el enorme efecto que los olores pueden tener en nuestras percepciones.

Un perfume es una voz que se dirige a nuestro inconsciente. Evoca, predispone, despierta sentimientos. “Hace hablar al silencio”, dijo alguna vez Sonia Rykiel. Y solo unos pocos, los perfumistas, los artistas de los olores, tienen la habilidad de combinar fragancias para recrear sensaciones específicas y determinadas.

Porque un perfume no solo debe reunir esencias con sabiduría, sino también contar una historia que provoque la identificación de los que lo usan. El concierto de sus notas puede transmitir tanto la idea de la oscuridad de la noche, como la frescura del mar o el calor del sol. La sensación burbujeante del amor, el sonido del éxito o la calma de la naturaleza.

Cuando un perfumista trabaja en un encargo, tiene una imagen y una historia en la mente y busca los aromas que, combinados, pueden asociarse mejor con esa idea.
Moda. Los encargos provienen, en su mayoría, del mundo de la moda. Pocas cosas como una fragancia sirven para completar el estilo creado por un diseñador. Y es en los perfumes donde se apoyan los números más interesantes del negocio de una marca de indumentaria, porque son el producto más accesible que ofrecen muchas etiquetas de lujo.

Tan fuerte es la impronta de este rubro, que algunos nombres del mundo fashion consolidaron también un gran prestigio en el universo de la fragancias. Tal es el caso de Paco Rabanne, etiqueta que nació en los ’60 de la mano del creador del mismo nombre, un revolucionario en la utilización de texturas metálicas (ver recuadro) y que hoy, ya retirado de las pasarelas, lidera con su nombre el mercado de las fragancias premium.
El último proyecto de esta firma es un claro ejemplo de cómo una idea es la chispa que enciende el engranaje creativo de un gran perfume.

Después del éxito de “1 Million” y su versión femenina “Lady Million” (fragancias que alcanzaron los primeros puestos en ventas en todo el mundo), representadas por un lingote de oro y asociadas a un hombre y una mujer jóvenes, exitosos, seductores y divertidos, la etiqueta decidió dar un golpe de timón y jugarse por un perfume con una imagen completamente diferente.

Su nueva creación, “Invictus”, está asociada también con el triunfo, pero deportivo y encarnada en un varón victorioso, que representa todos los valores de la actividad física, desde la antigüedad hasta el día de hoy. “Hemos querido expresar el goce de la victoria”, explica Vincent Thilloy, vicepresidente de Paco Rabanne. “Este perfume es otra propuesta, otro universo diferente al de ‘1 Million’, pero con la firma Paco Rabanne”.

Esperando alcanzar a fin de año el quinto puesto entre las empresas más fuertes del mercado de las fragancias, Thilloy remarca la capacidad de Rabanne para captar las necesidades del presente, entre ellas, las de una vuelta a la masculinidad. “Rabanne siempre dice que él nunca fue futurista”, explica Thilloy. “Estamos en el instante presente”.

Imagen. Un hombre entra en un gran estadio y levanta una copa en alto, seguido por los fantasmas de la tradición deportiva, desde los dioses griegos hasta los jugadores que pisaron la misma arena. El hombre es Nick Youngquest, 29 años, australiano y jugador de rugby.

PACO-RABANNE_INVICTUS_MAKING-OF_14

Para ser la imagen de “Invictus”, tuvo que superar multitudinarios castings. “No queríamos un modelo tradicional”, explica el vicepresidente de Rabanne. “Queríamos que el mensaje sonase auténtico. Por eso elegimos un deportista, porque no emanan lo mismo. No es el típico modelo que hace de deportista. Tardamos un año en elegirlo porque tenía que gustarles a las mujeres y a los hombres; a los homosexuales y a los heterosexuales. Y eso no es nada fácil”.

Acompañando esta apuesta por el deporte, Rabanne instauró también el “Invictus award”, una particular competencia en la que siete deportistas de todo el mundo, elegidos por un jurado de notables, compiten por hacer realidad un proyecto solidario. La disputa es online y el público, que vota al ganador, conoce a los participantes a través de imágenes y videos. El premio es de 50.000 euros y el vencedor será protagonista del calendario del perfume del año siguiente.

Entre los elegidos se encuentra un deportista argentino, el jugador de fútbol Michel Gurfi, de 30 años, miembro del equipo del club Atlas. Su proyecto, si gana el premio, es financiar nuevas instalaciones para su club, uno de los más modestos de la Argentina. Para reforzar la idea de tradición deportiva y estirpe heroica, “Invictus” tiene nombre latino y un logo que remite a las alas de la victoria, con la forma de una corona de laureles. El frasco se asimila a un trofeo y fue diseñado por Cedric Ragot, quien explica que en sus líneas se combina la estética de los envases de los años ’30 con la forma estilizada de una copa.

El aroma. Véronique Nyberg es una reconocida perfumista, miembro del staff de la empresa IFF (International Flavors and Fragances) una de las firmas (junto con Firmenich) que congregan a los principales “narices” del mundo (para tener una idea de la exquisita habilidad que debe tener un perfumista, basta decir que en IFF solo 20 profesionales en todo el planeta se dedican a la llamada “perfumería fina”).

Junto a un equipo de colegas, Nyberg trabajó dos años y medio en el proyecto de Rabanne. “La etiqueta venía de un perfume muy exitoso –’1 Million’–, así que la presión de lanzar al mercado un producto que estuviera por lo menos a la misma altura, era mucha. Hicimos 5.000 pruebas y esta fue la que les gustó a todos unánimemente”.

La clave de la fórmula de “Invictus” es la bipolaridad entre sensualidad y frescura. Se trata de una construcción inédita. Sus notas connotan placer y victoria. Un aroma burbujeante, que rememora el sabor salado de la piel. Y algo inimaginable en un perfume: tiene sentido del humor. “Paco Rabanne tiene mucho sentido del humor. Las cosas con él son muy divertidas”, explica Nyberg.

“Un hombre con un perfume agradable tiene un ‘packaging’. Siempre lo recordarás a través de su olor”, concluye la perfumista. Pomelo y laurel, ámbar gris y pachuli, son algunas de las notas de “Invictus”. Las ideas detrás de estos aromas son seducción, masculinidad, potencia y frescura. Esta es la historia que se contará sobre la piel de quien use la última fragancia de Rabanne. Un relato que cambia con cada perfume y se completa en la experiencia del consumidor.

 

2 comentarios de “Siempre recordarás a un hombre a través de su olor”

  1. QUE LINDO EL MODELO
    ME GUSTARIA VER HOMBRES ASI EN LA CALLE
    PERO ESTAN DIFICILLLLLLL
    NO SE CUIDAN CERO CUERPO MARCADO – FUMAN – SIN CONTAR LAS BOLU Q HABLAN
    Q SE MUERAN LOS FEOSSSSSSSS ENCIMA SE SUMARON LOS EXTRANJEROS LIMITROFES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *