Personajes / 9 de Noviembre de 2014

Miriam Lanzoni: “Fidelidad y amor no están comprados”

Sigue de gira con “Algunas mujeres a las que les cagué la vida” y filmará con Echarri. La quinta boda con Fantino y el hijo deseado.

La Miri moría por ser actriz. No sabía cómo ni cuándo lo lograría, pero estaba segura de que concretaría su sueño. Mujer perseverante, intensa e independiente, cuando terminó el secundario dejó su tierra chaqueña y vino a probar suerte a Buenos Aires. La peleó duro, pero finalmente logró ser actriz y vivir de su profesión. Hoy Miriam Lanzoni –para muchos la Gringa– se da el gusto de hacer teatro, cine y televisión. Protagoniza la obra “Algunas mujeres a las que le cagué la vida”, de gira por el interior, y este año participó en una novela con Andrea del Boca, en “Bailando por un sueño” y en “Tu cara me suena”. En breve filmará con Pablo Echarri.

Su vida personal tampoco parece tener fisuras. Casada con Alejandro Fantino hace ocho años, espera un próximo viaje a Tailandia juntos para renovar sus votos de amor y planea la llegada de hijos propios y adoptados.

Noticias: Usted se considera loba, instintiva, salvaje, muy animal. ¿No será mucho?

Miriam Lanzoni: Sí, a veces se me hace más difícil, otras, no. A veces me gusta más y otras, menos. Soy muy bichera y siento que tengo esa intuición de los animales. Además, me crié jugando en medio de la naturaleza, en un pueblo del Impenetrable chaqueño. Tengo una mezcla extraña.

Noticias: ¿Esa intensidad le jugó a favor o en contra?

Lanzoni: En general me fue bien. La intuición hace que no me equivoque, sobre todo con los vínculos, y la primera sensación que me viene y el deseo más natural hacen también que no me equivoque en las decisiones.

Miriam Lanzoni nació en Pampa del Infierno, viene de familia humilde, dos hermanos, y un padre biológico del que prefiere no hablar. Lleva el apellido del segundo marido de su madre, a quien conoció cuando tenía 8 años y al que considera su verdadero papá. Su infancia estuvo signada por juegos, fantasías y el deseo férreo de ser actriz. Conoció el asfalto en Resistencia y fue al cine por primera vez a los 16 años. Llegó a Buenos Aires a los 17 sola, sin trabajo, sin lugar donde vivir y con 50 pesos en el bolsillo.

Noticias:¿Qué le queda de la Miri?

Lanzoni: Cada vez más traigo a esa niña que se crió en ese pueblo, muy ávida de un montón de cosas. Fue muy distinta mi infancia de todo lo que sucede ahora, pero cuando vuelvo, vuelvo a la naturaleza, a los árboles, a los bichos.

Noticias: ¿La ciudad no la contaminó?

Lanzoni: Sí, claro, pero trato de no perder contacto con esa cosa mía más pura.

Noticias: En su familia no hay antecedentes artísticos, sin embargo siendo bien chica supo que iba a ser actriz. ¿Por qué?

Lanzoni: Me sedujo, me atrapó, no tuve opciones. Miraba la televisión, escuchaba el radioteatro, mi abuelo me hacía escuchar, y yo jugaba a ser actriz. De muy chica supe que iba a trabajar de eso y no tengo recuerdos de haber querido ser otra cosa. Y a los doce empecé a estudiar teatro.

Noticias: ¿Su abuelo Luis fue importante en la concreción de su sueño?

Lanzoni: Sí, era un hombre muy avanzado para la época, muy evolucionado, se había criado en el campo y creía que no había imposibles Entonces me incentivaba, me hacía apostar a mi sueño. Él fomentó y acompañó ese camino.

Noticias: ¿Cómo peleó para sobrevivir en Buenos Aires y para hacerse un lugar como actriz?

Lanzoni: Yo no sabía ni por dónde empezar, pero la pasión me llevó a buscar y a encontrar. A los 15 años había venido a Buenos Aires a pispear, pero todos me pedían el título del secundario para trabajar, entonces entendí que primero tenía que terminar el colegio. Y cuando lo terminé me vine. Llegué un sábado, busqué dónde vivir y el lunes salí a conseguir trabajo porque no tenía mucho tiempo.

Noticias: Habrá hecho de todo un poco.

Lanzoni: Trabajé en una empresa de marketing, fui promotora, camarera, empanada viviente, vendí ropa, hice de todo. Recién hace seis años empecé a vivir sólo de mi profesión.

Noticias: ¿Ahora está en un buen momento profesional?

Lanzoni: Sí, voy explorando distintas cosas y lo estoy disfrutando mucho. Este año estuve en el “Bailando…”, donde aprendí a bailar y me divertí un montón, y en “Tu cara me suena”, interpretando a Beyonce. Y próximamente voy a filmar “El encuentro de Guayaquil” , dirigida por Nicolás Capelli, con Pablo Echarri y Anderson Ballesteros, entre otros, donde interpreto a Dolores Prats, chilena, una de las damas que participaron en la confección de la bandera del Ejército de los Andes de San Martín. Mientras, sigo con la gira de “Algunas mujeres a las que le cagué la vida”. No me encasillo en nada.

Noticias: Va para adelante en la vida. ¿Con los hombres también?

Lanzoni: Soy muy de carácter y de decisiones, pero muy femenina también. El rol del hombre es hermoso, importante, y no soy machista ni feminista. Me encanta la mujer plantada, ocupando un lugar en la sociedad, pero también ser ama de casa y atender a mi esposo. Me gusta que la mujer sea mujer y el hombre, hombre.

Noticias: ¿Qué piensa de las mujeres mantenidas?

Lanzoni: Yo siempre fui muy independiente, pero es una elección de cada mujer. Está bien lo que a cada una la haga sentir realizada y si eso implica no trabajar, me parece perfecto.

Noticias: ¿En su pareja cómo manejan el dinero? ¿Quién se hace cargo de los gastos de la casa?

Lanzoni: La economía del hogar es compartida en todos los sentidos, no estamos pendientes de quién hace una cosa o la otra, va fluyendo de manera natural.

Noticias: Con Fantino llevan ocho años de matrimonio, se casaron cuatro veces y van por la quinta. ¿Por qué esa recurrencia con el casamiento?

Lanzoni: Aquí nos casamos sólo por civil y la ceremonia religiosa la fuimos postergando para el año siguiente y ahora esperaremos a tener hijos. Después nos casamos en Brasil, París, Las Vegas y en diciembre será en Phuket, Tailandia. En Brasil hicimos una ceremonia divina en la playa con un pai, y en París vimos Notre Dame y dijimos: “Uyyy, qué lindo”. Nosotros lo llamamos casamiento, pero son bendiciones a la pareja, una renovación de votos, una reconfirmación simbólica del amor.

Noticias: Tienen un estilo de pareja singular que les funciona muy bien. Desde el principio durmieron en cuartos separados y ahora planean casas separadas.

Lanzoni: En realidad, estamos planificando la llegada de hijos y queremos organizarnos. Los dos somos muy despelotados, de nuestros lugares y nuestras cosas, él con sus libros y sus partidos de fútbol, yo con lo mío de teatro, mi costura y mi lugar para crear, que es sagrado. Yo soy más histérica y muy celosa de mis espacios, no me gusta que entren a mi cuarto, que lo desordenen, ni siquiera tengo televisor allí. Y ahora queremos construir un espacio dentro del mismo terreno, conectado a nuestra casa, que va a terminar siendo como una casa también, para que todos estemos más cómodos y podamos compartir.

Noticias: ¿Diría que su pareja es evolucionada?

Lanzoni: Cada pareja es un mundo aparte. Lo único que funciona es el respeto, el amor al otro, mirarlo, confiar en él. Después, dormir juntos o separados depende de cada uno. Hay gente que necesita tener al otro al lado todas las noches. Nosotros estamos perfecto así y nos llevamos increíble. Pero no me animo a recetarlo, el que quiera probarlo y le funciona, buenísimo.

Noticias: Su marido siempre tuvo éxito con las mujeres. ¿Usted tuvo que lidiar con eso?

Lanzoni: Yo no soy celosa y me guío por la esencia de la persona, me interesa eso, no las formas, tengo una mirada distinta, quizás. El hombre que yo conozco es un tipo maravilloso, increíble y, además, es superfeliz.

Noticias: Sin embargo, hace dos años lo dejó durmiendo fuera de casa una noche porque no le gustó la actitud que había tenido con la modelo Sofía Clerici en “Animales sueltos”.

Lanzoni: Sí, pero no me gusta controlar ni estar encima. Hay una solidez, algo que va más allá. Yo sé que podríamos no estar juntos e igual nos tendríamos. Era un pibe joven, lindo, le iba bien, ¿cómo no iba a tener muchas chicas? Si tuvo mil mujeres, genial, lo aplaudo. No me preocupa lo que pasó antes, pero a partir de que empezamos una relación de amor se supone que todo eso quedó atrás.

Noticias: ¿La infidelidad es una traición?

Lanzoni: No sé si la infidelidad se comete adrede, me parece que tiene que ver más con uno mismo. Yo creo en la fidelidad y en el amor para toda la vida. Pero no está comprado y hay que construirlo todos los días. Yo apuesto y trabajo para eso.

Noticias: Durante años decidió no tener hijos. ¿Por qué cambió de opinión?

Lanzoni: No es que no quise, estuve muy concentrada en el laburo y en poder vivir de mi carrera. Soy muy estricta con eso, no nací para que alguien me mantenga. Después nos pareció mejor esperar, priorizar el trabajo, los viajes, no era el momento.

Noticias: ¿Qué le hace sentir que ahora es el momento?

Lanzoni: Hay una cosa que baja que no puedo explicar muy bien y baja en dupla, le pasa a la pareja, los dos lo manifestamos a la vez. Es algo como sagrado. Siento que es el momento. Igual, primero voy a cumplir los compromisos laborales porque quiero disfrutar el embarazo. Y más adelante queremos adoptar también.

Noticias: ¿Y cómo se lleva con Nahuel (22), el hijo de Alejandro?

Lanzoni: Increíble, es un pibe divino, tiene inteligencia emocional, la paso muy bien con él. Y al ver la relación que tiene con su padre me da ganas de agrandar la familia.

Noticias: Existen, entonces, los amores felices.

Lanzoni: Sí, pero hay que dedicarle mucho trabajo y mucho amor. Hace trece años, cuando lo conocí a Ale, algo me pasó y supe que algo iba a pasar entre nosotros. Pero no imaginé que íbamos a terminar casados y recontra enamorados.

 

6 comentarios de “Miriam Lanzoni: “Fidelidad y amor no están comprados””

  1. ESTA CONOCE ” EL IMPENETRABLE ” COMO LAS PROSTI LA PANAMERICANA , A QUIEN LE VA A CAGAR LA VIDA ……. DJDJODER …….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *