La Balanza / 9 de enero de 2014

Jésica Cirio

Intenta entrar a gimnasio de lujoso hotel, no puede acreditar quién la invitó y huye despavorida.

Intenta entrar a gimnasio de lujoso hotel, no puede acreditar quién la invitó y huye despavorida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *