Blogs / 2 de enero de 2014

2014: Sin Tinelli estábamos mejor

Por qué la vuelta de Marcelo Tinelli podría significar un retroceso.

 

tinelli-susana-y-mirtha

Mi primer artículo en PERFIL fue “Los Cuatro Jinetes”, a principios de 2005, sobre Diego, Mirtha, Susana y Marcelo. El título recordaba a “Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis” y leído en perspectiva resulta profético: “Mientras sigan siendo nuestros mayores ídolos Argentina está condenada”.

Como por obra del famoso efecto mariposa, 2013 fue un año de sinceramiento político y a diferencia de Venezuela, Argentina pudo ponerle límites a un proceso (por lo menos a los aspectos presidencialistas del mismo) que parecía destinado a perpetuarse. Y coincidiendo con lo que decía el artículo, se trató de un período en que estos personajes, que pasaron por todos los gobiernos, estilos y tienen un poder hipnótico sobre nosotros, estuvieron lejos de su audiencia.

Marcelo Tinelli, el más influyente, quedó fuera de juego, y eso permitió que aparecieran figuras como Del Moro, se asentara Beto Casella, Fantino y hasta incursionara en política Jorge Rial. Si antes eran satélites, comenzaron a tomar vuelo propio con una ventaja: ninguno es una aspiradora de masas que pueda manipularnos a gusto.

Maradona permaneció en el exilio, Mirtha apenas salió en cuentagotas sábados y domingos, y Susana padeció el agotamiento de TELEFE que ya no la quiere mucho y se nota.

Pero parece que 2014 los reúne a todos (falta Maradona) en Canal 13, y otra vez tendremos un polo de atracción enorme con el “Cuervo” (apoyado por Cristóbal López), Susana retomara aires de diva y Mirtha consolidará su rol de Reina Madre que si terminara en ella vaya y pase, pero arrastrará a su clan.

Recuerden esto: No nos dimos cuenta pero en 2013 pudimos pensar un poco, y sospecho que otra vez nos están “drogando” para que no alimentemos demasiado esa sana costumbre.