Política / 17 de abril de 2014

La pesada cruz de Cristina K

El peronismo la deja sola y le promete un calvario hasta el fin de su mandato. La Cámpora: su “iglesia” fuera del poder.

Por

Cristina en la despedida de Hugo Chávez con una cruz dibujada en la frente y con estilo lúgubre.

A decir verdad, la Presidenta hubiera preferido un final más heroico de una gestión que, desde que ganó con el 54% de los votos en octubre del 2011, paradójicamente, cayó en picada. Cristina dinamitó hasta las ruinas de lo que quedaba del PJ y se aceleraron las traiciones públicas o secretas. Cortó todo vínculo con la CGT de Hugo Moyano, el principal soporte político y de masas ideado en su momento por Kirchner.

Se recostó en La Cámpora obsecuente y se puso en el lugar de víctima: “A mí ya me crucificaron, este juego que se está jugando no es el mío –es la frase que le han escuchado–, pero no veo a nadie que esté en condiciones de hacer lo que hicimos los Kirchner en esta década, ni siquiera de volver todo atrás y revertir lo hecho”.

Quiso decir, ilusionada: “Así que tendremos otra oportunidad”. Ambos razonamientos, en cierto modo, son ciertos. Más que su relato sobre la supuesta Revolución K, efectivamente importan la sensatez y la transparencia de los que vendrán ya que fueron los valores que ensombreció el kirchnerismo. Y los candidatos en oferta todavía generan dudas sobre sus capacidades de gobernar un país que heredan empobrecido con un Estado adentro virtualmente saqueado y fuera de control.

La lógica de la decadencia y el exitismo exceden el voluntarismo de CFK. Viene a simbolizar algo así como el ‘ser nacional’: “Somos un país bipolar –aseveró Manes, el neurólogo presidencial–: pasamos del éxito a la depresión, y lo que necesitamos es estabilidad”. A veces, los propios compañeros de ruta de Cristina advierten su inestabilidad y sus arrebatos cada vez más espaciados. No siempre hace el show que esperan los más adictos. La centralidad política ya no pasa por ella.

Pero falta bastante para saber incluso si el péndulo se inclinará en el futuro hacia la derecha, peronista o no –como descuenta Cristina–, o hacia un liderazgo que reivindique básicamente la inversión, la producción y el trabajo, además de la estabilidad. Aunque, claro, la liturgia del poder y el gen de la ambición exigen a veces experimentar el calvario para mantener viva la llama de la resurrección. Y ya se sabe, es el pretexto: en política, solo se puede volver a la vida con iglesia propia y feligreses devotos.

Es lo que vino perdiendo y pide a los gritos recuperar la Presidenta para “terminar bien”, como le dijo ella misma a los empresarios de la UIA, y mantener viva la esperanza de imitar a Michele Bachelet en el 2019 para volver al poder después de cuatro años de un Sebastián Piñera local, se llamen Scioli, Massa o Macri. Blindarse judicialmente, cortar los lazos financieros que puedan aún existir con Lázaro Báez, desentenderse de Amado Boudou y tejer una Justicia adicta son, hoy por hoy, las prioridades personales de la Presidenta part-time. El secretario Carlos Zannini le hace de consejero y filtro: están atados por el destino.

tapa revista noticias el via crisis de cristina kirchner

Lee la nota completa en REVISTA NOTICIAS. Encontrála en los principales quioscos del país, o suscribite online y recibíla en PDF.

 

34 comentarios de “La pesada cruz de Cristina K”

  1. TE ACONGOJASTE POR LA MUERTE DE CHAVEZ,,,,PERO POR LOS 51 MUERTOS DE ” ONCE “,NO SE TE MOVIO UN PELO..,PERO YA EMPEZASTE A PAGAR ,POR TU ALTANERIA Y SOBERBIA..ESTAS PAGANDO EN CUOTAS,,,Y TE FALTAN VARIAS TODAVIA…

  2. En algo tiene razón, nadie podrá hacer lo que hizo el matrimonio K, nadie podrá desvalijar al país poruqe no dejaron nada

  3. Que mal gusto por pretende desconocer la labor de Cristina, cuando en el continente es tan reconocida por sus realizaciones. Estos publicistas de barata estatura histórica y política no pueden enturbiar la valentía de CFK. Ella se ha situado en la historia y en los nuevos caminos de nuestra américa, Bien por ella que no es desconocida como estos apóstatas del imperio.

    1. Ud.debe despertar del letargo en que se encuentra!! Lo noto con exceso de servidumbre! Asia una persona llena de odio, codicia y poder!!De su pais, por favor! Deje de mezclar al resto de America. Eso de nuestra, le queda grande!!

  4. Hice un comentario respetuoso, sin agresiones y uds me borraron el mismo porque no condice con lo que uds pregonan, una lastima, ya sabre que hacer y que decir en lo que se refiere a su revista. Vuestra actitud deja mal parado al periodismo Argentino.

    1. Comparto el texto que publico la persona de arriba….Solo que han caido muy bajo,,,han perdido la cordura para saber distinguir lo que si es “periodismo” suerte…

  5. Todo lo que vos quieran, pero es un falta de respeto a la investidura presidencial, Después dicen que uds se encuentran atosigados con el tema de la Libertad de Expresión, Les puedo asegurar que uds son como los políticos, se escudan en su profesión.

  6. uds son una basura. como periodistas una mierda y como seres humanos una lacra. me da verguenza que sean humanos, por lo menos parecen eso.

  7. Asta los tiranos mas grandes dea historia calleron y mal.Ahora como argentinos debemos aber tocado fondo.con esf decada perdida.aprender de nuestros errores y tener un vicion a futuro de qud pais queremos. Personalmente esa gente siniestra k nunca me representó.

    1. Jaja hasta y haber sin h, y la verdad que en ese sentido te acompaño para vos si fue una década perdida ya que no la aprovechaste para educarte un poco.

    2. ¡No culpemos a Agustin! ¡ES VICTIMA DE LA DECADA CON MAYOR PRESUPUESTO EN EDUCACION Y CON RECORD EN ABANDONO ESCOLAR Y CALIDAD NEGATIVA EN LOS NIVELES DE INSTRUCCION!. El, se comunica con las herramientas que el Menenismo o el Kirchnerismo le dieron. No olviden que Menem destruyó a la educaciòn y Kirchner la profundizò. ¡ESTOS SON LOS RESULTADOS EVIDENTES!

  8. La nota comienza con una frase falsa ” con un final de gestion” mal que les pese todavia le faltan casi la mitad del mandato ,asi que gorilas a seguir sufriendo.

    1. en que pais vivis, idiota, crees que esta dictadura “democratica”, te va a dejar un pais maravilloso?, no tenes hijos?, no ves que no hay otro futuro para ellos que cobrar un “plancito”, sos de los giles que con futbol y subsidio viven barbaro, que patet
      ico!!!!!

    2. No estamos sufriendo los “gorilas” como vos llamás a los opositores a este régimen nazi-narco-fascista. Al contrario, estamos felices, cada día falta menos para que se vaya esta banda de delincuentes, y poder ver como desfilan por Tribunales, y a cumplir en cárceles comunes.

  9. Los k destruyeron el país, se merecen que les vuelva lo que hicieron.
    A ésta mujer ni se le pasa por la cabeza lo que le espera, por traidora, hasta de Dios se burló.
    Así serán recordados, como eso que son.

    1. El pueblo la ama y ella mira como se despedazan los opositores, cuando vuelva en el 2019, terminará de poner el país en marcha.- Ojalá que en esos 4 años no se pierdan los grandes avances en ciencia y derechos sociales que se realizaron.-

      1. De que pais estas hablando …?, te crees los cuentos de esta lacra de delincuentes que roban el producto de los que trabajan, Claro…, si estas recibiendo subsidios, se entiende que la defiendan…, no ?

      2. Que te fumaswte Felipesócrates.? Lo que decís es un ataque, una burla al Pueblo honesto que los sufrió todos estos años. Delincuentes..!!! Ya está nene, dijo el Cuervo Larroque que pasés a buscar el cheque. Son de no creer esta bos.ta KK.

  10. Hay un error de interpretaciòn de la imagen con relaciòn al comentario de bajada. Esa imagen correponde a la misa que se llevó a cabo en la Villa 21-24 el miércoles de ceniza, oportunidad en la que se recordò la muerte de Chavez ¡NO LA DESPEDIDA! y la CRUZ en la frente no es nada lugubre, sino el simbolo de recordar el origen cristiano de los bautizados. No adhiero para nada del ideario K y menos a esta puesta en escena de Cristina, pero no cambien los hechos ni las expresiones religiosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *