Deportes, Sitios Externos / 28 de Septiembre de 2014

Tenis: la vida después de la “Legión”

Argentina estuvo al borde de caer del grupo mundial de la Copa Davis. Sin Jaite, debe reinventarse y buscar el regreso de Del Potro.

Por

EN LA LUCHA. El equipo nacional tambalea en la Copa Davis y Martín Jaite anuncia su alejamiento. La nueva capitanía buscaría recuperar a Juan Martín Del Potro.

Después de disfrutar las mieles del protagonismo, gracias a la extraordinaria “Legión” de tenistas, Argentina vive su momento más pobre en su paso por la Copa Davis desde su retorno al Grupo Mundial en el 2001. Los trece años consecutivos de permanencia no solo le dieron a nuestro país la posibilidad de codearse con las potencias, sino que además, durante ese período, el conjunto nacional tuvo grandes participaciones donde se logró alcanzar tres finales y seis semifinales, siendo uno de los principales animadores del torneo. Pero el tiempo pasó y los grandes nombres de ayer ya no están. El equipo nacional tuvo que sufrir para permanecer en la elite del tenis mundial, en una apretada serie frente a Israel en Estados Unidos. Argentina sigue entre los mejores, pero su recambio es inminente.

Días de gloria. La imagen de Guillermo Cañas y Luis Lobo abrazados luego de conseguir el último punto del dobles ante Mirnyi y Voltchkov en septiembre del 2001 fue el quiebre, el fin de diez temporadas de frustraciones en la Zona Americana. Desde aquel regreso hasta hoy, el equipo Argentino de Copa Davis ha sido el de mayor rendimiento regular de la historia nacional, alcanzando tres veces los Cuartos de Final (2004, 2007 y 2009) en seis oportunidades las semifinales (2002, 2003, 2005, 2010, 2012 y 2013); y llegando a la final en otras tres ocasiones en el 2006, 2008 y 2011. La aparición de jugadores como David Nalbandian, Gastón Gaudio, Guillermo Coria, Mariano Zabaleta, Juan Ignacio Chela, Guillermo Cañas y Mariano Puerta, entre otros, hicieron que a base de sus logros se empiece a conocerlos como la “Legión Argentina”. Títulos importantes y apariciones en el top ten del ranking ATP, en lo individual y las anteriormente mencionadas buenas participaciones en la Copa Davis en lo grupal, revalidaron ese mote de “Legión”. Sin embargo, la “Ensaladera” no quedó en el país. Ni con ellos ni con Guillermo Vilas y José Luis Clerc, en los años 80, Argentina consiguió el máximo lauro del tenis a nivel mundial. Daniel Miche, periodista especializado y autor del libro “Maldita Davis” cree que es “imposible volver a ver jugadores como los de años anteriores en un futuro cercano”. En el mismo tono, Juan Ignacio Chela, ex tenista e integrante de la “Legión”, cuenta: “No creo que sea algo que se vuelva a repetir, es muy difícil. Todos los fines de semana había argentinos en los partidos finales de los torneos y se tomó casi como una costumbre. Pero no lo es, fue histórico. Yo viajaba a jugar torneos y de países que invierten muchísimo más dinero que acá nos preguntaban cómo hacíamos para ser tantos los argentinos que estábamos en buen nivel, y la verdad fue una cosa que se fue dando por el talento de cada uno”.

Sin ases en la manga. Juan Martín Del Potro es sin dudas el mejor jugador argentino que surgió luego de la exitosa camada de tenistas. Sin embargo –ya lo dice el refrán– “una golondrina no hace verano” y un solo talentoso no hace a una “Legión”. No contar con él es dar ventaja“Las semifinales del año pasado fueron un milagro”, afirma Miche, “Argentina ganó bien los partidos pero sin Del Potro no se va a repetir”. Guillermo Cañas también opinó en una entrevista con la agencia Télam sobre la importancia de Del Potro: “No tenerlo en la Copa Davis es como que a la selección argentina de fútbol le falte Messi. Los comparo porque siempre es necesario tener un jugador así, lo que no quiere decir que con él estará garantizado el éxito, pero las chances de alcanzarlo serían más grandes”.

La ausencia del tandilense no es por algo nuevo ni por elecciones de Martín Jaite, el capitán del equipo, con quien la relación está rota hace tiempo. A fines del año pasado el tenista escribió una carta para el presidente de la Asociación Argentina de Tenis (AAT), Arturo Grimaldi, y Jaite, explicando un poco la tensa relación. “Estoy cansado de que se me invite por mail o mensajes y al mismo tiempo me presionen a través de cierta prensa sacando notas sobre si juego o no la Copa Davis, intentando dejarme mal parado frente a la opinión pública, me parece un doble discurso hipócrita”, decía. Todo esto comenzó a empeorar desde la última participación suya en la Copa Davis, en la serie por la semifinales ante República Checa, en el Parque Roca. Desde aquel partido en el que venció a Radek Stepanek y se bajó del cruce por el cuarto punto ante Tomas Berdych, con la serie 2-1 a favor de los checos, la relación se rompió, no solo con la gente de la asociación y Jaite, sino también con el público que ese día lo abucheó. Aquel 16 de septiembre de 2012 fue la última vez que Del Potro formó parte del equipo nacional ¿Habrá regreso con nueva capitanía?

Nuevos valores. Federico Delbonis (24), campeón del ATP brasileño de San Pablo, ubicado en el puesto 59 del ranking mundial e integrante del dobles que enfrentó a Israel, es uno de los nombres que encabeza la renovación de jugadores. Además, junto al equipo viajaron Diego Schwartzman (Nº 85 del ranking) y Juan Ignacio Lóndero (Nº 186 del ranking) de 22 y 21 años respectivamente. Para muchos, pueden ser la nueva esperanza del tenis. Sin embargo, sin especificar sobre algún nombre en especial, el crítico Miche vislumbra una etapa de vacas flacas: “Esta generación de tenistas y sobre todo la intermedia entre los nuevos y la ‘Legión’ es la del ‘2001’ la que por la crisis tuvo problemas para foguearse como antes en grandes torneos alrededor del mundo. El recambio es inminente y lo que se viene para la Argentina es lo normal, un equipo que de local podrá ganar muchos partidos pero que afuera le va a costar bastante. Con poca inversión y una estructura débil en comparación de otra. Mucho más no se puede esperar”.

Por su parte Chela, confía en el “hambre” de los nuevos valores del tenis argentino aunque espera “que no los vivan presionando y comparándolos con otros”.

Lautaro Androszczuk

 

Comentarios de “Tenis: la vida después de la “Legión””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *