Editorial / 19 de Septiembre de 2014

La matiné y después

La fobia oficial ante un violento “diciembre negro” y cómo hacer para frenarlo y combatirlo en la calle.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner ha bautizado en eventos públicos diversos como “la matiné” a un supuesto intento desestabilizador organizado para octubre por sindicalistas del peronismo opositor (con Hugo Moyano y Luis Barrionuevo a la cabeza), concebido como una acumulación de fuerzas previa para que se vaya amasando un verdadero estallido social hacia fin de año.

Así, las alusiones a un temible “diciembre negro” pasaron a ser el eje central de la política del Gobierno en diversas áreas, que van desde la Seguridad y las Obras Públicas hasta el despliegue territorial de la militancia en las zonas más sensibles del área metropolitana.

Tal es el verdadero trasfondo de la nota de tapa de la edición de esta semana. Detrás de la sorpresiva aparición en escena de Máximo Kirchner al frente de un acto de La Cámpora el sábado 13, en el estadio de Argentinos Juniors, se dejan ver aquellos temores. Lo mismo  sucede con las órdenes emitidas desde la Casa Rosada para que los efectivos de la Policía Federal, la Gendarmería y la Prefectura suspendan sus licencias y vacaciones durante diciembre. Y también se encolumnan en dicha dirección los apurones de las empresas eléctricas por renovar equipos y cableados que eviten apagones como los del año pasado, apenas despunten las primeras olas de calor.

NOTICIAS anticipó el clima denso y tenso hoy instaladísimo en las alturas del poder político en su edición del 19 de julio pasado, cuando mandaban el ascenso de las protestas sociales-gremiales y el despliegue de una “mano de obra descerebrada” en los festejos posmundialistas por el segundo puesto. Se ubicaba allí al dúo Moyano-Barrionuevo como el centro operativo de la “guerra” más temida por el kirchnerismo, es decir, aquel nivel de agitación generalizado que pudiera enfrentar en la calle al peronismo con el propio peronismo con la campaña 2015 como desdibujado telón de fondo.

Mientras Máximo K debutaba en las lides tribuneras, otro joven del staff, Axel Kicillof, seguía inmerso en los vericuetos de una cada vez más confusa política económica. Será ese el frente más sensible de aquí en más.

En NOTICIAS de esta semana “Operación Máximo”. Una historia íntima y tensa sobre el fin de ciclo K.

Además:

  • Ciencia y sexualidad: el polémico chip del deseo.
  • El pacto de “las locas”: Carrió y la ex de Capitanich investigan y quieren meter preso al jefe de gabinete.

Conseguí tu revista online

 

2 comentarios de “La matiné y después”

  1. http://www.youtube.com/watch?v=yXySEi43PkA
    Les invito a ver esta pelicula “Dios me libre” es chilena (comedia ironica). Y si la ven van a identificar la misma cara que el cuervo Larroque, ponia en el discurso.
    Ya esta más que claro que la politica y la religion más allá de ser un negocio es un forma de mantener cegada a la gente y hacerla vulnerables a un sistema gobernado por unos cuantos, que son los que realmente conocen la verdad y por lo mismo están en el poder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *