Blogs / 26 de Noviembre de 2013

Un asado con Moreno

Hay personas que fantasean con viajar al espacio. Algunos pensamos a diario en la posibilidad de un asado con el saliente secretario de Comercio.

Hay personas que fantasean con viajar al espacio, ganar una medalla de oro en los Juegos Olímpicos o comprar un palacio en la zona norte de algún lugar de zona norte. Algunos pensamos a diario en la posibilidad de un asado con Guillermo Moreno, el saliente secretario de Comercio Interior que hizo del barrabravismo light, un modo de conducción. Ese proceder atolondrado -que muchos tacharon de patotero, salvaje y soberbio- incluyó su agite fanático en actos de la militancia kirchnerista, gestos sin sutileza y desbocada lealtad (hay que reconocerle ese valor, la lealtad, más siendo un político y mucho más en estos días en que acomodarse es visto como un mérito).

Siempre hicieron más ruido sus exabruptos en sociedad que sus declaraciones juradas y eso sumó mística a su cuestionado perfil. Su retirada deja en pie un catálogo de frases tan memorables como grotescas: “¿Casco o guantes?”, “Estamos pasando de amarillo a rojo, ¿está claro?”, “acá no se vota”, son solo algunas de las pinceladas -todas ellas, de una misma asamblea de Papel Prensa- que retratan a un Guillote Moreno genuino y autoritario, más parecido a ese tío al que se le va la mano con el whiscola en las fiestas de quince que a un funcionario público de peso.

Tras su partida, en “6,7,8” destacaban la impronta “de barrio” que guiaba los pasos de Moreno. Aunque sirva de poco, es una afirmación cierta: parecía un tipo de barrio, con modales de barrio y residencia en un barrio común -Constitución-, detalle peculiar para un gobierno que gusta de los inmuebles en Puerto Madero, sin reparar acaso en la contradicción que ello implica. ¿Cómo no interesarse entonces en Moreno? ¿Cómo no pensar en la vida de ese tipo indescifrable y sin ninguna pasión por el protocolo? Luego de abandonar el cargo ¿qué hará los fines de semana el hombre que hasta hace una semana se ocupaba del control de ciertos precios? ¿Qué preguntas le habrá hecho la familia cuando compartió la decisión con ellos? ¿Qué habrá contestado a los mensajes de texto que suelen mandar casi de compromiso los conocidos en esta clase de situaciones? La renuncia de Moreno también nos resigna a la lectura de anécdotas políticas sin picardía. Se va un alfil del Modelo, pasa parte del gobierno y no quedan ni los artistas.-

 

8 comentarios de “Un asado con Moreno”

  1. Intentar encontrar algún misterio en éste palurdo de Moreno es intentar hacer alquimia de barro. Moreno es un energúmeno que les fue funcional a El y a Kris en la aplicación de su modelo económico: Controles de precios e industria nacional forzada. Por ello, intentar cubrir de mística y un halo que incita al análisis psicológico del personaje es propio del profesor Neurus, no más que eso.

  2. Coincido con que se trata de uno los politicos mas honestos que vimos pasar, sino el mas. Esto toma especial valor teniendo en cuenta que fue una pieza clave del gobierno mas corrupto – por escandalo – que tuvo este pais. Que esto “sumo mistica a su cuestionado perfil” es cierto, por mas triste que sea, al no estar acostumbrados a politicos incorruptibles, no podemos evitar sorprendernos al cruzarnos con un Moreno.

    Habiendo dicho esto, no deja de ser un motivo de VERGUENZA NACIONAL para todos los que valoramos mas la capacidad de gestion y el conocimiento a “los valores del rioba” que menciona Larissa en su comentario.

    Personalmente, de poder elegir, me quedo con el politico que se fue becado a hacer un doctorado a Harvard que con el que se quedo tomando “fecas” en la confiteria del barrio.

  3. mas alla de los resultados de su gestion un hombre de bien, una persona valiosa y comprometida. Nos hacen falta MILES de Morenos (preferiblemente sin algunas caracteristicas cortantes que tiene; pero el hombre no es rencorosos y es parte de los valores del rioba que quien da debe aceptar recibir sin que la sangre llegue al rio)

    Como se le plantó a los ladrones de Papel Peensa lo han hecho un heroe inolvidable para mi.

  4. Parece que a algunos les molesta (se les paran los pelos de mandril) una nota sincera y autentica..se puede decir la verdad por mas prosapia de apellidos del redactor

    1. A veces la pobreza se encuentra en la capacidad lectora de las personas, es fácil criticar, pero no es tan sencillo realizar una critica CONSTRUCTIVA, esa es la gran diferencia entre quien aporta un punto de vista y quien solo quiere destruir sin ánimos de mejorar nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *