La Balanza / 2 de junio de 2014

Nequi Galotti

Cansada por tanto trabajo, se tomó una siesta reparadora en camarín. Sin pilas.

Cansada por tanto trabajo, se tomó una siesta reparadora en camarín. Sin pilas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *