Tecnología / 16 de noviembre de 2014

TECNOLOGIA

Cómo detectar nuevos Steve Jobs

El creador de Atari explica los caminos de la innovación y propone una fórmula para identificar talentos.

Por

El ingeniero estadounidense Nolan Bushnell tiene 69 años y dos logros que ayudaron a darle forma al mundo en el que vivimos. Con la creación de la empresa Atari, en 1972, transformó los juegos virtuales, antes restringidos a experiencias universitarias, en un fenómeno de masas. Sin él, es posible que los videogames tardasen una década en ser populares. Pero además, Bushnell fue el primero en percibir el talento de Steve Jobs, que por entonces tenía 19 años. El fundador de Apple lo describía como su mentor. Bushnell busca, nada menos, que “descubrir al próximo Steve Jobs”.

Periodista: ¿Existe realmente una fórmula para incentivar el surgimiento de nuevos Steve Jobs?

Nolan Bushnell: Él tenía 19 años cuando entró en mi oficina de Atari a pedir trabajo. Y lo que se dice sobre sus excentricidades es la más pura verdad. A Steve no le gustaba bañarse, olía mal. Su apariencia asustaría a un ejecutivo tradicional de una empresa tradicional. Pero yo también era joven. Había fundado Atari a los 29 años y fui uno de los pioneros de un modelo de emprendedorismo: aquel en que un joven funda una startup promisoria y con potencial de revolucionar el mundo. Hoy eso es bastante valorizado, pero en los ´70 no era así. En resumen, que yo no era un CEO tradicional. Percibí que Steve tenía lo más importante: aquella chispa en los ojos que solamente tienen los genios de la creatividad. Aposté a ella. Dos años después, cuando resolvió crear Apple, con apenas 21 años, mucho se olvidaron de ella. Un jovencito con la ambición megalomaníaca de revolucionar el mundo parecía ingenuo y destinado a fallar. Por el contrario, yo creo que los jóvenes con buenas ideas deben ser incentivados para que se arriesguen. Le dije muchas veces que los proyectos de un joven soñador tienen todo para ser mejores que los de un CEO tradicional de una multinacional. El resultado es conocido. Steve creó Apple, creó Pixar, y revolucionó nuestra vida cotidiana. La fórmula para identificar talentos es la siguiente: ejecutivos e investigadores, de cualquier área, inclusive fuera del universo digital, deben tener el coraje de apostar por sus ideas. Muchos ejecutivos creen que es peligroso arriesgar. Esa es la política de la mayoría de las empresas. Steve y yo sentimos eso en la piel, de manera extremadamente negativa. Para mí, lo peligroso es no arriesgar. Eliminar la creatividad y la innovación lleva a las empresas a la declinación y, en consecuencia, perjudica a toda la sociedad.

Periodista: Usted vendió Atari a Warner, un gigante del sector del entretenimiento, en 1976. El resultado fue una crisis creativa en la empresa y una pausa en el desarrollo de la industria de los videojuegos. ¿Esa venta no entra en contradicción con su discurso en defensa de la innovación?

Bushnell: Vender Atari a la Warner fue un error enorme. En aquel momento parecía ser lo que había que hacer. Pensé que valía la pena porque íbamos a multiplicar millones de veces la llegada de nuestros productos. Pero Warner adoptó la típica postura de las grandes corporaciones y resolvió llevar la compañía por un camino considerado seguro por sus ejecutivos. Transformó a Atari en una simple grabadora de juegos comerciales, olvidando que éramos, sobre todo, un núcleo de creatividad, de novedades. Fue horrible. Teníamos, por ejemplo, la idea de crear el primer videogame multijugador. Como la internet que conocemos hoy no existía, usaríamos los cables de telefonía para transmitir informaciones del juego a los jugadores. En cierta forma, anticiparía también lo que es la web para las masas. La Warner tuvo miedo de apostar y resolvió terminar el proyecto. Y esa era solo una de nuestras ideas. Finalmente, fui apartado de la empresa.

 Conseguí tu revista online

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *