Personajes, Sitios Externos / 21 de Febrero de 2015

Cachorro López: “Me encanta componer por encargo”

Ganó once Grammys, trabajó con Calamaro, Vicentico, Julieta Venegas y otros. Excesos y las cortinas de “Graduados” y “Farsantes”.

Una flor del beso, de rojo intenso, asoma por encima de un paredón gris cemento. Del portero eléctrico la voz de Cachorro López invita a pasar, y un timbre destraba una hoja del portón. Jardincito, recepción, pasillo, cocina-living-comedor, puerta, cubículo y dos puertas al estudio de grabación. Como dos peceras que se miran con un vidrio que las separa: de un lado micrófonos, butacas, y ya a estas horas, penumbra y silencio. Del otro, una consola, una notebook, teclados, once Grammys exhibidos sobre una mesa, discos, doce guitarras acústicas y eléctricas, más dos que cuelgan de una pared. La azul es su preferida, y la otra la dejó Vicentico después de una jornada de grabación hace unos años, aunque también en la actualidad pasa muchas horas en esta sala porque prepara su próximo material.
Cachorro López acomoda su metro noventa en un extremo del mullido sillón de cuero blanco y estira sus largas piernas sobre una silla con rueditas. Pasa ocho horas diarias en este estudio y mucho tiempo en este sofá, pieza importante en su historia laboral. Sentado acá compuso la música para el tema “Creo que me enamoré”, de Vicentico, que le valió un Grammy como compositor de la mejor canción de rock. Otros dos fueron como productor del año y el resto por discos de Andrés Calamaro, Julieta Venegas y el grupo mexicano Belanova, entre otros reconocidos artistas que aprovecharon el know-how musical del ex “Abuelo de la Nada”.
Noticias: Trabajó con artistas muy diferentes: Diego Torres, Miranda!, Natalia Lafourcade, Cristian Castro… ¿bajo qué criterios selecciona sus trabajos?
Cachorro López: Tiene que gustarme lo que hace y que tenga sentido nuestra relación porque voy a poder aportarle algo. Que el momento de grabar sea placentero y fluido. En estos años grabo solo lo que me gusta mucho. No soy una persona encasillada que escucha un solo tipo de música, me volvería reiterativo. Grabar con artistas diferentes me refresca.
Noticias: Se convirtió en uno de los productores más prestigiosos, ¿le mandan muchos discos para escuchar?
López: Si, no puedo escuchar todo lo que me mandan. Generalmente me contratan sellos o artistas más establecidos. No soy caza-talentos, porque tenés que apadrinar un proyecto y en cierto punto hacerte cargo de alguna cosa media empresarial para que funcione un artista que no tiene carrera, y no tengo esa habilidad. Me gusta grabar y después que el disco siga su curso, no estar involucrado en nada posterior.
Noticias: ¿Cuánto pueden llegar a cambiar los temas que traen los artistas, en este estudio?
López: A veces poco, otras mucho. Algunos temas se hacen acá. Hay discos que se han compuesto en el estudio. Cuando no me gusta algo se los digo. Es como un laboratorio. Acá se va probando y vamos tocando.
Noticias: ¿Le pasó de sentir que algún hit es más suyo que del supuesto autor?
López: No. A veces pasa que tu participación le hizo un clic al tema sin el cual no hubiera sido el éxito que es. Pero también está la posibilidad de que otra persona con un encare diferente hubiera logrado lo mismo. Así que no es un asunto para preocuparse, realmente.
Noticias: Grabó las cortinas de “Graduados” y de “Farsantes”, ¿hay prejuicio en el ambiente de los músicos con este tipo de trabajos?
López: Te voy a decir una cosa, no sé si es por los malos tiempos o qué, pero hoy en día le ofrecés a cualquier músico componer una cortina para televisión y hacen cola. Tiene que ser alguien muy extremo para que no acepte. La de “Graduados” la compusimos con Chano (N. de R: Charpentier, de Tan Biónica) y con Sebastián Schón, mi socio. Y la de “Farsantes”, que era un bolero tradicional, con Vicentico. Me encanta componer por encargo, me divierte mucho.
Gerardo Horacio López Von Linden, su verdadero nombre, estudió en un colegio de Belgrano. Como era alto, con manos grandes y algo torpe, sus amigos del rugby lo asociaron con un cachorro y comenzaron a llamarlo así. Antes de terminar la secundaria encontró en la música una pasión y deseó que por ese camino continuase su destino. Estudió bajo, pero no encontraba un círculo de músicos para relacionarse. A los 21 años se decidió y emprendió un viaje “hippon” a Ibiza. En las playas del Mediterráneo conoció a Miguel Abuelo y comenzaron a proyectar lo que sería “Los Abuelos de la Nada”. “Nos conocimos en una reunión y nos llevamos bien. Él vivía con una novia y me fui con ellos un tiempo, pasábamos el rato tocando y quedamos enganchados. Cuando me lo crucé a Miguel hacía siete años que vivía en Europa. En la primera etapa fundacional del rock argentino él había tenido los primeros “Abuelos…”, donde tocaba Pappo, Pomo… Después empezamos un proyecto y adoptamos el nombre de su viejo grupo”, recuerda el músico.
Noticias: El primer disco de “Los Abuelos de la Nada” lo produjo Charly, ¿cómo fue ese encuentro?
López: Gustavo Bazterrica, que había tocado con él, le mostró el material y se interesó en producir. Fue una buena manera de empezar. Charly era un ídolo y un músico impresionante. Estar en contacto con él era muy fuerte para mí, una influencia muy grande. Después de grabar Charly me invitó a tocar con él en una gira. En esos meses notamos que el disco había crecido y de golpe éramos un grupo superpopular. Cuando tocamos en Ferro con Charly, como teloneros, la gente conocía las canciones, las coreaba y estaba superexcitada y medio nos asombró. Meses después cortamos la actividad con Charly y llenamos dos Obras. Era un momento mágico, increíble para nosotros.
Noticias: ¿Cómo le cayó, con 25 años, tanta popularidad de golpe?
López: Lo tomamos bien. Éramos un grupo de personajes divertidos, energéticos y nos dábamos mucha manija entre nosotros.
Noticias: Muchos músicos de su generación terminaron mal, ¿cree que tuvo suerte o siempre fue consciente del riesgo de los excesos?
López: Llegué a portarme muy mal, como todos, pero tengo una especie de ancla y también una tendencia a la vida sana y familiar. Supongo que hubo suficiente balance, tal vez buena genética, y estoy sano.
Noticias: ¿Está casado?
López: No, pero tengo una novia hace ocho años. No convivimos. Pero no quiero hablar de esto, prefiero hablar de música y de trabajo.
Noticias: ¿La producción le interesó desde sus primeros pasos como músico?
López: Nosotros grabábamos sin que se asignaran roles, porque no los había. Pero yo estaba más pendiente de cómo era la grabación y todo eso. Andrés (Calamaro) en esa época también estaba muy interesado en eso. El tercer disco, que era “Himno de mi corazón”, fuimos a grabarlo a Ibiza a un estudio genial y había un ingeniero inglés y nuestro manager nos preguntó, porque nosotros teníamos fama de ser revoltosos, quién sería el interlocutor, y todos dijeron Cachorro. Ahí medio que quedó la idea de que yo podía ser productor, hasta entonces no lo había pensado. Yo estaba en un grupo, y no pensaba en otra cosa.
Noticias: ¿Hubo un momento particular en el que decidió dedicarse por entero a la producción o se fue dando?
López: Cuando se cortó nuestra primera etapa con los “Abuelos…” me enganché con Miguel Mateos y me fui de gira por toda Latinoamérica. Y en los interines produje un par de discos y después decidí no seguir de gira y trabajar en el estudio. Me gustó más la producción que estar de gira permanentemente.
Noticias: ¿Qué le disgustó de la gira y qué le atrajo de la producción?
López: Cuando estás de gira tocás el mismo repertorio todas las noches durante mucho tiempo y por cada hora que estás en el escenario, estás diez en aviones, hoteles, ómnibus… Ahora trabajo acá y tengo este estudio a quince minutos de mi casa, me paso ocho horas diarias haciendo música diferente, y pasan artistas. Es una actividad musical constante y muy variada. Soy una persona muy inquieta y me resulta más atractivo.
Noticias: ¿Cuáles son los principales cambios del rock de los `80 al que se escucha hoy?
López: Uff, han pasado civilizaciones… pero siempre hay cosas interesantes. Antes la gente tendía más a aceptar un disco entero, un artista entero. Ahora está eligiendo los temas que le gustan por la web y entonces se perdió un poco la noción de escuchar un álbum entero de principio a fin. El disco no es tan juzgado como un todo, sino por un tema que se destaque. Eso cambia la manera en la que se producen.
Noticias: ¿Qué siente frente a los premios que recibió como productor?
López: Es divertido que te nominen y es lindo cuando lo ganás. Es un motivo de fiesta y tal vez en la industria te ayude un poco pero tampoco es para creerse mucho, porque a veces se ven nominaciones disparatadas y tampoco es posible decir cuál es el mejor disco, o el mejor productor. Es todo subjetivo.
Noticias: ¿Nunca más tuvo ganas de formar una banda?
López: Algunas veces pensamos en hacer unos proyectos puntuales con un par de amigos. Tal vez algún día haga alguna cosa. De vez en cuando me invitan a tocar un par de temas en algún show y me divierto, pero de ahí a la gira hay un trecho.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *