Deportes / 27 de diciembre de 2014

TODOS AL AGUA

El waterpolo, pasión nacional

Aunque aún es un deporte amateur, desarrolla una liga nacional competitiva y entrena a un seleccionado que compite a nivel mundial.

Por

Fin de año llega, como siempre, con la tensión de los grandes finales de ciclo, pero también con la alegría de las mejores cumplidas. La ansiedad por conseguir títulos o estar entre los mejores eleva al máximo el nivel de competencia. El waterpolo nacional no es la excepción y con el Súper 6, el torneo que reúne a los mejores del año, la pasión por llegar bien alto se palpita, más allá de que el solo hecho de estar en esa elite, de estar entre los mejores, ya sea un motivo válido para festejar. El torneo más relevante llegó a su fin y los atletas ya se preparan para los desafíos del seleccionado nacional.
La preparación. “La pileta no perdona” es una frase que repiten casi como un mantra todos los deportistas que realizan su actividad en el agua y es no es por nada: el cansancio o la falta de entrenamiento se multiplican en los músculos cuando se está sumergido. “La preparación física para este deporte es fundamental, nosotros entrenamos cuatro veces por semana para lo que es la liga y para el Súper 6 se intensifica un poco más y se hace hincapié en la velocidad; además de muchos trabajos de tiros al arco flotación, y trabajos específicos de situaciones de juego”, explica Ramiro Veich jugador de Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires. Federico Buceta, Boya (lo que sería un pivote en otros deportes) de SUTERH agrega: “La liga nacional término hace más de un mes, y SUTERH término en tercer puesto detrás de Gimnasia de Rosario y Sportmen de Rosario. Desde ese momento comenzamos una pretemporada enfocada en este torneo, entrenando cuatro veces por semana en el agua dos horas y media cada espacio, y algunos fines de semana en doble turno. Sumando tres veces por semana entrenamiento en el gimnasio”.
La gran demanda física que requiere esta actividad obliga a que el entrenamiento sea constante y el descanso mínimo. “Después del último día de competencia del Súper 6, tenemos una semana de vacaciones y después comenzamos con la pretemporada para el torneo Argentino de Marzo”, completa Buceta.
Elite. Como ocurrió en el 2013, Gimnasia y Esgrima de Rosario se alzó con el título de campeón de este torneo relámpago que reúne a los mejores seis equipos del Waterpolo, que se realizó en las piletas del Parque Sarmiento en Saavedra.. El equipo ganador no contó con su figura, Iván Carabantes, y su entrenador les dio minutos de juego a varios juveniles que juegan en el equipo B. A pesar de este recambio, GER se coronó luego de derrotar el lunes 8 de diciembre por la mañana a Sportsmen 13-9 en la última fecha del campeonato. GEBA, el subcampeón (ganó cuatro partidos y cayó ante GER en la segunda fecha), se quedó con el consuelo de tener en sus filas a Remiro Veich, que fue el goleador y mejor jugador del certamen con 22 anotaciones. El podio lo completó SUTERH que repitió el tercer puesto conseguido en la liga y Diego Malnero se quedó con el logro de ser la valla menos vencida (recibió solo 30 anotaciones). Regatas, al igual que SUTERH, obtuvo la misma posición en la tabla que en la liga. River, otro de los equipos con mucho recambio y la aparición de varios juveniles entre los titulares, se quedó con el quinto lugar del Súper 6 aunque con un punto positivo para destacar: fue el único equipo que le sacó puntos al campeón, producto de un empate 7 a 7 conseguido en la cuarta fecha. Una sorpresa del certamen fue que el campeón de la Liga salió último por segunda vez consecutiva en un Súper 6. Sportsmen, que no contó con varios de sus titulares, se despidió del certamen con todas derrotas.
En la rama femenina –donde se realizó un Súper 3–, Sportsmen, campeón de la liga, se impuso 14-6 a UNLaM y consiguió su segundo título en el año.
En crecimiento. Como tantos otros deportes que se realizan en nuestro país de forma amateur, la posibilidad de competir en igualdad de condiciones con las potencias mundiales tiene sus dificultades. “La actualidad del waterpolo nacional es un tema complicado, yo creo que creció pero hay que replantearse algunas cosas. Por ejemplo, la planificación y organización de esta liga fue mala, jugando cada mucho tiempo; hubo un excesivo receso entre los partidos, muchos días sin competencia, y la competencia día a día es una de las claves para crecer a nivel nacional e internacional. Reconozco que en este último tiempo se avanzó mucho y la brecha es más corta con respecto de las potencias, pero es una cuestión de infraestructuras políticas para el deporte, entre muchas cosas más, y haciendo las cosas bien no creo que estemos tan lejos”, afirma Veich.
Por su parte, el jugador de SUTERH y ex jugador de Independiente (practica este deporte desde hace casi quince años) suma su opinión al respecto: “El waterpolo nacional viene creciendo a lo largo de los últimos años, gracias al apoyo del ENARD, obtuvimos un bicampeonato sudamericano de primera división, aunque en el último sudamericano Argentina perdió la final por amplio margen con Brasil, que se prepararon de una manera distinta, trajeron a Ratko Rudick [ex jugador y entrenador croata, medallista olímpico en ambas funciones] y hasta nacionalizaron jugadores para reforzarse. Estados Unidos, España, Italia, Croacia, Montenegro y Serbia están por encima nuestro”.
La selección argentina de waterpolo logró en este 2014 uno de los principales objetivos que se propusieron: la clasificación a los Juegos Panamericanos de Toronto del año próximo. Aunque quedó el sinsabor por no haberse consagrado en el sudamericano realizado en Mar del Plata y debió conformarse con el valioso subcampeonato luego de perder la final con su par de Brasil por 14-6.
Para llegar a la final, la selección nacional había superado en las semifinales a Colombia por 11 a 9. En tanto, en la fase previa, los triunfos fueron frente a Chile por 31 a 2, Ecuador por 12-3 y Venezuela por 18-5. Otro momento destacado de este deporte en materia de selecciones fue la participación del equipo juvenil Sub-18, que obtuvo el 16° lugar en el mundial de la categoría realizado en Estambul, Turquía.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *