Mundo / 8 de septiembre de 2014

Elecciones en Brasil: quién es Marina Silva

Defensora de la selva amazónica y de los pueblos originarios, Lula la hizo ministra de Ambiente. Ella dejó su cargo y el PT por sus principios éticos.

Por

Maria Osmarina Marina Silva Vaz de Lima tiene tantos nombres como colores en su ADN. Hija de una familia pobrísima -de 11 hermanos- en el estado amazónico de Acre, por sus venas corre sangre de antepasados portugueses, negros y nativos de su tierra, lo cual le permite optar por el efecto Obama o por el efecto Evo Morales a la hora de sumar voluntades.

Sus inicios como protectora de la selva en que nació tiñen de verde su perfil militante, lo cual se refleja en los sondeos entre votantes con conciencia ambiental. El rojo PT también la define políticamente, por su pasado como protegida de Lula, quien llegó a nombrarla su ministra de Medio Ambiente, cargo al que renunció en 2008 para ser fiel al efecto óptico que mejor la posiciona hoy, a un mes de las elecciones presidenciales: la transparencia.

Tampoco hay que olvidar el caudal de votantes que, en una sociedad como la brasileña, puede aportarle su impronta celestial, tras décadas de observancia religiosa evangélica. La estrecha relación de Marina Silva con su fe pentecostal le acaba de generar un cortocircuito con la comunidad gay y lesbiana, cuya bandería multicolor se divide entre los que la consideran una aliada estratégica y los que la ven como una conservadora moral que cajoneará cualquier avance hacia el matrimonio igualitario.

Pero esa ambivalencia es clave para entender la fortaleza de Marina en el confuso escenario de un Brasil alarmado por el frenazo de su milagro económico y hastiado de una década de relato oficial y escándalos de corrupción. Ella es blanca y negra a la vez, rebelde y conservadora, social y capitalista. ¿Será peronista?

*Editor ejecutivo de NOTICIAS.

En  NOTICIAS de esta semana “¿La sucesora de Dilma Rousseff?” Marina Silva, la presidenciable opositora tras la muerte de Eduardo Campos. Origen pobre, lucha y alianzas.

Conseguí tu revista online

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *