Opinión / 29 de noviembre de 2013

La reinvención de Cristina

Parecería que quienes la admiran quisieran desvincularla del gobierno que encabeza.

RELAX. Cristina, ya sin luto, delega la gestión diaria en su nuevo hombre fuerte, Capitanich.

Para extrañeza de muchos, los encuestadores nos informan que una proporción sustancial de los que votaron en contra de los candidatos kirchneristas en las elecciones de octubre siguen sintiendo cariño por Cristina. Parecería que quienes la admiran quisieran desvincularla del gobierno que encabeza, cuando no de la política como tal. Como la buena actriz que es, la señora ha comenzado a aprovechar la situación contradictoria en que se encuentra. Puesto que el público está harto del relato que durante años había aplaudido, le ofrecerá otro.

En lugar de desempeñar el papel de una revolucionaria popular resuelta a “profundizar el modelo”, aumentando todavía más las dimensiones de la burbuja que ha creado sin preocuparse por los estragos que provocaría una aventura tan quijotesca, dejará que sus subordinados procuren desinflarla. Mientras tanto, se mantendrá al lado, mejor dicho, por encima, del quehacer cotidiano. Acompañada por un perrito de apariencia más chejoviana que chavista, reinará sin gobernar con la esperanza de que la ciudadanía atribuya las penurias que sufrirá después de años de despilfarro politizado al liberalismo de Jorge Capitanich o al dogmatismo presuntamente marxista de Axel Kicillof.

¿El objetivo? Conservar una imagen que sea lo bastante simpática como para blindarla contra los ataques de los deseosos de asegurar que termine sus días entre rejas o exiliada en un país dispuesto a acogerla y, con suerte, abrir la posibilidad de un retorno triunfal en el futuro. Algunos ya han bautizado el operativo que según ellos tiene en mente: lo llaman “la gran Bachelet”.

 

7 comentarios de “La reinvención de Cristina”

  1. Cristina será inolvidable para muchos Argentinos, lamentablemente no por lo bueno que hizo, sino muy por el contrario por todo el mal que le hizo al país, ella y sus lacayos.

  2. Estimado Neilson; Su columna es es sencillamente penosa, su deterioro le ha llevado a ser un amanuense del patron, !! que triste!!,ayer repase comentarios suyos, de hace 20 años, y algunos mas antiguos, y como se despeño,
    ,,es una mezcla de Borenstein (el malo), Reato, y Majulismo .y cuanto daño nos hace.- lamento y le saludo. Hector.-

  3. Que triste, pero que real. Algún día pagarán. Con el de arriba no de juega.Que lo entiendan de una vez. Sus comentarios siempre bienvenidos.

  4. Un sapo y no se reinventa con nada.Kris nunca olvidaremos el desastre que hiciste en este pais,lo mismo Nestor! Vos tendrias que tener perpetua y nunca disfrutar de los millones que te llevaste

  5. Estimado Neilson,su columna de opinion es sencillamente fenomenal.La mezcla de ironia y sarcasmo que utiliza es insuperable y mientras lloro por la espantosa realidad,sonrio.Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *