Libros / 13 de febrero de 2014

LIBROS

“El tercer policía”, de Flann O’Brien

Nórdica, 263 págs. $ 230. Irlanda underground.

Por

★★★★★ Es un libro que se agota, y con el tiempo, se reedita. Sería un clásico de culto, si no fuera que su propia materia lo coloca un poco ladeado respecto al resto, como pasó durante décadas, por ejemplo, con “Alicia en el país de las maravillas”. El autor es irlandés, y su nombre verdadero era Brian O’Nolan. Trabajaba en una oficina pública, le gustaba el whisky, firmaba con otro seudónimo columnas periodísticas sobre sus compatriotas.

Tapa-O'Brien

 

Entre sus “fans” tempranos estuvieron Joyce y Beckett, que se habían ido de Irlanda como tantos otros. Lo sacaba de quicio que no le publicaran este libro, después de la repercusión que tuvo “En Nadar-dos-pájaros”. Se murió en 1966, a los 55. “El tercer policía”, escrita casi 30 años antes, se publicó un año después.

Es de esos libros donde uno nunca sabe dónde se mete, página tras página. Lo cuenta en primera persona un criminal raro, que no conoce su propio nombre. Después de un atroz asesinato, cometido con un “amigo” poco confiable, empieza a huir y recorrer paisajes que serían inenarrables si no los hubiera contado aquí el propio O’Brien.

Los dos primeros policías son figuras paródicas, irlandeses típicos hasta el cómic o el dibujo animado. Una obsesión de NN es el filósofo absurdo De Selby, creado en notas al pie dignas de Borges, con no solo su obra sino también la de sus críticos. Los policías le pasan otra: las bicicletas.

Todo es escurridizo y a la vez nítido, inolvidable. Una visita a un “cielo subterráneo” tiene el carácter laberíntico y la falta de salida de Kafka. La construcción de cajas chinas cada vez más pequeñas (hasta la invisibilidad) es minuciosa como un manual de instrucciones. La aparición final del tercer policía tiene el peso mítico del padre que huye, tan fugaz como la amistad, la mujer, el conocimiento propio o del mundo.

Es una suerte que esta “cuarta reimpresión” (en seis años) vuelva a poner en circulación este libro, escrito con humor y melancolía salvajes como un libro de conocimiento secreto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *