Personajes, Sitios Externos / 23 de abril de 2014

Ariel Rot: “Hasta el rock está muy reglamentado”

El hermano de Cecilia Roth presenta en Buenos Aires su último CD. Excesos, inspiraciones, y desafíos de madurez.

ESTABLE. Rot se casó con Mar, la madre de sus dos hijos, hace dos años y después de veinte de pareja.

En Buenos Aires llueve. Ariel Rot salió de la casa de su hermana, Cecilia Roth (ella agregó una “h” a su apellido artístico), preocupado por el tránsito pero terminó llegando antes de lo acordado. El músico radicado en España y a punto de presentar “La huesuda” en La Trastienda el próximo viernes, cuenta que un rato antes estuvo tocando sus propias cuerdas de recuerdos y nostalgias al meter mano en las fotos familiares que tiene Cecilia. Fue un desayuno en blanco y negro.

Ariel-Roth-JF-01

Noticias: Una mañana de encuentro con los orígenes…
Ariel Rot: Y sí, en todos los viajes a Buenos Aires se movilizan muchas cosas. Siempre hay encuentros inesperados, desencuentros esperados (se ríe).

Noticias: Y desencuentros inesperados supongo también.
Rot: También. Hasta cuando vengo de vacaciones, vengo un poco alterado.

Noticias: ¿Vive distinto el escenario argentino?
Rot: Por supuesto. Hay ciudades y escenario que te condicionan un poco. Cuando toco en Madrid, un poco, y cuando toco en Buenos Aires, muchísimo. Después cuando estás en plena gira en lugares donde sabés que no te conoce nadie, vas más despreocupado.

Noticias: A los 10 compuso su primer tema, que hablaba de una ciudad solitaria.
Rot: Sí… (se ríe). Fue un día que llegó una guitarra eléctrica a casa por casualidad, en una fiesta vino un chico con una y la dejó. A la mañana la encontré entre los restos, y yo muy alterado por todo lo que había visto en esa fiesta, en la que vinieron tipos de hasta 18 o 19.

Noticias: Ganar buen dinero, trascender y “construir un mundo” con 17 o 18 años, ¿le rompió el cerebro?
Rot: No me acuerdo mucho, fue tan fugaz… porque en cuatro años pasamos de la nada a ser muy top con (la banda de música) Tequila y luego a desaparecer. Me alegro de haber aprendido tan chiquito esa lección, que podemos llamar “el triunfo y el fracaso”, porque si hubiera seguido todo eso, no sé en qué hubiera terminado, adónde hubiese ido mi cabeza. Con 22 años me di cuenta, casi como un tango, que al mundo nada le importa, que todo había sido un montaje, que de un día para otro costaba que te atiendan el teléfono.

Noticias: ¿Entró en un bajón anímico?
Rot: Entré en un bajón y en un subidón al mismo tiempo (se ríe). Era un momento de España muy festivo, no hacía falta dinero y éxito para sentirse una estrella. No lo viví con nostalgia porque con Tequila nos habíamos convertido en ídolo de fans, chicas quinceañeras, locas, corriendo detrás de ti, intentando arrancarte un mechón de pelo. Que eso se hunda también fue una liberación, porque empecé a poder salir a la calle.

Noticias: Pero para su ego debe haber sido un golpazo.
Rot: Sí, empecé como a tontear un poco más con los bajo fondos y con ese mundo marginal y a escribir canciones que no tenían nada que ver con las de Tequila. Descubrí el texto adulto.

Noticias: Dice que considera al rock como un lenguaje para ir contándose a lo largo de la vida, y que no le interesa como pose, ¿qué necesita expresar en este momento?
Rot: En “La huesuda” hablo mucho de los recuerdos, del paso del tiempo, de las pérdidas, de los desencuentros, de la muerte. Pero ahora estoy componiendo canciones que tienen que ver con el hombre y la naturaleza, el hombre y el espacio. Estoy haciendo unas letras que casi parecen de Atahualpa Yupanqui (se ríe) muy sencillas y tal vez como ya superando esa etapa de tan obsesionado por estas cosas, por la muerte.

Ariel-Roth-JF-01

Noticias: ¿Se obsesionó con la muerte?
Rot: Es que mi generación hace tiempo que empezó a bailar con la huesuda, siempre fue una figura cercana. Ya en “Debajo del puente” digo: “nadie piensa en la muerte, pero ella gobierna descaradamente”, lo compuse con 23 años. Hemos estado siempre cerca, a veces conscientes y a veces inconscientes, estábamos bailando o besándola.

Noticias: ¿Cuándo la tuvo más cerca?
Rot: Es que fíjate, cuando nos fuimos de la Argentina, muchos amigos se quedaron y cuando digo que se quedaron es porque se quedaron. Cuando llegué a España, apareció el fenómeno de la heroína y el SIDA, otra tanda que desapareció. Estos últimos años hay como una… por la edad que tenemos, por la que tienen nuestros familiares y por todo lo que pasó con músicos, con esas especies de desapariciones prematuras, los últimos dos años también estuve un poco inquieto con el tema.

Noticias: ¿Cómo ve a la Argentina, asomándose de vez en cuando?
Rot: Veo una ciudad, Buenos Aires, muy fascinante y muy caótica. Artísticamente es una especie de volcán. Y muy crispada también, muy politizada. No me atrevo a pronunciarme porque escucho gente muy lúcida con visiones muy opuestas y eso me confunde.

Noticias: ¿Y de qué modo vive España y su crisis?
Rot: Con mucha tristeza, por la pobreza general. Uno se busca sus búnker, pero lo que proyecta España es una chatura muy importante. Ese gobierno con mayoría absoluta que hace lo que le da la gana y parece que nunca hubiese pasado nada…

Noticias: ¿Cómo ve a la juventud, usted que vivió tan intensamente la suya?
Rot: Veo que están viviendo en un mundo muy reglamentado pese a todo lo conquistado. Hasta el rock es una cosa reglamentada, los estereotipos, los clichés. Todo se reglamentó mucho pero siempre hay gente que cultiva la individualidad y potencia lo que él es, en vez de adaptarse al grupo, eso era el rock en realidad. El rock era ser quien eras, no formar parte de un ejército. Ahora es un poco eso, “yo soy esto, formo parte de esto”, no “yo soy este”.

Noticias: ¿Y usted quién es, Ariel?
Rot: (se ríe) Qué complicado (piensa) No sé, soy una historia. Una historia más.

Noticias: ¿La madurez tendrá que ver con potenciar el lado distinto de cada uno, como decía, pero entendiendo que se es una historia más entre tantas otras?
Rot: Sí, con el tiempo uno cada vez se reconoce más y se despreocupa de esos rasgos que te diferencian. Y también asumís la diferencia con alegría y sabiduría, lo bueno y lo malo.

¡Lee la entrevista completa suscribiendote a Revista NOTICIAS!

Ariel Rot se presenta este viernes 25 de abril en Buenos Aires.

Fotos: Juan Ferrari. Producción: Patricia Mogni. Agradecemos a Hotel Casa Chic.

 

5 comentarios de “Ariel Rot: “Hasta el rock está muy reglamentado””

  1. La verdad que cansa un poco que gente que ya no le aporta nada al Rock o al pais, venga a dar lecciones. Desaparece y no vuelvas mas Rot

  2. Ariel Rot y Cecilia Roth son hijos de Abrasha Rotenberg, contador de Jacobo Timerman, éste último socio de David Graiver y de José Bel Gelbard. Se fueron del país en el 75 perseguidos por la AAA y por montoneros. Graiver les había escamoteado la plata de los secuestros a los montoneros que lo estaban buscando para que se las devolviera, por eso también escapó a USA ese año. Lo mismo hizo Gelbard. La AAA, por su parte, los buscaba por la asociación de todo el grupo con el Partido Comunista. El único que quedó en el país fue Timerman que confió en que podría zafar congraciándose con los militares, por eso alentó el golpe desde La Opinión y desde La Tarde. Le funcionó bien hasta el 77 cuando los militares descubrieron la asociación de Graiver con los montoneros. Ahí lo metieron preso hasta el 81. Toda linda gente. Sugiero leer “El burgués maldito” de María Seoane, “Timerman” de Graciela Mofchovsky y el libro del mismo Rotenberg donde cuentan toda la historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *