Brasil 2014 / 9 de Junio de 2014

#MundialCrítico

Cristina Pérez le escribe al DT argentino: “Sabelo, Sabella”

Las contradicciones que deberá enfrentar el técnico de la selección nacional y su falta de autoridad. Fútbol K y fin de ciclo. El factor Messi.

AJUSTES. Sabella pasó el primer cimbronazo por la conformación del equipo y las figuras excluidas.

Somos los mejores del mundo porque tenemos a Messi pero la selección nacional de fútbol no gana un mundial desde hace 28 años. Y desde hace 20 no gana nada. Durante tres décadas, la cosecha de delanteros letales que cotizan en euros no pudo ser gestionada con eficiencia para rendir en copas con la celeste y blanca.

Lo único que no cambió en todo ese tiempo, ni con el fin de la dictadura militar, fue la presencia de Julio Grondona como mandamás de la AFA. Fidel Castro dio lugar a su hermano Raúl; Hosni Mubarak fue destituido luego de treinta años de puño apretado en Egipto, y hasta abdicó ya el rey Juan Carlos de España. Julio Grondona sigue y “todo pasa”.

¿Qué condiciona a la Argentina en este mundial donde a la efervescencia anímica de la autoestima nacional se le suma la bala de plata soñada para un Gobierno que pelea con su propia sombra en el fin de ciclo? Podría decirse, en principio, que a la selección la condicionan como siempre o más que siempre, las grandes expectativas. “Nunca te confíes en tus expectativas” porque “se sientan en el aire”, dice William Shakespeare. Y, a mayores expectativas, menos se trata de un juego.

Pero pasemos a algo mucho más básico y primordial en todo equipo como es la toma de decisiones. La historia quiere que el DT militante y nac & pop, Alejandro Sabella, haya tenido que dejar afuera al jugador surgido de los potreros excluidos de Fuerte Apache. La injusticia contra la ley del mérito ensombreció la primera lista de convocados dejando constancia en el reclamo popular. Y aunque en la espuma mundialista todo parece olvidarse, la memoria regresa en forma repentina a la hora de cobrar facturas.

Como si el Expediente Tévez fuera poca bolilla negra, Alejandro Sabella, en esencia es un técnico conservador –genuino producto de Estudiantes de la Plata–, debe ir a la carga con un equipo cuya genética da prioridad natural al ataque, donde se concentran sus ventajas competitivas y comparativas. “Nunca nadie tuvo tanto en materia ofensiva”, dice el periodista deportivo Roberto Incocciati.

¿Cómo jugará el software del instinto conservador sabelliano en su propia batalla conceptual con un hardware de misiles, tridentes y barriletes cósmicos del “fútbol que le gusta a la gente”? ¿Intentará ser un minotauro, mitad Mourinho, mitad Guardiola? ¿Se puede lograr tal progenie?

Si tan solo ahí se terminaran las contradicciones la cuestión sería menos compleja, pero usando la pregunta diabólica de los porcentajes: ¿En qué porcentaje decide Sabella? ¿Y si no decide Sabella en un ciento por ciento, quién más decide? Desde las épocas de Maradona en el banco de seleccionador se intenta lograr la alquimia grupal que haga feliz a Lionel Messi. De un mundial a otro algunas cosas cambiaron y ahora Messi influye más sobre lo que significa su propia felicidad. Se podría decir entonces que entre los jugadores hay un círculo rojo “messiánico” con bajada de línea de alto impacto –Messi y sus amigos– y luego viene el común de los mortales.

¿Sabella puede terminar despersonalizándose por estos influjos como le pasó al Tata Martino en su paso por el Barça, donde llegó recomendado por el papá de Lio? A este condicionante que todos consideran obvio porque “si tenés al mejor jugador del mundo tenés que darle bola”, se suma la injerencia de Don Julio y hasta del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, que luego de fracasar en su armado televisivo con Marcelo Tinelli intenta mojar al menos una jugada de pizarrón.

Ya se sabe que el micro está ploteado con la leyenda “No somos un equipo, somos un país”, un motto que queda en la lista de búmerans posibles en caso de que todo salga mal. A esta altura cualquiera puede pedir que dejemos de dramatizar, que es solo un juego, que lo único importante en realidad es que no gane Brasil.

Pero, contra toda requisitoria de la razón y porque el fútbol es ante todo un fenómeno emocional, estaremos todos hipnotizados tras el balón buscando reemplazar con la gloria de los goles alguna épica inexistente pero tan necesaria para la subsistencia del gran ego nacional.

La presión encima no termina ahí. Sabella también carga con otro factor desestabilizante. En la figura de Diego “El Cholito” Simeone el futuro parece “proyectar una sombra anterior”, como diría Nathaniel Hawthorne. Es la sombra de un heredero hambriento de gloria. Fenómeno en el Atlético de Madrid, al que llevó a las puertas de la Champions League y consagró como campeón español, Simeone vistió con brío y convicción la camiseta argentina y se perfila como el Guardiola latino que se hizo técnico cuando alentaba a sus pares.

Seguramente nada de esto es nuevo. Y, si Argentina lograra el milagro, la lluvia ácida diluviará sobre esta columna en forma inclemente. Pero, por las dudas, porque nobleza obliga, porque lo pide la tribuna, porque lo quiero decir antes del diario del lunes: si no lo sabías, Sabelo, Sabella.

¿Sos un lector con sentido crítico? NOTICIAS te propone que la pasión por el Mundial no nuble tu entendimiento. Hacemos foco en aspectos culturales, sociológicos y económicos de Brasil 2014. Tuiteá tu crítica con el hashtag #MundialCrítico y nosotros retuitearemos las mejores.

 

 

21 comentarios de “Cristina Pérez le escribe al DT argentino: “Sabelo, Sabella””

  1. Simeone se perfila como el nuevo Guardiola?? por favor, volve a comerte actores que se te da mejor, de futbol no entendes un pomo

  2. ESTA MINA ESTA HACIENDO LA GRAN “PASSMAN” LOCO…ES IMPRESIONANTE COMO LOS PERIODISTAS ESTAN APROBECHANDO Y APOSTANDO A LA DERROTA DE LA SELECCION PARA LOGRAR UN SALTO ARRIBA….HORRIBLE, HORRIBLE…..”TRAIDORES INFAMES DE LA PATRIA” DIRIA LA CN…

  3. CRISTINA, PEREZ…NO SE ENTIENDE COMO , ALGUIEN IMPRESENTABLE COMO VOS, ESTA EN LA TV…!!! SEGURO, A ALGUIEN TE KOMES…!!!.TENES… CERO TALENTO, SOS HUEKA, FINGIDA, FLAKUCHA HISTERIKA,ES PATETIKO, COMO SOBREACTUAN LA NOTICIA VOS, Y EL OTRO PUEBLERINO DE BARILI…SON IMPRESENTABLES, SUPERGRASAS, Y AHORA TE PONES A OPINAR DE FUTBOL…??? JA JA….PORQUE NO TE PLANTEAS TENER UNA VIDA REAL, COMUN, Y TE RETIRAS DE SER FIGURETTI..COMO TODAS LAS HUECAS DE TELEFE…????

  4. Cristina Perez querida, por favor dedicate al teatro…deja, por favor, de escribir copiando textos de grandes escritores. Cuando tengas opinion propia lo haces de nuevo. Gracias

  5. es lamentable que esta señora opine de futbol simplemente por ser contraria al gobierno,cosa
    que estamos muchos pero llevar esto al futbol es una barbaridad

    1. AUNQUE SEA CONTRARIA AL GOB…IGUAL ESTA EN UN CANAL REPUGNANTEMENTE COMUNISTA Y KIRCHNERISTA……SON TODOS BOLCHES EN TELEFE…..DAN ASKO…

  6. Así como los hombres no pueden hablar de dolores de parto, las minas no pueden hablar de fútbol. No tienen idea de lo que significa estar en una cancha de fútbol, cagharse a patadas con un contrario, embarrarse hasta las bolas un día de lluvia, acalambrarse hasta morir. No rompan los güevos, todo bien con la igualdad de género, pero esta no se las llevo.

  7. Sabela al igual que Maravilla Martinez fueron tocados por la reina Midas Kris.. Solo que esta reina lo que toca lo transforma en plomo..

    Lamentablemente es otro mundial que se nos va de las manos, lo digo aun si haber jugado un solo partido.
    Para muchos Messi es el “Mesias”.. parecen olvidar que este mesias en el anterior mundial no llego ni a ser un “judas”, no se por que creen que ahora sera diferente.

    Este mucndial viene mal parido desde el vamos, realizado en un pais que prioriza el gasto en esto para quedar bien ante el mundo, solo en apariencia, mientras el pais sufre de pobreza, falta de servicios y corrupcion. Y aca tambien se pretende utilizar para tapar la enorme mucgre que hay y explota diariamente.

    Ojala tanto Brasil y Argentina queden rapidamente fuera de esta copa, y que los gobernantes enfrenten a la gente por su incapacidad, corrupcion y desidia para quienes los votaron.

  8. Cristina, muy buen análisis, volando por sobre el monolítico y saturado periodismo deportivo. Es más que claro que este gobierno tiene una inexplicable cantidad de fichas puestas en un eventual triunfo de la selección para apropiarse políticamente del mismo y así tapar sus consecutivos yerros políticos y económicos. No serán ni los primeros ni los últimos en hacerlo (ya se hacía en el Imperio Romano, lo hizo la última dictadura), pero su prontuario los condena, basta con ver los actos por la Revolución de Mayo o por el Día de la Memoria, en los que se observan más banderas partidarias que nacionales. Por supuesto que en esta era de vertiginosa información y redes sociales esas conductas “aparatopropagandísticas” no tienen tan buenos resultados como antes. Personalmente soy muy escéptico en cuanto a una coronación argentina en Brasil veintecatorce, en parte porque no veo muchas diferencias institucionales respecto a mundiales inmediatamente anteriores (como bien decís, los gobiernos pasan, Grondona queda), tenemos un muy buen equipo pero con visibles falencias, que competirá contra otros muy buenos equipos con falencias menos visibles. Por supuesto, no deseo otra cosa que equivocarme. Y si la Selección gana el Mundial, el festejo y la alegría serán propiedad del corazón del pueblo futbolero argentino, no del Estado ni del gobierno.

  9. Me da lastima como Cristina Perez le falta el respeto a Sabella. Las contradicciones no son del DT argentino. El tema es que los rumores (de los pseudoperiodistas, panelistas o conductores de noticieros), al no tener veracidad, se convierten en contradicciones. Hacen de supuestos, rumores o mentiras como hechos tan verdaderos, que cuando se contradice con lo que sucede en la realidad, en la percepción de Perez queda que el que se contradice no es el rumor del periodista sino es Sabella…. Así estamos país… y se lo hemos contado

  10. En cuatro mundiales que hubo entre 1978 y 1986, argentina gano dos y salio segundo en otro. Dos campeonatos y un subcampeonato en cuatro juegos. ¿bueno no? Y despues? Despues fue el doping de Maradona que destruyo moralmente al futbol argentino, eliminandolo de un mundial que hubiese ganado casi con seguridad, pero encumbro a este a la categoria de dios. ¿Raro no?. Dios nos destruyò y eso no impidio que hasta fuera -sin antecedente alguno- tècnico de la Seleccion Nacional.

  11. Muy buena nota Cristina, gracias por expresar críticamente tan bien lo que muchos argentinos sentimos y pensamos sobre esta selección y los manejos del fútbol

  12. Cristina Pérez, me decís porfi que carajo quisiste decir, el título es uno, el contenido otro. Comparto con muchos que te dijeron “no hablés pavadas”. Tengo 52 años y veo fútbol desde los 5, así que algo sé.

  13. Cada vez que hablas de fútbol decís pavadas. Elaborando figuras retóricas con los dos o tres nombres rimbombantes y rumores pasados. Quién sabe dos cosas de fútbol no se entretiene con tanta pavada.

  14. La nota es poco Seria, tiene una intelectualidad de carton, y demuestra larga improvisacion y desconocimiento sobre el tema, cualquiera con un medio conocimiento sobre Futbol sabe que Sabella en 30 años de carrera ha tenido escasas manifestaciones publicas sobre politica, y sinceramente ese animosidad, y tratar de convertir a todos en K o anti K a la mayoria de los neutrales nos tiene cansados. Y no voy a hablar de los absurdas teorias caza bobos como dar a entender que Capitanich pueda tener alguna influencia en el armado del Equipo. En Fin Patetica, es la palabra que mejor describe esta nota, Cazaobos es otra.

    1. Creo que deberías releer la nota, falta comprensión de texto ahí, y comprensión del contexto en el que se vive este mundial.

  15. “La historia quiere que el DT militante y nac & pop, Alejandro Sabella, haya tenido que dejar afuera al jugador surgido de los potreros excluidos de Fuerte Apache”

    JAAAAAAAA. Por favor.

  16. Excelente columna de opinión. Muchos presuntos especialistas del fútbol (periodistas deportivos), tal vez podrían aprender algo de ella. Pero solo tal vez. Felicitaciones a Cristina Pérez. Nunca menos.

  17. CRISTINA, QUE BUENA NOTA!!! ESCRITA CON LA PICARDÌA Y VUELO INTELECTUAL QUE TE CARACTERIZA. Sabella es un flor de mediocre con los mejores jugadores del mundo. Que puede salir de ahi?? Lo empezaremos a ver desde el domingo pròximo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *