Política / 7 de Noviembre de 2014

La salud de Cristina

Dolores agudos, 40 de fiebre y vahídos. El diagnóstico y la preocupación de Máximo.

Por

La Presidenta debió ser internada el pasado domingo 2 de noviembre en el sanatorio privado Otamendi. Llegó muy deteriorada y se le diagnosticó una infección en la parte inferior del colon.  Se decidió que quedara internada: la sospecha médica de una bacteremia fue confirmada en las dos primeras horas. Se trataba de una infección, si no grave, importante. Se requería un tratamiento antibacterial inmediato.

 MANDATO CUMPLIDO. Su hijo, Máximo, preguntó si no era una consecuencia más del “estresazo” al que se ve constantemente sometida. Él se preocupa por el deterioro, pero no trabaja para aliviárselo. Cristina Fernández suele somatizar sus malos humores y ataques de ansiedad que le tiran las defensas por el piso. Cada vez con mayor asiduidad.

Las complicaciones cardíacas, la hipotensión, las laringitis y la constante medicación han dejado sus marcas en la salud presidencial, sin contar las secuelas de la extirpación de su glándula tiroide y la cirugía de cráneo a las que debió someterse.

La proximidad del fin de su mandato la tiene últimamente obsesionada y en tensión angustiante. Lo confirman sus asistentes personales y el cuadro desvela a su hijo: la Presidenta sueña con que la historia le reconozca la presunta gesta transformadora que estaría protagonizando al frente del Ejecutivo. La que reformó los Códigos Civil y Comercial y diseñó las nuevas leyes de Hidrocarburos y Telecomunicaciones para las nuevas generaciones. La que manipuló el Código Procesal Penal para garantizarse impunidad.

Seguí a José Antonio en Twitter: @jadjdiaz

En NOTICIAS de esta semana “Cómo Gobernar sin Cristina”. Lo que taparon los partes médicos y la interna feroz en el entorno presidencial.

Conseguí tu revista online

 

 

 

 

2 comentarios de “La salud de Cristina”

  1. Pingback: farmville 2 cheats

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *