Política, Sitios Externos / 4 de julio de 2014

Agustina Kämpfer, la chica detrás del escándalo Ciccone

Está furiosa porque Boudou la involucró en  la causa por enriquecimiento ilícito. La crisis en la pareja y la advertencia de CFK: no separarse hasta el año que viene.

Por

MIÉRCOLES 2, 14.11 HS. Kämpfer se acercó al equipo de NOTICIAS y pidió explicaciones por la guardia fotográfica. “No somos colegas”, dijo la periodista.

Amado Boudou todavía volaba desde Panamá hacia Buenos Aires cuando su novia, Agustina Kämpfer, frenó el Audi A4 en la esquina de Independencia y Huergo, en el límite de Puerto Madero.

Bajó apurada, y encaró decidida al fotógrafo de NOTICIAS, que la había encontrado a la salida del departamento que comparte con su pareja en el complejo Madero Center.

Agustina Kämpfer: ¿Por qué me seguís?
Noticias: Estamos haciendo una nota sobre usted.

Kämpfer: No, no tengo nada para decir.
Noticias: ¿Podemos hacer unas fotos? Somos colegas.
Kämpfer: No, no somos colegas.

“La Colorada”, como la bautizaron sus colegas periodistas en sus inicios en C5N, trató de ser amable a pesar de sus palabras. Intentó sonreír antes de volver a subir, sola, al Audi que le presta su pareja, un rato después de las 2 de la tarde del miércoles 2 de julio. Luego arrancó y se perdió en el tránsito porteño.

El día anterior, ella misma, sin consultar a nadie, decidió hacer pública su desesperación. Exteriorizó en su cuenta de Twitter la tensión íntima y judicial que vive por estos días. “Cinco años de relación, ¿cómo no me van a investigar a mí también? ¡Me parece perfecto! Por favor avancen, les cebo unos mates si quieren”, escribió en 140 caracteres, en referencia al expediente por enriquecimiento ilícito en el que se la investiga junto al vicepresidente y su entorno, y en el que podría haber novedades en las próximas semanas. La catarsis tuitera de la periodista tuvo su raíz en el procesamiento de 333 páginas del último viernes de junio, el pasado 27, revoleado por el juez Ariel Lijo a última hora: dos llamadas a su celular en los entrecruzamiento telefónicos de la trama Ciccone la enloquecieron.

La tensión judicial de la pareja Boudou & Kämpfer dinamitó hace rato el frente interno. 
En los últimos meses, el entorno del vice y la periodista se hartaron de desmentir cataratas de rumores sobre una supuesta separación de hecho que todavía no se trasladó a los papeles. 

Entre esas desmentidas, fue un habitué del Senado, de diálogo cotidiano con Boudou, el que le aseguró a esta revista que la propia Cristina Fernández había sido crucial para la continuidad de la pareja. “Tienen que seguir juntos hasta el año que viene”, fue el consejo que le hizo llegar la Presidenta a su vice, casi como una orden. Separarse en medio del escándalo es echarle nafta encima.

La frustración principal de Boudou y Kämpfer pasa por el reproche social: ninguno de los dos frecuenta los lugares que antes los cobijaban. Hace tiempo que no visitan la vinoteca Aldo’s, el hotel Palacio Duhau, el restaurante Happening y hasta el I Fresh Market, debajo de Madero Center. En el complejo de Puerto Madero, los desatinos judiciales del funcionario también se palpan: apenas se los ve en las instalaciones del edificio. Ya no comparten clases de buceo en la piscina. 

Hace mucho que ella se priva además de pisar la oficina del Senado de su novio, y dejó su ciclo radial en la radio de Las Madres de Plaza de Mayo, uno de los pocos rincones del kirchnerismo que sin embargo todavía les pone el pecho a los descuidos del vicepresidente. Kämpfer solo resiste en el periodismo a través de “Minga!”, la revista mensual y gratuita que aún dirige.

La lanzó al mercado en diciembre del 2011 con bombos y platillos, todavía borracha de euforia por el triunfo que quince días antes coronó a su novio como vice de Cristina. Faltaría mucho para que el escándalo de Ciccone hiriera de muerte a la pareja. “Ya no saben qué hacer para convertirme en la ‘ex despechada’ que necesitan que sea. El nuevo intento es incluirme sin sentido en sus fallos alquilados”, fue uno de los seis tuits de Kämpfer del martes.

Lee la nota completa en REVISTA NOTICIAS. Encontrála en los principales quioscos del país, o suscribite online y recibíla en PDF.

NOT-1958-001-TAPA-AGUSTINA-FINALx2