Política, Sitios Externos / 21 de Febrero de 2015

Poder, goce y justicia

Nueva condena para María Julia Alsogaray y Boudou procesado.

Esta semana, mientras los argentinos tramitaban dolorosamente –una vez más– los síntomas del fin de ciclo político-económico, asomó tímidamente en la agenda mediática otra condena judicial contra María Julia Alsogaray, que carga en su humanidad el peso de ser símbolo de varios traumas de la República.

Como funcionaria clave del entonces presidente Carlos Menem, ella encarnó la soberbia del alto funcionario cuando se encuentra en la cresta de la ola: intocable, impune, caprichoso y sin pudor. Su aversión a los límites administrativos consagrados por la Constitución recuerdan una de las grandes deudas de la democracia, que no ha cambiado la lógica heredada de las dictaduras, según la cual quien está en el cenit de su poder hace lo que se le da la real gana, sin dar muchas explicaciones a nadie, aunque Dios y la patria se lo demanden.

NOTICIAS desnudó literalmente esa aberración simbolizada por María Julia (entre otros menemistas de los ’90, que en muchos casos devinieron kirchneristas de esta última década supuestamente ganada) en aquella tapa antológica, donde la funcionaria mostraba piel y pieles, en un gesto de seducción desafiante y festivo, que prefiguraba la erotización extrema del ejercicio del poder registrada para siempre en las cadenas nacionales de Cristina Kirchner. El patético protagonismo del vice playboy Amado Boudou, a quien acaban de confirmarle su procesamiento, también abona la idea de que, en la Argentina, el poder se goza o se pierde.

María Julia, intocable judicialmente en los ’90, también es un ícono de la lentitud estratégica de los tribunales de la nación, que solo se animan a condenar cuando ya casi es demasiado tarde para que la sentencia tenga un efecto ejemplificador para la transparencia institucional. Así y todo, ella es acaso la única funcionaria de alto rango castigada por los jueces en las últimas décadas.

¿Será el karma futuro de las mujeres demasiado poderosas?

 

4 comentarios de “Poder, goce y justicia”

  1. CASTIGADA????.

    Tan solo la embargaron, JAMAS estuve presa, de que castigo me hablan??
    La culpa no es de la revista, pero uno lee la nota y pareciera que la mina paso por un suplicio y la verdad es que le robo al pueblo y anda lo mas pancha. Hasta seguro que algun milloncito que no descubrieron debe tener por ahi.

    Si esto es el ejemplo de lo que les espeta a los k, ahora entiendo como no se calientan y siguen afanando y dejando pruebas por todos lados.

    HASTA QUE ESTA LAKRA NO ESTE TRAS LAS REJAS Y POR LOS AÑOS QUE LE CORRESPONDE, LOS AFANOS AL PUEBLO VAN A SEGUIR.

    En USA, los que evaden impuestos casi se los compara con asesinos y aca una banda roba y no soslo unos pocos y tal parece que ele embargo consiste en un 40% de lo que se roba..

    NEGOCIO REDONDO NO?… LA NOTA TENSRIA QUE HABER TENIDO DE TITULO.

    “LA PASE BOMBA Y SIGO HACIENDOLO”.

  2. Maria Julia estuvo presa y sigue con juicios porque no vino del peronismo o radicalismo. Sino cualquiera de los dos partidos hubieran cambiado figuritas como haciamos en la escuela hace mucho y … aca no ha pasado nada.

  3. María Julia se transformó en un ícono de la corrupción de los 90. Su soberbia le hizo creer que lo que ella obtenía ilegalmente lo merecía porque era “muy eficiente”. Muchos de sus colegas, mas corruptos que ella, vienen zafando porque son PJ, y, como sabemos, la mafia se protege ¿Caerán también, de una buena vez ,TODOS los corruptos del peronismo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *