Televisión / 28 de Marzo de 2014

Televisión

“Guapas”, señoras de siempre

Telenovela. Lunes a jueves a las 23, por El Trece. Con: Mercedes Morán, Carla Peterson, Florencia Bertotti, Isabel Macedo, Araceli González, Dady Brieva, Mike Amigorena y elenco. Produce: Pol-ka. Dirección: Daniel Barone y Lucas Gil.

Por

GRAN ELENCO. Flor Bertotti, Isabel Macedo, Araceli González, Carla Peterson y Mercedes Morán: complicaciones a la carta.

★★★ “Ellas son guapas, la raza fuerte, nunca se cansan de remar contracorriente”, dice el tema que canta Fabiana Cantilo para “Guapas”, la nueva tira del Trece sobre los devenires problemáticos de cinco amigas y su supuesta actitud para enfrentarlos. No se trata de una “copia” de “Sres. Papis”: que aparezca una pizzería y el recurso de los mails en pantalla no significan más que detalles.

Y, si hablamos de guapezas, en la tira de Telefe el personaje de Gloria Carrá sin tanto rodeo declara su amor por otra mujer, deja al marido y a otra cosa. En cambio, estas guapas de Pol-ka tienen sus vueltas. Vueltas de la ficción pero que deben sostenerse sobre principios de verosimilitud en pos de una promesa: mostrar mujeres de hoy.

La amistad entre estas cinco es casi milagrosa. Difícil –pero no imposible– que el estereotipo de azafata rubia, conchetona y boba (Peterson) se junte con una cincuentona golpeada por la vida, muy puteadora (¿hace falta subrayar doble?) y cero glamour (interesante personaje de Mercedes Morán que nos recuerda a Roxy de “Gasoleros”). Dificil –pero no imposible– que una estudiante de Medicina, de 30 años, que vive en Isidro Casanova (muy bien Bertotti), tome una cerveza con las histericonas hermanas Andrea y Laura (González y Macedo).

No es imposible –nada lo es en la ficción mientras se justifique– pero si difícil que mujeres tan diferentes se mezclen en el santo útero de la queja. El encuentro sucedió al cerrar la financiera que se llevó sus ahorros. Un golpe fuerte aunque no suficiente porque siete años después, sufren otro: un choque del que salen ilesas y las anima a asegurar que sí, ahora sí, vamos por todo. O, al menos, eso dicen.

Salvo el personaje de Bertotti –Lorena Patricia Giménez, cuyos cruces con el jefe, un cirujano estético y seductor patológico (Amigorena) son, por ahora, lo mejor del programa–, los demás no son precisamente “simpáticos”: Mónica (Morán) ya está claro que le va a hacer la vida complicada al pizzero (Brieva) y que será retorcido el enfrentamiento con su hija (gran Mercedes Scápola). Andrea es una burguesa inútil que dilata el divorcio con el pesado del marido (Dayub).

La periodista Andrea maltrata a su ex (Lamothe) a quien dejó, pero no soporta verlo en pareja y se venga inseminándose a escondidas los embriones congelados que tenían juntos (en lugar de ir a un banco de semen y jugarse por su maternidad en solitario). Y la rubia Mey genera furibundos deseos de que la malvada de Débora (impagable como siempre Vivian El Jaber) no pare de maltratarla.

Más que guapas, estas mujeres bastante jodidas refuerzan moldes tradicionales. Incapaces de escuchar, por ejemplo, la historia de violencia por la que pasó una de ellas, todavía no se entiende por qué están juntas y contra qué luchan con tan pobres armas. Seguramente, en los próximos meses encontrarán el príncipe que las salve.

 

Comentarios de ““Guapas”, señoras de siempre”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *