Showbiz / 15 de Enero de 2015

Un verano sin muchas sorpresas

Mar del Plata y Villa Carlos Paz: los dos polos teatrales tradicionales repiten fórmulas. Figuras reconocidas y bajos costos.

Por |

Estalló el verano, diría Crónica. Y la temporada teatral tanto en Mar del Plata como en Villa Carlos Paz ya está en plena acción para sobrellevar su intento anual de facturar a pesar de la malaria, las ya no tan nuevas tendencias en materia de turismo –la gente vacaciona más veces al año, pero más corto– y la competencia feroz.
En Carlos Paz hay esperanza: los buenos niveles de reservas hoteleras hacen que los productores teatrales confíen en que quizás este año sea mejor que los anteriores. Frente a la merma en la cantidad de viajeros al exterior producto de las trabas impuestas para la compra de dólares, el turismo interno se ha visto fortalecido. Según estimaciones de la Asociación Hotelera y Gastronómica de la ciudad cordobesa, esta temporada será buena.
En lo que concierne a entretenimiento, Villa Carlos Paz recibirá por los tres meses del verano a más de veinticinco espectáculos que se presentarán en diecisiete espacios diferentes. Florencia de la V (que regresa después de un año sabático), Moria Casán, Gustavo Bermúdez, Miguel Ángel Rodríguez, Anita Martínez y Bicho Gómez –ah, lo que convoca tener una figurita “de Tinelli”–, Florencia Peña, Mariano Iúdica, Gladys Florimonte, Diego Ramos, Loly Antoniale, Emilio Disi, Freddy Villarreal, Luciana Salazar, Diego Reinhold, Aníbal Pachano e Iliana Calabró son algunas de las muchas figuras cuyos nombres adornarán las marquesinas. Sí, la oferta es amplia. Sí, el riesgo de depredarse mutuamente es alto y puede conspirar contra el éxito de algunos, toda vez que el público debe repartirse entre las diferentes propuestas.
La más cara. Con una inversión de 20 millones de pesos, “Priscilla, la reina del desierto” es una apuesta inusual para la plaza cordobesa. Para Daniel Falcone, productor y periodista especializado en teatro: “Los musicales nunca ganan, eso es histórico en el país. En este caso compraron los derechos por seis años y los productores van a aprovechar para recuperar el dinero como sea. Esta puesta es más económica que la original, ya que no va a haber orquesta en vivo ni el colectivo se va a mover. En Córdoba los actores cantarán sobre una pista, mientras que en Buenos Aires había nueve músicos”.
Durante la temporada pasada se vendieron entre 350.000 y 400.000 entradas a los diferentes espectáculos. Este año, los productores aspiran a mejorar ese número. Y coinciden en que Carlos Paz es una plaza teatral de jerarquía, no solo a nivel nacional sino latinoamericano, relegando por ejemplo a Mar del Plata, por la calidad de las puestas. En este sentido, destacan que este verano habrá una media docena de shows cuya producción supera los seis millones de pesos.
Uno de los productores más reconocidos del país, Carlos Rottemberg, destaca el hecho de que Villa Carlos Paz es una plaza teatral que sin dudas se ha desarrollado mucho estos años y recordó que “las cifras del 2014 crecieron un punto con respecto al año anterior”.
Desde la Asociación Argentina de Empresarios Teatrales (AADET) sostuvieron que la temporada seguirá siendo redituable porque la gente –el turista– consume los espectáculos que se ofrecen. “Vienen turistas de todo el país y, algunos, solo por ver a sus figuras de cerca. Claramente, el condimento del éxito es que el turista que va a ir siempre porque es algo que por ahí en su provincia no ve. Le puede ir mejor o peor a una plaza pero gente siempre van a convocar”, destacan.
Apuesta marplanauta. La cartelera teatral marplatense tendrá una combinación algo explosiva de clásicos y no tanto: “La Nona” (con Pepe Soriano), “Leonas” (con Carmen Barbieri y Nazarena Vélez) y “Escenas de la vida conyugal” (con Ricardo Darín). Los espectáculos de ¿humor? ¿variedades? ¿revista? con títulos haciendo juegos de palabras son una casi marca registrada (del mal gusto) del balneario, que este año incluirá “Regatos salvajes”, “Tu cola me suena” y “Cuatro colas y un funeral”.
Dos espectáculos que triunfaron en Buenos Aires –“Dos pícaros sinvergüenzas”, con Guillermo Francella y Adrián Suar, dos de los pocos actores capaces de cortar tickets hasta en medio de una hiperinflación en la Antártida; y “Estás que te pelas”, el musical protagonizado por Carlos Casella y Griselda Siciliani– se lanzan también a repetir hitazo en la costa. “Yo soy así”, el show de Fátima Flórez que fue el boom del verano pasado busca repetir laureles, mientras que la “Stravaganza” de Flavio Mendoza se decidió por el formato de “teatro-franquicia”: bajo la misma marca, tendrá shows en Mar del Plata y Villa Carlos Paz.

 

Comentarios de “Un verano sin muchas sorpresas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *