Zoom / 25 de Diciembre de 2014

Ho, Ho, Ho, Glup

Aún cuando muchas veces sentimos que, tras un año intenso, nos tapó el agua, las fiestas siempre son un buen momento para asomar la nariz más allá de la superficie. Para mirar alrededor. Para reconocernos en el otro. A veces con asombro, como en el caso de este pingüino emperador, en el Marineland de Antibes […]

Aún cuando muchas veces sentimos que, tras un año intenso, nos tapó el agua, las fiestas siempre son un buen momento para asomar la nariz más allá de la superficie. Para mirar alrededor. Para reconocernos en el otro. A veces con asombro, como en el caso de este pingüino emperador, en el Marineland de Antibes (Francia), atónito ante la visita anticipada de Papá Noel. A todos, dentro o fuera del agua, feliz Navidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *