Sociedad / 9 de Diciembre de 2013

Purmamarca le puso color a la música clásica

La Quebrada de Humauaca fue escenario del “III Concierto La Comarca”, con la participación de una de las mejores violinistas del mundo: la francesa Virginie Robilliard.

El Cero de Siete Colores fue el escenario de un concierto soñado en Purmamarca, Jujuy. Los jardines del Hotel la Comarca ofrecieron un exclusivo momento ante unas 600 personas.

La pintoresca Quebrada de Humauaca, en Jujuy, al norte de la Argentina, fue el escenario del III Concierto de la Comarca, “siete colores, siete notas”. En un atardecer de noviembre, con nubes, en Pumamarca, se escuchó por tercera vez la conmovedora interpretación, mientras el sol se iba escondiendo, la luna ascendía sobre los cerros y el viento mecía los álamos más altos del lugar.

Los verdes jardines del hotel La Comarca hicieron del atardecer un momento inolvidable. Allí, se escuchó la obertura de “El Murciélago”, de Strauss; suite Nº 1 de “Carmen”, de Bizet; y el concierto para violín Nº 3, de Saint-Säens. La última pieza, que es una obra plagada de belleza expresiva y de una espléndida escritura violinística, fue interpretada por la francesa Virginie Robilliard. En el escenario brilló también la Orquesta Sinfónica de la Universidad Nacional de Tucumán, dirigida por Ricardo Sbrocco.

“Todo está en manos de la naturaleza. Hoy nos muestra a los seres humanos que no podemos controlar todo, y así debe ser. Es una gran lección para nosotros”, dijo Virginie Robilliard refiriéndose a cómo el viento jugaba con los instrumentos y los sonidos en el escenario mágico del Cerro de los Siete Colores de fondo.

D-IDEA---III-Concierto-La-Comarca---Hotel-La-Comarca---Fotógrafo-Ricardo-Veteri--(4)

Una historia reciente

El Concierto La Comarca tiene una historia corta, pero muy profunda. La primera edición se realizó en octubre de 2008, con la participación del Ensamble Orquestal La Comarca. Fue la primera presentación al aire libre de una orquesta y durante la puesta del sol en la Quebrada de Humahuaca. El segundo concierto tuvo lugar en 2009 ya con la Orquesta Sinfónica de la Universidad nacional de Tucumán bajo la dirección de Gustavo Guersman y la violinista Virginie Robilliard. En ambas ocasiones, y también en la última edición, la propuesta incluyó conciertos gratuitos y abiertos a todo público.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *