Música / 6 de Septiembre de 2014

MÚSICA

El retorno del pianista

Una vez más, Chick Corea estuvo en nuestro país. Sedujo a un público numeroso en Buenos Aires y en Rosario.

Por

El jazz no es música de masas. Ni aquí ni en su lugar de origen. Pero hay algunos artistas que logran asomar la cabeza de la popularidad, a fuerza de talento pero también de entender mejor que otros la comunicación con el público. Tal es el caso del norteamericano Armando Antonio “Chick” Corea, que volvió a pasar por la Argentina y a tener muy buenas convocatorias en sus conciertos de de Rosario y el Gran Rex porteño.

El pianista llegaba con dos discos para mostrar. Uno del año pasado, en vivo, doble y en solo de piano, en el que reunió “standards” del jazz y su vertiente más clásica. El otro, flamante, grabado junto al grupo con el que nos visitó. The Vigil (que así se llama) es un combo multinacional de músicos valiosos y muy distintos en el que hay un venezolano –el percusionista Luisito Quintero–, un cubano –el contrabajista Carlitos del Puerto–, un inglés –el muy sólido saxofonista y clarinetista Tim Garland– y dos norteamericanos –el guitarrista Charles Altura y el baterista Marcus Gilmore, nieto además del gran Roy Haynes–.

Con esos elementos, Corea prefirió hacer una mezcla. Obvió su trabajo solista y de lo grabado con The Vigil seleccionó un par de títulos: “Royalty” –para Roy Haynes, no casualmente– y “Portals to Forever”. El resto fueron un recuerdo para Bud Powell con

“Tempus Fugit”, otro para Tom Jobim con “Desafinado”, uno más para su viejo camarada Paco de Lucía con “Zyriab” y algunas de sus composiciones más ligadas a lo latino como “Anna’s Tango”, “Spain” y “Armando’s Rumba”.

De tal modo, con mucha sustancia, respeto por el lucimiento solista de todos, con herramientas técnicas de sobra, con el aire latino atravesando todo el recital, y con la simpatía que derrama aún cuando no está tocando, pudo seducir a la gente. Y para más, con temas que nunca duraron menos de quince minutos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *