Música / 15 de mayo de 2014

MÚSICA

Abel Pintos en el Luna: folklore, balada y popularidad

Hizo explotar el Luna Park en la presentación de su último álbum. En noviembre lo espera el Único de La Plata.

★★★ Era un niño cuando nació públicamente en el folklore, traído a Buenos Aires desde su Ing. White natal de la mano del León Gieco productor. Con el santafesino apadrinándolo, recorrió festivales y exhibió su voz, todavía muy cercana al estilo de Mercedes Sosa, por todo el país. Por esos tiempos, las referencias del gran éxito comercial en el género eran Soledad Pastorutti y Los Nocheros.

Pero el tiempo pasó. Abel Pintos acaba de cumplir 30 años, hizo unos cuantos discos, su voz maduró, cambió su modo de cantar, se hizo más personal, y dejó la exclusividad del folklore y de los temas ajenos para dar lugar a muchas composiciones propias y la balada romántica.

Así, de a poco pero con enorme intensidad, se convirtió en el mayor fenómeno local de los últimos tiempos. Y hace unos años ya que es capaz de llenar lugares enormes –esta vez fueron siete Luna Park y prepara un Estadio Único de La Plata para noviembre– y de vender sus álbumes por cientos de miles: actualmente tiene simultáneamente dos discos –el más reciente “Abel” y el anterior “Sueño dorado”– en los primeros puestos de los rankings.

Es verdad que al hacerse baladista perdió profundidad estética y que terminó pareciéndose a muchos predecesores. También escierto que cumple con los más estrictos “controles de calidad” que marca la industria. Tampoco pueden negarse el profesionalismo de este bonaerense que ofrece shows largos con repertorios que suman diferentes épocas, ni la potencia de su voz, ni la eficiencia de su grupo, ni el esmero por dar un toque más con el agregado de un cuarteto de cuerdas –arreglado por Guillo Espel–.

Aunque claro, como en tantos artistas exitosísimos que responden a los modelos conocidos, hay que reconocer además que algo estará dando que su público –sobre todo femenino– quiere escuchar en este tiempo, y que tiene un carisma que es el mejor antídoto para quienes no se explican bien este tipo de fenómenos.

 

2 comentarios de “Abel Pintos en el Luna: folklore, balada y popularidad”

  1. Abel tiene un carisma único una voz increíble una calidad interpetativa que te deja la piel de gallina Y tiene una humildad que sólo los grandes tienen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *