Música / 19 de Diciembre de 2013

MÚSICA

Stevie Wonder, a gozar mi amor

El compositor debutó finalmente en la Argentina. Hizo cantar y bailar a una multitud en Vélez con hits que están en la memoria de todos.

Por

★★★★ Si la música bailable, sencilla, pegadiza, ligada a los sectores pobres de la sociedad norteamericana, fue durante mucho tiempo casi una mala palabra en la Argentina, el tiempo terminó por hacer justicia y revalorizarla. Si el movimiento del rock de aquí rechazó durante años el soul y sus alrededores, ahora se arrodilla con merecido reconocimiento ante muchas de sus figuras. Y en tal sentido, la visita de Stevie Wonder terminó llegando en el momento justo.

Lo de este compositor, cantante, pianista y brillante armoniquista negro y ciego, nacido en Michigan en 1950, fue una fiesta. Las 30.000 personas que estuvieron en Vélez fueron un marco ideal. Y Wonder sintió esa energía. “Al fin estamos en la Argentina”, dijo en el comienzo; y redobló la apuesta de su alegría al decir: “Hablo poquito español, pero el año que viene hablaré más”, como prometiendo una cercana nueva actuación.

En dos horas y quince minutos de concierto –eso fue en verdad: una propuesta para teatro más que para estadio–, dio cuenta de su historia como gran creador de hits. Hizo sonar temas inolvidables como “Overjoyed”, la bellísima “Lately”, “Golden Lady”, “You Are the Sunshine of my Life”, “I Just Called to Say I Love You”, “Isn’t She Lovely”, “Sir Duke”, etc, y la multitud se enardeció. Homenajeó a otros negros ilustres: a Marvin Gaye con “How Sweet It is (To Be Loved by You)”, a Michael Jackson con “The Way You Make Me Feel” y, sobre todo, a Nelson Mandela, con banderas sudafricanas en “Higher Ground” y “Keep Our Love Alive”, escrita especialmente.

Tocó los teclados, el piano de cola y –lamentablemente poco– la armónica; y cantó con algunas dificultades en su garganta que no estropearon el balance. Fue un gran baladista en un bloque especial promediando el espectáculo. Tuvo a los argentinos Fabiana Cantilo, para “Love’s in Need of Love Today”, y a Illyia Kuryaki –que rapearon con “Ula Ula” y “Abarajame”– para “Do I Do”, como invitados sorpresivos y muy felices. Se rodeó de una banda muy numerosa. Y cerró una noche maravillosa con “Superstition”, como no podía ser de otra manera.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *