Sociedad / 4 de Agosto de 2014

La pelea antibuitre

El gobierno se lanzó a una campaña política, jurídica y mediática para apartar al mediador Daniel Pollack.

Por

Ante la ausencia de una estrategia cierta para salir del default, el gobierno se lanzó a una campaña política, jurídica y mediática para apartar al mediador en el juzgado de Nueva York, Daniel Pollack, y para condenar el modus operandi de los fondos buitres con “derivados” financieros. Ninguna de estas líneas van a prosperar como así tampoco el rol investigativo asignado a la Comisión Nacional de Valores local. Axel Kicillof, en comunicación telefónica permanente con Cristina Fernández, propuso este fin de semana distanciarse aún más de las negociaciones de los bancos JP Morgan, Citibank, HSBC y Deustche Bank con algunos representantes de Paul Singer. Pese a las fuertes discusiones internas en el entorno presidencial, la idea oficial es asegurar hasta enero del 2015 un “default ordenado”. El objetivo final: no pagar a los holdouts más que lo que se paga a los bonistas que aceptaron los canjes del 2005 y 2010 y avanzar hacia la reestructuración de toda la deuda cambiando incluso al agente fiduciario, el Bank of New York, según reveló esta mañana una fuente ligada al estudio Cleary Gottlieb que defiende a la Argentina.

En NOTICIAS de esta semana “La economía más allá del default”. Conseguí tu revista online.

 

 

Comentarios de “La pelea antibuitre”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *