Tesis
Temas en este artículo: ,

UNEN, la gran esperanza progre

Formar una coalición centroizquierdista capaz de triunfar debería ser bastante sencillo, materia prima no falta.

CARRIÓ, COBOS Y BINNER. Pese a las peleas que ya tuvieron, vuelven a confluir en un nuevo espacio.

CARRIÓ, COBOS Y BINNER. Pese a las peleas que ya tuvieron, vuelven a confluir en un nuevo espacio. [ Ver fotogalería ]

En principio, formar una coalición centroizquierdista que resultara capaz de triunfar en una elección nacional, ubicando a su jefe en la Casa Rosada y consiguiendo la mitad o más de los escaños en el Congreso, debería ser bastante sencillo. Por cierto, materia prima no falta. Abundan los políticos respetables que ocupan lugares en la zona ideológica así denominada y una parte sustancial, tal vez mayoritaria, del electorado aprueba lo que reivindican.

Con todo, si bien la Alianza de la UCR y el Frepaso, logró hacerlo, solo se trataba de superar el obstáculo inicial, ya que el gobierno resultante cayó víctima de su precariedad inherente. Para que un partido, y ni hablar de una coalición, adquiriera la autoridad emotiva, por llamarlo así, que precisaría para sobrevivir a las inevitables disputas internas, tendría que durar el tiempo suficiente como para dejar de ser visto como el vehículo personal de dirigentes determinados.

¿Tendrá más suerte que las otras combinaciones que se han ensayado el Frente Amplio UNEN (UNión y ENcuentro) que, después de más de un año de preparación, acaba de presentarse en sociedad con la asistencia de radicales, socialistas, miembros de la Coalición Cívica, GEN, Proyecto Sur y otros? Si la experiencia nacional en la materia nos ha enseñado algo, esto es que unir a los representantes de las diversas facciones de la centro-izquierda es tan difícil como arrear gatos. Acostumbrados como están casi todos a encabezar una pequeña agrupación hecha a su medida, suelen estar más interesados en defender su propio “espacio” contra intrusos que en resignarse a desempeñar un papel subalterno en una organización mayor.

El Frente Amplio UNEN nació dividido. La propuesta de su partera principal, Elisa Carrió, de que negociara un entendimiento cordial con el PRO de Mauricio Macri, parece razonable a los que son más centristas que izquierdistas, pero horroriza a los que, a juzgar por sus declaraciones, están más preocupados por cuestiones ideológicas que por los cálculos preelectorales. Lo mismo que Carrió en una etapa evolutiva anterior, toman al jefe porteño por un símbolo de la derecha más repugnante, un paladín del capitalismo “neoliberal” extranjerizante y forzosamente corrupto que a su juicio es culpable de casi todos los males del mundo actual.

Exageran, claro está. Según las pautas de otras latitudes, Macri es un centrista, un tanto progre en términos culturales, que a su modo es equiparable con el nuevo primer ministro francés, el socialista de origen catalán Manuel Valls, o su ex homólogo británico Tony Blair que persuadió a sus seguidores laboristas de que sería peor que inútil seguir combatiendo el capital.

Es más: podría argüirse que, en vista de la situación en que la Argentina se encontrará luego de más de una década ganada por la ruinosa arbitrariedad kirchnerista, un gobierno fiel al ideario económico del PRO sería el más progresista posible ya que otro, de ideales supuestamente más solidarios o colectivistas que los atribuidos a Macri y sus acompañantes, no tardaría en verse aplastado por la realidad. Mal que les pese a quienes quisieran luchar contra la inflación hablando de ella con sindicalistas y empresarios, el enésimo gran acuerdo nacional que tienen en mente solo serviría para brindar a los participantes una oportunidad para disfrutar de sus quince minutos de protagonismo. Por lo demás, fortalecería el orden corporativo tradicional que tanto ha contribuido a la decadencia del país.

 

 

 

9 comentarios en esta nota

  1. Melyna | 28/04/2014 | 13:20

    progresismo?? no me jodan, cobos y sanz progresistas¡??? pero creen q somos boludos o que?????

  2. Frank | 27/04/2014 | 01:55

    Peor es que le pongan a todo nestor Kirchner,no parece exagerado un Presidente convertido en procer?Calles con su nombre,escuelas,represa,centro cultural,jajajaja que pais generoso

  3. Osvaldo | 26/04/2014 | 22:54

    Encontrar 18 políticos , los presentes en el acto inaugural, que ninguno pueda ser alcanzado por actos de corrupción , parecería imposible, esto y la capacidad de la mayoría de ellos , sin ninguna duda, son la única salida conque contamos, hay que valorarla y acompañarla para refundar la nueva república

  4. Isaias Rabinovich | 26/04/2014 | 21:37

    Hace unos años, en un curioso país se les ocurrió juntarse a un centrista (de la Rua) con un “progre e izquierdista” (Chacho Alvarez)…se acuerdan como terminó?? Ahora, en el acto de presentación de UNEN NADIE DIÓ UN DISCURSO….porque ni siquiera en eso se pusieron de acuerdo….Argentina “país condenado al éxito”

  5. Realmente es un chiste ingles , malisimo, esta nota, escrita para mediocres, sin formacion si Cobos,Carrio o Binner son progres?? para un ingles conservador como nielsen puede ser , para mi que soy progre de alma es la derecha coptada por el poder economico, no venfda fruta,Nielsen Lea a un compatriota suyo asi aprende se llam E.Hobsbwan

    • Melyna | 28/04/2014 | 13:23

      100% de acuerdo, nos toman de plotudos, y la gente llena de odio y con el cerebro totalmente lavado, realmente cree q estosnos van a llevar al exito como pais… por favor

  6. guido | 26/04/2014 | 01:18

    EL TRIO DEL TERROR

  7. edu | 25/04/2014 | 18:30

    Dejate de joder James, se un poco más serio, son unos cachivaches….

Deja un comentario