Opinión / 7 de Marzo de 2014

Carrera contra el tiempo

CFK es propensa a refugiarse en un mundo alejado del presuntamente real.

FIN DE CICLO. Cristina habló en el Congreso e inauguró un estilo más mesurado. Busca llegar al 2015 sin sobresaltos.

Exigir objetividad a un político es inútil. Por ser tan competitivo su oficio, todos se ven obligados a exagerar la importancia de sus eventuales logros y atribuir los fracasos a la maldad ajena. Fue de prever, pues, que a más de diez años del inicio de la nada exitosa gestión kirchnerista, Cristina hablara al Congreso de un país bastante distinto del habitado por los demás.

Tuvo que hacerlo. De habernos sorprendido con una autocrítica en que aludiera a los estragos provocados por la inflación y la necesidad de aplicar un ajuste feroz que depauperará aún más a millones de familias, además de la creciente inseguridad ciudadana agravada por la proliferación de narcotraficantes, habría liquidado su propio poder.

Acaso no le hubiera convenido insistir en que, gracias a su liderazgo y las bondades del modelo, la Argentina “ha completado el ciclo más virtuoso en 200 años”, ya que a esta altura pocos ignoran que, una vez más, el país se encuentra atrapado en una espiral descendente, pero dadas las circunstancias se siente constreñida a entusiasmar así a la militancia reivindicando el gran relato oficial.

 

6 comentarios de “Carrera contra el tiempo”

  1. Rabinovich,: Dices lo correcto,y debo agregar que al señor Neilson,np le interesa ese 90% de la poblacion,si no expresar lo que conviene a sus patrones desde lo crematistico, como viene haciendo hace tantos años, con una experiencia,,que hace innecesario decirle lo que debe escribir,pues es un amanuense full time,que gana lo suyo, y quizas se cree periodista.- Saludos, Hector.-

    1. La maldad es callar o apoyar el asesinato de los hijos de los otros y levantar el no matarás cuando se trata de nuestros propios hijos. dice:

      Siempre igual Isaias Rabinovich, siempre añorando y deseando el apocalipsis de las democracias republicanas, la destrucción del Estado de Derecho y las libertades individuales.

      Mientras Maduro en Venezuela impone “la ley y el orden” a los tiros, y soldados chavistas asesinan estudiantes. Sólo llevar la cuenta de las víctimas estremece. Pero Isaias Rabinovich calla frente al horror, de un Estado que asesina a ciudadanos.

      Un socialismo del siglo XXI cada vez más en caminado como neomarxismo gobernado desde Cuba. Parecería no inquietarse frente a las violaciones a los DDHH en Venezuela, seguramente privilegia una “atmosfera de negocios favorables” para la boliburguesía, conformada por empresarios y funcionarios públicos vinculados al chavismo que estarán muy contentos hoy.
      ¿ Pero el resto, es decir el 90% de la población ?, que tiene que soportar la escases de alimentos, la inseguridad y ahora también que le asesinen a sus hijos.

      La maldad es callar o apoyar el asesinato de los hijos de los otros y levantar el no matarás cuando se trata de nuestros propios hijos.

  2. La maldad es callar o apoyar el asesinado de los hijos de los otros y levantar el no matarás cuando se trata de nuestros propios hijos. dice:

    Siempre igual Isaias Rabinovich, siempre añorando y deseando el apocalipsis de las democracias republicanas, la destrucción del Estado de Derecho y las libertades individuales.
    Mientras Maduro en Venezuela impone “la ley y el orden” a los tiros, y soldados chavistas asesinan estudiantes. Sólo llevar la cuenta de las víctimas estremece. Pero Isaias Rabinovich calla frente al horror, de un Estado que asesina a ciudadanos.
    Un socialismo del siglo XXI cada vez más en caminado como neomarxismo gobernado desde Cuba. Parecería no inquietarse frente a las violaciones a los DDHH en Venezuela, seguramente privilegia una “atmosfera de negocios favorables” para la boliburguesía, conformada por empresarios y funcionarios públicos vinculados al chavismo que estarán muy contentos hoy. ¿ Pero el resto, es decir el 90% de la población ?, que tiene que soportar la escases de alimentos, la inseguridad y ahora también que le asesinen a sus hijos.
    La maldad es callar o apoyar el asesinado de los hijos de los otros y levantar el no matarás cuando se trata de nuestros propios hijos.

  3. Siempre igual Nielsen, siempre añorando y deseando el apocalipsis de los gobiernos populares para que vuelvan a “imponer la ley y el orden” los soldados del neoliberalismo gobernados por el Bco Mundial y el FMI. Seguramente asi retornara una “atmosfera de negocios favorable” y habra empresarios contentos pero y el resto , es decir el 90 % de la poblacion ??

    1. Impresionante respuesta, rabinovich. Nos convenció a todos. Por supuesto, quienes ven los errores del gobierno ,más corrupto e inservible de la historia “añoran el apocalipsis y sib soldados del neoliberalismo”
      Ya puede ir a comer su chori oficialista. Buen provecho.
      Ah, saludos a Boudou, Jaime, De Vido y el resto de impresentables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *