Política / 9 de Octubre de 2014

Martín Insaurralde: el candidato sin amigos

Los K ya lo detestaban, Scioli no lo quiere ver y ahora también Massa duda en apadrinarlo en la provincia. El nexo con Boudou.

Por

Se convirtió en la nueva vedette de la política. Es codiciado y a la vez odiado por varios candidatos y dirigentes por sus amagues e indecisiones. Martín Insaurralde, el diputado y aspirante a la gobernación de la provincia de Buenos Aires, se mueve en la política con la misma histeria y seducción que su futura esposa, Jesica Cirio, en el mundo del espectáculo. “Tengo los votos”, se entusiasma Insaurralde cuando lo cuestionan por sus indefiniciones.

El diputado llegó al Congreso de la mano del kirchnerismo, pero apenas asumió la banca empezó a coquetear con el massimo y hasta se habló de un inminente salto hacia las huestes del Frente Renovador. Pero las últimas votaciones en la Cámara baja lo encontraron nuevamente alineado con el oficialismo: apoyó las leyes de Abastecimiento y Pago Soberano que el propio Sergio Massa había cuestionado con dureza. Pero el respaldo al bloque K no le alcanzó para volver a merecer la confianza de la Casa Rosada. Por eso hoy Insaurralde recibe críticas de todos lados: los K lo consideran un traidor, Massa cree que no tiene agallas para saltar y le desconfía, y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, no lo puede ni ver. Está furioso porque lo ayudó a hacer la campaña que lo depositó en Diputados y ahora se quiere ir con Massa.

ENCUESTAS. Los números por ahora lo sostienen en su estrategia de indefinición. Insaurralde es uno de los dirigentes políticos más conocidos: tiene un nivel de conocimiento del 94 por ciento. Solo la Presidenta, Macri, Scioli y Massa alcanzan esos niveles. Además las encuestas lo muestran como el más votado de los candidatos a gobernador en la provincia de Buenos Aires. Según la consultora Management & Fit, el novio de Jesica Cirio tiene un 24,2 por ciento de intención de voto. En segundo lugar aparece Margarita Stolbizer con 13,8 y tercero Francisco de Narváez con 12,4.

Con esos pergaminos, Insaurralde se anima a jugar con el misterio. Además, el diputado cuenta con un aliado de lujo, el conductor televisivo Marcelo Tinelli, que no para de impulsarlo en su carrera a la gobernación. Desde la pantalla de ShowMatch, donde Cirio participa del “Bailando por un sueño”, Tinelli se convirtió en su principal asesor de campaña. El lunes 22, el conductor le preguntó a Cirio cuándo su novio se iba a pasar al massismo. Tinelli, que sabe que la relación con Massa está un poco fría luego del apoyo de Insaurralde a leyes K, aprovechó para chicanearlo: “¿O se va a pasar al macrismo?”. Cirio permaneció inmutable y contestó que ella siempre lo iba a apoyar, cualquiera sea su decisión.

Massa e Insaurralde tienen un vínculo personal. Se conocen desde hace años y forjaron una buena relación cuando ambos eran intendentes. Pero la amistad se enfrió con los amagues del lomense. El plan original era que Massa lanzara su candidatura en septiembre y que el casamiento de Insaurralde, el 8 de noviembre, funcionara como plataforma para anunciar el pase al massimo. Pero todo se dilató. Y el apoyo de Insaurralde a las leyes de Abastecimiento y de Pago Soberano terminaron de tensar la relación.

Massa cree que Insaurralde lo está usando para subirse el precio y considera que el diputado debería haber demostrado un poco más de independencia del kirchnerismo si en verdad quiere dar el salto. “Martín es respetuoso de los partidos políticos y como su banca es del Frente Para la Victoria él tenía que acompañar la iniciativa del bloque”, responden los asesores del diputado. Lo cierto es que Insaurralde cree que no es momento de definirse.

Para resguardarse hasta el año que viene, el lomense piensa en armar un partido para mantener su propia identidad. “Así no va a depender de tener una alianza inmediata con Massa u otro candidato”, explican en su entorno.

Mientras tanto, Insaurralde suma operadores para su armado. Uno de los últimos es Adrián Santarelli, un dirigente de Lomas que es sobrino del duhaldista Osvaldo Mercuri. Santarelli es ex gerente regional de la ANSES, donde forjó una buena relación con Massa y luego con Amado Boudou. Fue Santarelli el encargado de acercar a Boudou a Juan Pablo de Jesús, intendente del Partido de la Costa.

MÁS ODIOS. Con el kirchnerismo, Insaurralde no tiene retorno. Lo detestan. La propia Presidenta, que impulsó su candidatura, ni siquiera quiere que se lo nombren. Lo considera desleal. En el bloque K en Diputados los legisladores más duros lo desprecian y prefieren ni dirigirle la palabra. En esa lista se anotan Carlos Kunkel, Diana Conti y Edgardo Depetri, entre otros. Tampoco soportan su estilo frívolo, que aparezca en el programa de Tinelli y que tenga una novia modelo. “Lo peor del noventismo”, se quejó un diputado K ante NOTICIAS.

Scioli también está furioso con Insaurralde.

El gobernador de Buenos Aires había apostado fuerte por el lomense. Se cargó la campaña a diputado en la espalda y lo acompañó de recorrida por toda la provincia. Por esos tiempos, Scioli soñaba con que Insaurralde fuese su candidato a gobernador en la fórmula que lo llevaría a la presidencia. Todavía no le perdona que antes de asumir ya se hubiera sacado una foto con Massa. Insaurralde se defiende: “Si Scioli no me apoyaba en la campaña, perdíamos por el doble de puntos. A él no le quedaba otra”.

A pesar de la distancia actual, en el entorno de Insaurralde juran que no están todos los canales destruidos. “Ambos son dirigentes peronistas y falta mucho para las elecciones. Ademas tienen estilos parecidos”, explican.

Para esmerilarlo, Scioli empieza a impulsar posibles candidatos en la provincia. Sumó al intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, y ve con buenos ojos al jefe de la ANSES, Diego Bossio, que hoy coquetea con uno de los presidenciables K, Florencio Randazzo, pero no descarta un acercamiento con el gobernador bonaerense.

Por ahora, Insaurralde no se define. El tiempo se le acaba.

Nicolás Diana

ndiana@perfil.com

Seguí a Nicolás en Twitter: @nicodiana

 

11 comentarios de “Martín Insaurralde: el candidato sin amigos”

  1. Siempre la misma historia, se llevan puesta a la Argentina y nosotros aplaudimos en lugar
    de salir a defender por los menos nuestra dignidad y las consecuencias nefastas para nuestros hijos y nietos de parte de estos BUITRES, que se dicen patriotas.

  2. Martin vos estas para el material de angora como cirio ,jajaja te podes hacer amigo de Redrado que tambien maneja felinos

  3. Me parece que el flaco no es “dobolu”, los que se le acercan son como el indio, se te hacen los amigos y te comen el caballo…………..

  4. Politicos millonarios pueblo pobre,conocen politicos pobres?vivo en Lanus,pocas cuadras de la estacion,por la calle Almeyra,no tenemos cloacas,desagues tapados llueve y estamos con el agua al cuello,el intendente se mudo a Berazategui,y por la inseguridad este pajarito de inzaurralde a Puerto Madero,no tienen verguenza,

  5. * Encuesta nacional de Giacobbe Consultores. Septiembre. 1.500 casos. Margen de error +/- 2,58%.

    1) Macri 28,4%

    2) y 3) Massa y Scioil 19,4%

    4) Binner 9,8%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *