Motores / 26 de noviembre de 2014

MOTORES

El “escarabajo” siempre joven

La silueta cabrio del Beetle Cabrio 2.0 TSI atrae miradas. Respuesta deportiva y sofisticación.

Por

Si hubiese que hacer una lista de los autos que son considerados fenómenos de la industria, sin duda que en los primeros puestos aparecería el Volkswagen Escarabajo. Pocos autos tuvieron tanto protagonismo como este que nació en 1938 en la Alemania nazi. Fue a fines de 1945, pasada la Segunda Guerra, cuando comenzó su producción en gran serie para convertirse en el verdadero “auto del pueblo”. La última unidad salió de las líneas de montaje México, en 2003, completando un ciclo de casi 22 millones de vehículos distribuidos en el mundo.Por ello es indiscutidamente el auto más vendido de la historia en una misma plataforma o generación.

Hace unos meses se presentó en la Argentina la última generación que se denomina The Beetle, que incluye una variante con techo descapotable. Con mayores dimensiones que su antecesor (de 1998) luce un techo menos arqueado y altura rebajada, ganando musculatura. Sus líneas conservan la simpatía de antaño, pero con notas deportivas y reminiscencias del Porsche 911.

El espacio interior también creció, sobre todo en las plazas delanteras, ya que atrás sigue resultando un poco ajustado. El motor 2.0 TSI, con turbocompresor es versátil y a la vez pasional, con un rendimiento en alta que queda expresado en sus excelentes aceleraciones: menos de 7 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h . Ayuda mucho la sofisticada caja DSG de doble embrague, cuyas seis marchas están muy bien aprovechadas, lo que agrega emoción al pisar a fondo.

A diferencia de la versión con techo duro, este cabrio presenta algunas vibraciones estructurales, propia de los autos sin techo que se hacen notar en los empedrados o calles irregulares. Pero a cambio, se puede disfrutar del cielo como único techo: solo basta accionar una tecla para que en pocos segundos se pliegue la capota.

Ofrece un razonable equipamiento, aunque adeuda una rueda de auxilio (posee sistema run flat), regulación eléctrica de las butacas y el GPS debería ser de serie en lugar de opcional.

 

Comentarios de “El “escarabajo” siempre joven”

  1. Las vibraciones no se si son del todo achacables al modelo cabriolet. Porque estan las calles de Argentina en un estado similar a una post guerra. Ni hablar las calles de barrios como San Telmo, La Boca ó Pompeya. De verguenza pars el turismo q nos visita. Y lo mismo ó peor las aceras. Soy argentina y resido en Tenerife. Estuve en enero y nunca vi tan abandonada nuestra ciudad de Bs.As.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *