Personajes / 28 de febrero de 2014

Diego Reinhold: “Generar el caos tiene su rédito”

Se sube al escenario con “Bulebu” y “Rococó”. Habla del suicidio, el aborto y el valor de la vida. Metafísica, ciclotimia y la magia del aplauso.

Le gusta provocar. Es vegano, incursionó en filosofías diversas y desde chico supo que iba a ser "un gran actor".

La sensación térmica supera los 40 grados, Diego Reinhold abre la puerta de su casa y la atmósfera cambia por completo. El aire acondicionado es apenas un detalle comparado con el resto: una pecera enorme, budas, una milanesa de soja a la que probará comer en sándwich (es vegano desde hace menos de dos años). En realidad, el “clima Reinhold” no se describe tampoco por lo que lo rodea. Es algo más sutil y a su vez, contundente: sus pensamientos y sus palabras están tan cerca del cielo metafísico como del barro en el que sigue enlodado por sus diferencias con Flavio Mendoza, por ejemplo.

Noticias: Usted sufrió muchísimo el afuera de chico, según ha dicho. No le fue fácil crecer, ¿no?

Reinhold: (sonríe) Estoy empezando a caer en que toda esa dureza o sufrimiento que yo denuncio, en realidad es una bendición.

Noticias: Es un modo de reconciliarse con el pasado, ¿no?
Reinhold: En teoría… (risas) Pero quiero llegar a ese punto porque no hay otra manera de acceder a la paz interior si no es reconciliándome con todo.

Le gusta provocar. Es vegano, incursionó en filosofías diversas y desde chico supo que iba a ser "un gran actor".
Le gusta provocar. Es vegano, incursionó en filosofías diversas y desde chico supo que iba a ser “un gran actor”.

Noticias: ¿Cómo fue eso de que desde niño ya sabía lo que iba a venir en su vida?
Reinhold: Y me sigue pasando. Hay una cosa adentro como si estuviese viendo mi futuro, como que ya sé qué va a ocurrir, el tema es cómo, la historia ya está armada y sé que va a ser así y me trae mucha tranquilidad. Siempre supe que esto iba a pasar.

Noticias: ¿Se acuerda de alguna revelación?
Reinhold: (piensa) De chico siempre supe que iba a ser un actor, pero ¿qué datos tenía yo de qué era ser un actor? Ninguno. ¿Por qué quería ser actor? Estaba en la secundaria y me decían que tenía que terminarla y yo decía “al pedo”, porque yo ya sabía, y hasta sabía que me iba a ir bien.

Noticias: ¡Pese a que siempre se reconoce inseguro!
Reinhold: Pese a mi inseguridad, sí (sonríe y piensa). Me vas conectando con distintas partes porque hay un yo inseguro y hay uno ahí que… de pronto me pusiste en un lugar de seguridad y me tranquilizás. Cuando empezamos a hablar yo no estaba en ese lugar.

Noticias: ¿Es muy ciclotímico?
Reinhold: Sí, sí. Soy muy mental y cualquier palabra que me digan me activa el software, tengo que ir, escanear, sacar ese virus y aparece otro y tengo que actualizar constantemente… es como si tuviera… un Windows trucho (risas), realmente con cualquier cosa que me conecto, yo me identifico. Me dicen “pelotudo” en Twitter y ya me siento un pelotudo, es muy loco… lo que pasa es que… ¿qué es todo esto si no es más que un derrotero?, cuál es, y si muerdo el asfalto, y si me suicido…

Diego-Reinhold-027

 

Va por la segunda temporada de “Bulebu” los viernes en la sala Siranush: una creación suya que combina humor, música en vivo y mucha tecnología. También forma parte de “Rococó”, un espectáculo de stand-up, los jueves en el Paseo La Plaza. Reinhold postula que el teatro es una situación ridícula, en la que el espectador paga por creerse un simulacro que le sirve para salir creyendo que entendió la vida: “A todos los niveles de construcciones metafóricas se les llama “arte”, pero a la vida no, como si ahí no hubiera metáfora, como si vos no fueses poesía. Esa situación mágica que ocurre en el escenario, ocurre todo el tiempo en todos lados… lo loco es que quizás cuando te parás frente a una obra de arte, estás siendo impregnado por los pensamientos e ideologías del creador. En la vida, sos vos el creador, todo el tiempo”.

 

Noticias: Pero provocando con la palabra, ¿no?
Reinhold: (sonríe) A Kurt Cobain lo metieron preso por escribir “Dios es gay”, mirá el ejemplo que estoy poniendo, el pibe se mató después. Pero solo del caos se puede obtener algo, solo ahí está lo germinal. Entonces generar el caos también tiene su rédito, es importante provocar.

¡Lee la entrevista completa de NOTICIAS suscribiendote a la revista!

Fotos: Eduardo Giménez. Producción: Esteban Vedia. Ropa: Darwin, Ona Saez. Agradecemos a Guillermo Raimondi y a La Ciudad de los Niños.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *