Sociedad / 5 de Septiembre de 2014

Andrés Calamaro: despedida a un amigo

En un texto exclusivo para NOTICIAS, el músico evoca el carisma y las extraordinarias condiciones artísticas de Gustavo Cerati.

Por

Este viejo compañero despide a un amigo. Gustavo acaba de morir o, quizás, terminó su extraño viaje inerte por un laberinto que desconocemos. Este último viaje de Gustavo Cerati es -al mismo tiempo- una liberación y supone una profunda pena para millones de personas que van a recordarlo siempre. La música de Gustavo permanece en el corazón de todos los pueblos de América y es el faro de nuestra generación de músicos argentinos. Lo conocí en la casa familiar de Héctor Zeta con su guitarra Gibson y cantando canciones de The Police y nunca dejó de sorprenderme su carisma y sus extraordinarias condiciones musicales. Su andadura latina con el trío Soda Stereo fue una revolución que cambió la naturaleza de la música continental para siempre; los sonidos contemporáneos del trío llegaron a cada rincón de América, inspirando a multitud de artistas y bandas que maduraron bajo la influencia de este grandísimo grupo que no dejó de brillar ni dejará de brillar nunca.

Gustavo fue un rey de reyes en el rock y el pop que -desde Argentina- se proyectó hacia todo el continente con la luz que alumbra el corazón del artista y el alma de las personas que hoy lo recuerdan. Supo encontrar un lugar distinto en los sonidos de vanguardia como artista solista y solitario, también reunir al trío para una serie formidable de conciertos que serían la segunda y definitiva despedida del grupo. Este viejo compañero despide a un amigo. Me quedo con muchas pequeñas historias compartidas, detalles de intimidad y confianza a lo largo y ancho de más de tres décadas. Nos faltó tiempo para una gira juntos, cantamos para una Chile atormentada por un terremoto y fue la ultima vez que Gus cantó para su ciudad de Buenos Aires, después emprendió la que sería su última gira. Quiso el trágico destino que su luz se apagara después de un recital en Caracas, se fue con las botas puestas y hoy se apagó definitivamente su luz después de un largo sueño de cuatro años. Que descanses en paz, querido amigo y compañero.

 *Músico

En NOTICIAS de esta semana “Murió Cerati: ¿vale la pena estirar la agonía?”. Además: polémica entre ciencia e ilusión. Y la historia clínica secreta del músico.

Conseguí tu revista online

 

Comentarios de “Andrés Calamaro: despedida a un amigo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *