Política, Sitios Externos / 22 de Febrero de 2015

Final y polémica: Freyre abandonado

Tras su último escándalo, el marido, José Di Bello, anunció que tramita el divorcio.

Por

Se quedó solo. Es que, aunque está acostumbrado a provocar en Twitter, Alex Freyre dio un paso en falso: “Néstor hace pis”, escribió el miércoles 18 cuando la lluvia empezaba a mojar a los manifestantes que marchaban hacia Plaza de Mayo. Las críticas llegaron desde todos los sectores, incluso desde la militancia kirchnerista y hasta de su propio esposo, José María Di Bello. “Se hace muy complejo seguir esperando ‘el momento oportuno’ para comunicar que hace meses que estamos separados y ya en proceso de divorcio”, anunció esa misma noche, también en la red social. El primer matrimonio entre personas del mismo sexo no tiene un final feliz.
Freyre y Di Bello se habían casado en Tierra del Fuego en el 2009, antes de la sanción de la ley de matrimonio igualitario gracias a una autorización judicial conseguida por los abogados de la Federación LGTTBI. Siempre vistiendo chalinas rojas para concientizar sobre el HIV, acompañaron al año siguiente el debate parlamentario. Desde entonces, la sintonía con el oficialismo fue total: tuvieron asistencia perfecta a los actos de gobierno y sumaron cargos públicos. Freyre es presidente del Archivo de la Memoria de la Diversidad Sexual y trabaja en Senado TV, igual que Di Bello: cobran unos 25.000 pesos cada uno por la conducción de un ciclo semanal llamado “Artículo 16”, de futuro incierto. El ingreso de ambos lleva la firma del vicepresidente Amado Boudou y data de los tiempos en los que ostentaban en las redes sociales su amistad con Agustina Kämpfer, entonces pareja de Boudou.
Reincidente. No es la primera vez que Freyre desata un escándalo en las redes sociales. En octubre ya había generado un amplio repudio después de apelar al HIV para atacar al bailarín Aníbal Pachano por su apoyo a Sergio Massa: “Anibal Pachano, no hagas planes para el verano 2017 porque vas a estar muerto. Una pena pero si Massa o Macri ganan así será, chantun”, le escribió en una serie de tuits en los que aseguró que cualquier otra fuerza que no fuese el kirchnerismo no iba a garantizar la distribución de medicamentos en los tratamientos contra el sida como el que realiza el artista. Hasta la Fundación Huésped salió a desmentirlo mientras Freyre estiraba la polémica en entrevistas y programas.
“Si la tocan a Cristina #telodijimos”, escribió apenas unas horas después de que se conociera la muerte del fiscal Alberto Nisman, que había denunciado a la Presidenta por encubrimiento del atentado a la Amia. Una vez que consiguió atención, salió a bajar el tono y aclarar que no era admisión ni amenaza. Freyre es cercano a Luis D’Elía, también denunciado: Di Bello es precandidato a legislador porteño del partido Miles, que lidera el piquetero. En estas semanas de silencio mediático tras las escuchas telefónicas que lo involucran, varias veces D’Elía recurrió a las redes sociales para promocionar a su candidato para el que su líder político se ha vuelto curiosamente menos polémico que su propio marido.
“Me volví a equivocar. Mis disculpas más sinceras a todos y todas. Perdónenme, evidentemente no estoy anímicamente bien”, escribió Freyre después de una ola de respuestas virulentas. Di Bello ya no estaba para consolarlo.

Seguí a Marina en Twitter: @mabiuso

 

2 comentarios de “Final y polémica: Freyre abandonado”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *