Opinión / 6 de Diciembre de 2013

Treinta años no es nada

Hasta los setenta, la mayoría de los países sufría bajo tiranías de derecha o izquierda, civiles o castrenses, que se suponían capaces de solucionar problemas.

Raul Alfinsin. Presidente de Argentina entre 1983 y 1989.

“Con la democracia se cura, se come y se educa”, proclamó Raúl Alfonsín una y otra vez en la emocionante campaña electoral que lo llevaría a la presidencia de la República. Pues bien, ya han transcurrido tres décadas desde el rencuentro del país con el único orden político que es digno de una sociedad civilizada, pero la salud pública está en crisis, muchas personas tienen hambre y el estado del sistema educativo se ha deteriorado hasta tal punto que, como acaba de recordarnos la difusión de los resultados de las pruebas PISA, está entre los peores del mundo.

Con todo, aunque las ventajas concretas que según Alfonsín eran inherentes a la democracia siguen sin manifestarse, el grueso de la ciudadanía entiende que sería peor que inútil intentar remplazarla por un esquema autoritario como insinuaron ciertos kirchneristas, incluyendo, por desgracia, a la presidenta Cristina, cuando se afirmaban resueltos a “ir por todo”. Fue en parte por tal motivo que, en octubre, los candidatos oficialistas recibieron un varapalo en las elecciones legislativas en los centros urbanos principales del país.

El “padre de la democracia” reivindicó el orden constitucional tratándolo como una panacea que produciría un sinfín de beneficios materiales porque, a partir de 1930, tanto los militares como muchos otros habían supuesto que solo una dictadura, plebiscitada o no, estaría en condiciones de solucionar los problemas económicos y sociales más angustiantes. Creían que la democracia era demasiado burguesa, tibia e ineficaz como para tener éxito en una empresa tan difícil.

 

8 comentarios de “Treinta años no es nada”

  1. Uno de los más graves déficit de la democracia argentina es que a la casi totalidad de los gobernante son expertos en asuntos electorales pero ignorantes y desinteresados de los problemas del Estado. Para peor, tienen una actitud facciosa: hay más compromiso con el sector político al que pertenecen que con el bien común.

  2. Este Neison escribe como juzgando desde arriba del banquito creyéndose infalible. Que hizo de concreto en su vida ademas de parlotear?

  3. Dolor. Duda. Descreimiento. Defectos.Déficit.Decadencia. Delito. Degeneracion. Derrota.Desacato. Desagradecidos. Desánimo. Desamparo. Desarraigo. Descomposición. Desconsuelo. Descontento. Descuido.Desenfreno. Desgano. Deshonor. Desigualdad.Desgracias.Desorientacion. Desprecio. Destrucción. Desunión. Deteriorio.Diferencias. Discordia. Duelo…..DEMOCRACIA . DEUDA INMENSA!!!!!!

  4. Con esa pipa de la foto parece el Marcos Mundstock del neoliberalismo, se lee lindo ese engolado razonamiento politico…solo que atrasa un poco, tenga cuidado que no se los lleve puestos a sus pensamientos de politologo liberal algun malon de motosaqueadores del arrabal de la miseria que nos circunda

    1. malon de motosaqueadores creados por tu “ideologia moderna”,el populismo!!..realmente estas a la vanguardia,pero de las idioteces neofascistas que alimentan tus creencias.

  5. Estimado Jamesnelson, para entender la frase de Alfonsin en la campaña, le recomiendo leer el mensaje que acompaña el proyecto de democratizacion sindical que fuera derrotado en el Senado Nacional. ¿Lo recuerda?. En ese momento Alfonsin dice con todas las letras que en la Argentina no hay todavía democracia, que la democracia es algo que hay que lograr con mucho esfuerzo, democratizando todo el país. En ese momento el se refería a a los sindicatos, pero NO solo a los sindicatos sino a todas las instituciones de la República. Con esa democracia, la que no solo no logramos sino que siempre nos alejamos, es la que se come, se educa y se cura. El propio Alfonsin dice que lo logrado no es democracia, sino solamente elegir un presidente por voto popular. Si no la consigue se la mando, Abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *